Muchas personas están preocupadas por aumentar de peso cuando dejen de fumar. Pero con una dieta saludable y ejercicio regular, este aumento de peso puede prevenirse. Además, adoptar estos factores saludables en el estilo de vida lo harán sentir mejor y le ayudarán a evitar fumar nuevamente.

Dieta

Todos nosotros deberíamos esforzarnos por una dieta saludable, sean cuales sean nuestros objetivos. Pero cuando usted va a dejar de fumar, esto es especialmente importante. Una dieta saludable puede ayudar a prevenir el aumento de peso y puede ayudar a su cuerpo a recuperarse del daño que puede provocar el fumar. Además, adaptarse a sus hábitos alimenticios le da algo en qué enfocarse aparte de en fumar. Por ejemplo, cuando usted tiene ansiedad de colocar algo en su boca o hacer algo con sus manos, tome algunas tiras de zanahoria o palomitas de maíz infladas en lugar de un cigarro.

Cuando usted coma mejor, se sentirá mejor. Y esto ayudará a reforzar lo bueno que está haciendo por su cuerpo al dejar de fumar y adoptar otros hábitos saludables del estilo de vida.

Ejercicio

El ejercicio regular es una gran manera para evitar aumentar aquellas libras y también para perder algunas. Mientras más tiempo pase sin fumar, será más fácil respirar cuando haga ejercicio. Usted querrá comenzar lentamente, pero la clave es participar en una rutina de ejercicio regularmente; comience con 3-4 días a la semana, aunque usted sólo haga 10-20 minutos de ejercicio cada día. Incremente gradualmente el tiempo que pasa cada día. Además, al hacer ejercicio regularmente, usted será menos propenso a comenzar a fumar nuevamente.

Si usted no tiene una rutina de actividad física regular consulte a su médico antes de comenzar a hacer ejercicio.

Para obtener mayor información acerca de cómo iniciar un programa regular de ejercicio, pulse aquí .