Facebook Pixel

La Importancia de la Lactancia para los Bebes Prematuros

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

La Importancia de la Lactancia para los Bebés Prematuros

Image for breast feeding prematures Los bebés prematuros, llamados con frecuencia a pretérmino, llegan antes de las 38 a 42 semanas de gestación esperadas. Gracias a los avances médicos, los bebés prematuros estan sobreviviendo a etapas cada vez más prematuras de gestación. De hecho, aproximadamente el 90% de los bebés que pesan 800 gramos (ligeramente menos de 2 libras) o más, sobreviven hoy en día. Sin embargo, debido a que los órganos prematuros del bebé con frecuencia no están desarrollados por completo, están en riesgo de complicaciones de salud, como problemas respiratorios, infecciones, anemia y presión arterial baja. Dependiendo de las complicaciones que surjan, la nutrición de un bebé prematuro podría inicialmente quedar en un plano secundario. Hasta el momento la leche materna ha mostrado tener una función importante en el mejoramiento de la salud de bebés prematuros.

La Importancia de la Leche Materna

La mayoría de los bebés prematuros no serán capaces de lactar debido a que no son lo suficientemente fuertes y su coordinación para mamar y tragar aún no está desarrollada. También, debido a que el tracto gastrointestinal de muchos bebés prematuros con frecuencia no está desarrollado por completo, deben ser alimentados lenta y cuidadosamente, por lo general a través de un tubo que se coloca a través de la boca que va directamente al estómago. Pero eso no significa que estos bebés no deben recibir leche. De hecho, la leche materna contiene muchos anticuerpos importantes que ayudan a combatir las enfermedades y a prevenir las infecciones, un beneficio decisivo para los bebés prematuros vulnerables. La leche materna también contiene proteínas que estimulan el crecimiento, ayudando a los bebés prematuros a crecer en un ritmo más rápido que los bebés de término completo.

Otro beneficio de la leche materna es que tiene una importante función en la prevención de problemas específicos para los bebés prematuros. Una importante área de estudio ha sido los efectos protectores de la leche materna en contra de la enterocolitis necrosante (NEC por sus siglas en inglés), una grave infección intestinal. Un estudio mostró que los bebés que recibieron leche artificial tuvieron un riesgo de 6 a 10 veces mayor para la NEC que los bebés que recibieron leche materna. Otros estudios revelan que los bebés prematuros que se alimentaron con leche materna estuvieron en un riesgo significativamente menor de cualquier tipo de infección - incluyendo la enfermedad infecciosa potencialmente devastadora llamada meningitis. Las habilidades psicomotoras también han sido estudiadas y los bebés prematuros que recibieron leche materna mostraron mejora en el desempeño cognoscitivo en comparación con aquellos que se alimentaron con fórmulas artificiales.

Tal vez lo más sorprendente es el hecho de que la leche materna está diseñada específicamente para la edad del bebé. Las madres de los bebés prematuros producen leche que es más alta en nitrógeno, proteínas, lípidos, ácidos grasos, vitaminas, calcio y otras sustancias importantes vitales para el desarrollo de un bebé prematuro.

Aunque las madres de los bebés prematuros producen de manera natural leche que está diseñada para las necesidades de su pequeño hijo, la leche de bebés prematuros también podría estar fortificada con complementos llamados "fortificadores de leche humana" para proporcionar el calcio, las vitaminas y las proteínas adicionales necesitadas. La evidencia clínica ha mostrado que los bebés prematuros que recibieron leche materna fortificada experimentaron mejoras en el crecimiento y una mejor situación nutricional.

Aspirando la Leche Materna

Debido a que los bebés prematuros no pueden succionar de manera eficiente, las madres de los bebés prematuros por lo general necesitan aspirar con una bomba la leche para las necesidades de su bebé hasta que el niño sea lo suficientemente fuerte para lactar. Los expertos sugieren aspirar tan pronto como sea posible, de preferencia durante el primer día. Esto es debido al calostro, el primer tipo de leche producida, que está compuesto principalmente de anticuerpos y otras proteínas que sirven para proteger al bebé y para ayudar a su estómago e intestinos a tolerar la alimentación.

