Facebook Pixel

La Bebida Moderada Podria Reducir el Deterioro Cognoscitivo

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

La Bebida Moderada Podría Reducir el Deterioro Cognoscitivo

Los problemas con la memoria y función cerebral, incluyendo demencia y deterioro cognoscitivo leve , son comunes con el envejecimiento. Pero estos problemas no son inevitables. Participar en actividades mentalmente estimulantes, hacer ejercicio, comer saludablemente y controlar el estrés podrían ayudar a prevenir la función cerebral. Algunos estudios han sugerido que beber cantidades de ligeras a moderadas de alcohol podría ayudar a reducir el riesgo de demencia, deterioro cognoscitivo e incluso apoplejía .

Muchos investigadores creen que los beneficios cardiovasculares asociados con la bebida moderada podrían traducirse en beneficios cognoscitivos, ya que el daño cognoscitivo y la enfermedad cardiovascular comparten muchos factores de riesgo comunes. Mientras un número de estudios apoya esta noción, algunos han sugerido que los bebedores moderados no mejoran en las pruebas cognoscitivas que los no bebedores.

Hasta ahora, la mayoría de estos estudios han sido relativamente pequeños. Pero un nuevo estudio en la edición de enero 20 de 2005 de New England Journal of Medicine evaluó la asociación entre la ingestión de alcohol y la función cognoscitiva en más de 12,000 mujeres mayores y encontró que beber hasta aproximadamente un trago por día estaba asociado con mejor función cognoscitiva y menor deterioro cognoscitivo en dos años, en comparación con no beber en absoluto.

Acerca del Estudio

Este estudio involucró a 12,480 mujeres del Nurses' Health Study, que incluye más de 120,000 mujeres enfermeras registradas que tenían de 30 a 55 años de edad cuando empezó el estudio en 1976. Cada dos años, las enfermeras terminan un cuestionario enviado por correo sobre su estilo de vida y salud.

Para este estudio, los investigadores identificaron a las participantes que tenían 70 años de edad y más en 1995. Ya que el uso de antidepresivos está relacionado tanto a la ingestión de alcohol como a la cognición, las mujeres que reportaron usar antidepresivos fueron excluidas de este análisis. Las mujeres participaron en entrevistas telefónicas para analizar su función cognoscitiva, enfocándose en la cognición general y la memoria verbal, cuando el estudio empezó y en un promedio de dos años más tarde.

Los investigadores usaron los reportes de la ingestión de alcohol, que eran parte de los cuestionarios bianuales, para clasificar a las mujeres como no bebedoras, las que bebían 1.0 - 14.9 gramos de alcohol (hasta un trago) por día y las que bebían 15.0 - 30.0 gramos de alcohol (1 - 2 tragos) por día. Las mujeres con patrones de bebida inestables y las que bebían más de 30 gramos de alcohol por día fueron excluidas. (Nota: Una cerveza de 12 onzas, un vaso de 4 onzas de vino y 1.5 onzas de licor contienen 13.2, 10.8 y 15.1 gramos de alcohol respectivamente.)

Los investigadores ajustaron los factores que podrían influir la función cognoscitiva y la ingestión de alcohol, incluyendo la educación, los factores de riesgo cardiovaculares, la actividad física, el índice de masa corporal, fumar, las puntuaciones de salud mental, las puntuaciones de energía-fatiga, la integración social y el uso de ciertos medicamentos y suplementos.

Los Resultados

Cincuenta y uno por ciento de las participantes no eran bebedoras, 44% eran bebedoras moderadas (hasta un trago por día) y 5% tenían mayores niveles de beber (1 - 2 tragos por día).

Los investigadores encontraron que las bebedoras moderadas tenían puntuaciones cognoscitivas lilgeramente mejores que las no bebedoras. Las puntuaciones de las mujeres con los mayores niveles de bebida, por otro lado, no fueron significativamente diferentes a las de las no bebedoras.

Comparadas con las no bebedoras, las bebedoras moderadas también tuvieron una reducción del 20% en el riesgo de daño cognoscitivo, así como un riesgo significativamente menor de deterioro cognoscitivo sustancial (definido como un cambio en la función cognoscitiva en el peor 10% del grupo).

Estos resultados fueron consistentes sin importar el tipo de bebida consumida (p.e., cerveza, vino o licor). No obstante, el estudio estuvo limitado porque la ingestión de alcohol fue autorreportada, un método que está propenso al error y a la predisposición. Además, ya que los investigadores no observaron la ingestión empedernida de alcohol y sólo estudiaron a las mujeres por un corto tiempo (un promedio de 1.8 años), no pudieron evaluar los efectos de la bebida empedernida o de la bebida moderada a largo plazo.

¿Cómo Le Afecta Esto?

Los resultados de este estudio sugieren que las mujeres mayores que consumen hasta un trago alcohólico por día podrían experimentar beneficios cognoscitivos. Estos hallazgos apoyan a otros que sugieren que la bebida moderada reduce tanto el riesgo de daño cognoscitivo como el deterioro cognoscitivo en el tiempo.

Los investigadores todavía no saben exactamente cómo el consumo moderado de alcohol afecta la cognición, pero una teoría creíble tiene que ver con sus beneficios cardiovasculares. La bebida moderada ha sido asociada con las elevaciones en el colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL o "bueno") y las mejorías en la función vascular. Muchos investigadores especulan que la bebida moderada también podría ayudar a preservar la función vascular en el cerebro, lo que tal vez podría prevenir apoplejías pequeñas no detectadas y mejorar la función cerebral.

SI usted es una mujer y ya bebe moderadamente, este estudio sugiere que hasta un trago por día podría proteger su cerebro. No obstante, si no bebe, este estudio no sugiere que usted empiece. Es posible que no fuera el alcohol lo que fue protector, sino algunas otras características de las bebedoras moderadas que los investigadores no anticiparon. Y es importante enfatizar que la bebida empedernida está asociada a un riesgo incrementado de apoplejía y enfermedad cardíaca, junto con mayores tasas de depresión, ciertos cánceres, enfermedad hepática y accidentes vehiculares.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

Alcohol
Harvard School of Public Health
http://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/alcohol.html

National Institute of Neurological Disorders and Stroke
http://www.ninds.nih.gov/

Fuentes:

Mukamal KJ et al. Prospective study of alcohol consumption and risk of dementia in older adults. Journal of the American Medical Association . 2003;289:1405–1413.

Reynolds K, Lewis LB, et al. Alcohol consumption and risk of stroke: a meta-analysis. Journal of the American Medical Association . 2003;289:579–588.

Stampfer MJ, Kang JH, Chen J, Cherry R, Grodstein F. Effects of moderate alcohol consumption on cognitive function in women. New England Journal of Medicine . 2005;352:245–253.



Último revisado Enero 20, 2005 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!