Facebook Pixel

La Actividad Fisica, Incluyendo Caminar, Como una Manera de Retrasar la Deficiencia Cognoscitiva

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

La Actividad Física, Incluyendo Caminar, Como una Manera de Retrasar la Deficiencia Cognoscitiva

En el año 2003, había casi 40 millones de estadounidenses mayores de 65 años de edad, representando el 12.3% de la población de Estados Unidos. Para el 2030, esta población está proyectada que crezca hasta aproximadamente 71.5 ,millones de personas y representar aproximadamente el 20% de la población. Está considerado como el segmento poblacional de mayor crecimiento.

Conforme las personas envejecen, sus riesgos de enfermedades más crónicas se incrementa. Una de dichas enfermedades es la demencia , la cual priva a la persona que la sufre de su memoria, juicio, habilidades de comunicación y por último, su independencia. Muchas personas que finalmente desarrollan demencia son diagnosticadas primero con una forma más ligera de la enfermedad llamada deficiencia cognoscitiva leve . Estos pacientes aún pueden funcionar de manera independiente aunque se descubra que tienen una deficiencia cognoscitiva significativa.

La demencia es devastadora - emocional, física y económicamente - no sólo para el paciente, sino también para su familia, las personas que lo cuidan y la comunidad médica. Muchos estudios que se han centrado en la demencia han considerado sus causas, tratamiento y prevención. Una cantidad de evidencia cada vez mayor sugiere que la actividad física podría ayudar a retrasar la deficiencia cognoscitiva. Un estudio publicado en la edición del 22/29 de septiembre de 2004 de la Journal of the American Medical Association analizó el impacto de la actividad física sobre la función cognoscitiva en las mujeres de edad avanzada.

Acerca del estudio

El estudio incluyó a más de 18,000 mujeres de 70 años de edad y mayores. (Las mujeres son participantes del estudio en curso Nurses' Health, el cual comenzó en 1976 e incluye a 121,700 enfermeras certificadas.) Los investigadores analizaron la actividad física y la función cognoscitiva de las mujeres.

Actividad Física

Comenzando en 1986, y desde entonces cada dos años hasta que la prueba cognoscitiva comenzara, las mujeres completaron cuestionarios con respecto a sus niveles de actividad física. Se les pidió a las mujeres a que calcularan la cantidad promedio de tiempo que pasaban haciendo actividades físicas específicas a la semana, como correr, trotar, caminar, nadar, andar en bicicleta y ejercicios de baja intensidad como yoga o estiramientos. Las mujeres fueron divididas en cinco categorías basándose en su nivel de actividad física: El grupo 1 tuvo el nivel más bajo y el grupo 5 el más alto.

Debido a que caminar es una de las actividades más comunes y prácticas para adultos mayores, los investigadores decidieron concentrarse en aquellas mujeres que caminaban principalmente para hacer ejercicio. Después de excluir a las que participaban en actividades vigorosas, ellos clasificaron a las demás mujeres en los siguientes cuatro grupos basándose en la cantidad promedio que caminaban a la semana:

  • Menos de 38 minutos/semanales
  • De 38 minutos a 1.4 horas/semanales
  • De 1.5 a 2.8 horas/semanales
  • Más de 2.8 horas/semanales

Prueba Cognoscitiva

La evaluación cognoscitiva fue realizada por teléfono con enfermeras entrenadas que administraron una serie de pruebas diseñadas para evaluar la función cognoscitiva en áreas como memoria trabajando, atención y memoria verbal. Ellas completaron un segundo grupo de pruebas cognoscitivas casi dos años después.

Los resultados

Los investigadores descubrieron que niveles más altos de actividad estuvieron asociados con un mejor desempeño cognoscitivo y una menor deficiencia cognoscitiva. Al ser comparadas con el grupo de mujeres con los niveles más bajos de actividad física, las mujeres con los niveles más altos tuvieron un riesgo del 20% menor de deficiencia cognoscitiva. Los autores del estudio calcularon que el beneficio cognoscitivo fue similar a ser tres años más joven.

Cuando los investigadores analizaron a las mujeres que caminaban con regularidad pero que no participaban en actividades vigorosas, descubrieron puntuaciones cognoscitivas significativamente más altas para las mujeres que caminaron 1.5 horas o más a la semana en comparación con las mujeres que caminaron menos de 38 minutos a la semana.

Además, los investigadores descubrieron que las mujeres en la categoría más alta de actividad fueron menos propensas a fumar y a reportar problemas de equilibrio, por caminar y de fatiga en comparación con las mujeres en la categoría más baja, También, la prevalencia de enfermedad cardíaca, diabetes y enfermedad pulmonar fue menor en las mujeres más activas.

Un segundo estudio publicado en el mismo artículo de la revista analizó la actividad de caminar y la demencia en hombres de edad avanzada. El estudio incluyó a más de 2000 hombres con edades entre 71 a 93 años. Los investigadores descubrieron que los hombres que caminaron la cantidad mínima (menos de .25 millas al día) tuvieron un riesgo 1.8 veces mayor de demencia en comparación con los hombres que caminaron más de 2 millas al día - descubrimientos que nuevamente sugieren que caminar está asociado con un menor riesgo de demencia.

¿De qué manera le afecta a usted?

Aunque los investigadores intentaron controlar otros factores que podrían preservar el conocimiento en la vejez, no es posible concluir de este estudio que fue sólo el ejercicio el que retrasó la aparición de la demencia en estas mujeres. Aun así, es ciertamente razonable concluir que la preservación de la función cognoscitiva sea probablemente uno de los muchos beneficios de hacer ejercicio con regularidad - en mujeres y hombres. Y según los descubrimientos de estos dos estudios, incluso la actividad física moderada - caminar incluso 90 minutos a la semana - puede ayudar a preservar la mente en la vejez.

Si está involucrado en actividad física regular - ¡siga así! Y si no lo hace, platique con su médico sobre cómo desarrollar un programa individualizado para comenzar a ser más activo - esto lo beneficiará tanto física como mentalmente.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

Alliance for Aging Research
http://www.agingresearch.org/

American Geriatrics Society
http://www.americangeriatrics.org/

National Institute of Neurological Disorders and Stroke
http://www.ninds.nih.gov/

National Institute on Aging
http://www.nia.nih.gov/

President's Council on Physical Fitness and Sports
http://fitness.gov/

Fuentes:

Abbott RD, et al. Walking and dementia in physically capable elderly men. JAMA . 2004;292(12):1447-1453.

Forgetfulness: It’s not always what you think. National Institute on Aging Web site. Disponible en: Http://www.niapublications.org/engagepages/forgetfulness.asp. Accedido el 21 de septiembre de 2004.

Statistics on the aging population. Administration on Aging: Department on Health and Human Services Web site. Disponible en: Http://www.aoa.gov/prof/Statistics/statistics.asp. Accedido el 21 de septiembre de 2004.

Weuve J, et al. Physical activity, including walking, and cognitive function in older women. JAMA . 2004;292(12):1454-1461.



Último revisado Sept 24, 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!