Aspirar la leche materna con una bomba ayuda a establecer el suministro de leche. Entre más leche materna sea aspirada, más se producirá, así que aspirar de manera consistente es la clave. Debido a que las madres de bebés prematuros están con frecuencia bajo estrés debido las preocupaciones acerca de su bebé o a un padecimiento de salud física que contribuye al nacimiento prematuro, el suministro de sangre podría fluctuar. Pero los expertos recomiendan persistir a través de las fluctuaciones, ya que una aspiración constante (cada 2 a 2.5 horas durante la mayor parte del día y con interrupciones de trabajo o para dormir no mayores a ocho horas) llevará a un suministro bien establecido.

La aspiración de la leche materna está dividida en dos categorías: Primera leche y leche posterior. La primera leche es la que se extrae durante la primera mitad de la sesión de aspirado. La leche posterior es la que se extrae durante la última mitad de la sesión de aspirado. La leche posterior es la leche preferida para los bebés prematuros debido a que su contenido en grasas es hasta tres veces mayor que la primera leche extraída.

Haciendo la Transición hacia la Lactancia

Una vez que su bebé esté listo para lactar usted notará las señales. Andar buscando es una de dichas señales: Acariciar la mejilla de su bebé hace que esto provoque que voltee su cabeza en la dirección de su mano con su boca abierta, lista para succionar. Otras señales de que está listo incluyen la habilidad de agarrar y succionar, un incremento en el estado de alerta al momento de alimentarlo y el nivel general de comodidad durante la alimentación.

Los bebés prematuros que están acostumbrados a alimentarse a través de un tubo podrían experimentar alguna dificultad cuando aprenden a lactar por primera vez. La aversión oral es una de dichas dificultades y ésta ocurre cuando un bebé asocia las sensaciones poco placenteras con su boca debido a la experiencia desagradable asumida con la alimentación o respiración con tubos. Introducir sensaciones placenteras a la boca del bebé, como colocar un poco de leche materna en sus labios o acariciar suavemente su boca y mejilla puede ayudar a superar este problema.

Otra dificultad es estar empujando la lengua, que es cuando los bebés empujan constantemente su lengua hacia afuera mientras tratan de agarrarse al pecho. Ciertas técnicas de alimentación, como alimentar al bebé con su mentón apuntando hacia abajo o presionar suavemente la lengua hacia abajo, pueden ser enseñadas por un especialista en lactancia. Por último, los bebés muy prematuros podrían tener problemas para coordinar como succionan y tragan, una fórmula para la insuficiencia alimentaria incluso para la aspiración de leche hacia los pulmones del bebé. En la mayoría de los casos coordinar la manera de succionar y de tragar mejora con el aumento de la madurez.

Pensando con Anticipación

La evidencia está abrumadoramente en favor de que los bebés reciban leche materna. Entonces, aunque ninguna madre desea dar a luz de manera prematura, nunca es demasiado temprano para planear cómo alimentará a su bebé. Para casi todos los bebés, el pecho es lo mejor. Y la lactancia es incluso mejor para la mayoría de los que nacen de manera prematura. Al trabajar muy de cerca con el personal del hospital, usted puede asegurar que su bebé obtendrá la mejor nutrición posible.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

March of Dimes
http://www.marchofdimes.com

U.S. Department of Health and Human Services, Office on Women’s Health
http://www.4woman.gov

Fuentes:

Cahill JB, and Wagner CL. Challenges in breastfeeding: Neonatal concerns. Contemporary Pediatrics. 2002;5:113.

Churchill RB, and Pickering LK. The pros (many) and cons (a few) of breastfeeding.

Contemporary Pediatrics. 1998;12:108-119.

Feldman R, and Eidelman A. Direct and indirect effects of breast milk on the neurobehavioral and cognitive development of premature infants. Developmental Psychobiology. 2003; 43(2):109-119.

Nasimento MBR, and Issler H. Breastfeeding: Making The Difference In The Development, Health And Nutrition Of Term And Preterm Newborns. Revista do Hospital das Clinicas. 2003: 58(1):49-60.



Último revisado Febrero 2004 por Lawrence Frisch, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!