Facebook Pixel

La Intervencion con Base Clinica Ayuda a los Fumadores a Dejarlo

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

La Intervención con Base Clínica Ayuda a los Fumadores a Dejarlo

El consumo de tabaco es la principal causa de muerte en los Estados Unidos, siendo el fumar el responsable de más de 440,000 muertes cada año. Dejarlo no es fácil de hacer, pero mucha gente que fuma no obtiene el tratamiento adecuado para su consumo de tabaco.

Las pautas nacionales establecidas por la Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ) recomiendan que todos los médicos aconsejen a sus pacientes que consumen tabaco a dejarlo. Sin embargo los datos sugieren que la mayoría de fumadores no reciben ayuda para dejar de fumar, o incluso consejos para dejarlo, durante una consulta con su doctor.

Un nuevo estudio en la edición del 21 de abril de 2004 del Journal of the National Cancer Institute descubrió que es más probable que las personas dejen de fumar cuando su médico clínico familiar usa métodos basados en pautas para ayudar a que sus pacientes tengan éxito.

Acerca del Estudio

Este estudio incluyó a 2163 adultos que fumaban por lo menos un cigarro al día y visitaban a uno de ocho médicos clínicos familiares en la parte sur de Winsconsin. Los investigadores seleccionaron aleatoriamente cuatro de estos lugares para que fueran lugares de intervención de pruebas y los otros cuatro sitios de control.

En los lugares de control, los investigadores proporcionaron al personal información general sobre las pautas de AHQR. Pero en los lugares de prueba, los investigadores trabajaron con médicos internos (enfermeras y asistentes médicos que documentan el motivo de una visita al consultorio y revisan los signos vitales del paciente) para poner en práctica las pautas AHQR. La intervención de la prueba incluyó los siguientes componentes:

  • Enseñar a los médicos cómo evaluar el hábito de fumar de un paciente y proporcionar un breve mensaje para dejar de fumar a cada paciente
  • Sellar los formatos de los pacientes para recordarles a los médicos que realicen las acciones de las pautas recomendadas
  • Proporcionar asesoría por teléfono y/o parches de nicotina para los pacientes que externaron la voluntad de dejar de fumar en un lapso de 30 días
  • Evaluar el desempeño del médico por medio de entrevistas de grupo e individuales con los pacientes
El personal del estudio llevó a cabo entrevistas por teléfono para dar seguimiento a los pacientes acerca de su hábito de fumar de dos a seis meses después de su visita. Después, los investigadores compararon el desempeño del médico y el hábito de fumar del paciente en los dos lugares.

Los Resultados

El resultado total fue que las clínicas del lugar de prueba fueron más probables de apegarse a las pautas recomendadas y que sus pacientes tuvieron mayor probabilidad de dejar de fumar.

El 73% de los clínicos en los lugares de prueba preguntaron acerca de la voluntad de sus pacientes para dejar de fumar, comparados con el 30% en los lugares de control. Y el 27% de los clínicos en los lugares de prueba ayudaron a sus pacientes a fijar una fecha para dejar de fumar, en comparación con el 1% en los lugares de control.

Un total de 183 participantes en el lugar de prueba recibieron intervención extra después de que indicaron que querían dejar de fumar en un lapso de 30 días. De esos participantes, el 81% terminó por lo menos una sesión de asesoría por teléfono y el 90% recibió la terapia de reemplazo de nicotina.

Los participantes en el lugar de prueba tuvieron mayor probabilidad que aquellos en los lugares de control de reportar abstinencia de fumar en las entrevistas de seguimiento a los dos meses (16% contra el 6%) y en las entrevistas de seguimiento a los seis meses (11% contra 4%). Los participantes que recibieron tanto la terapia de reemplazo de nicotina como la asesoría fueron los que tuvieron mayor probabilidad de dejar de fumar.

¿En Qué Manera le Afecta?

Este estudio sugiere que con el entrenamiento y personal adecuado, las clínicas de cuidado primario pueden incorporar exitosamente pautas para dejar de fumar y reducir los índices del hábito de fumar entre sus pacientes. Además, resalta la oportunidad única e importante de que las clínicas de cuidado primario tiene que exhortar el dejar de fumar.

Actualmente, médicos y enfermeras por igual generalmente tienen poco tiempo para pasar con sus pacientes, por lo que cual con frecuencia renuncian a los intentos de ayudar a sus pacientes a dejar de fumar. Pero este estudio muestra que una intervención eficaz no necesita dejar toda la responsabilidad a los médicos y puede realizarse en tan poco tiempo como dos a tres minutos extras. Igual de importante, muestra que el animar a los pacientes a dejar de fumar sí vale la pena y no debe considerarse una pérdida de tiempo. Aunque el 11% no parece muy impresionante, aplicar este índice de dejar de fumar a toda la nación significaría aproximadamente 500,000 fumadores menos.

Dado que el 70% de personas que fuman visitan a un médico cada año, las intervenciones para dejar de fumar con base clínica son una manera eficiente de llegar a los fumadores. Por lo tanto, las clínicas de cuidado primario y las organizaciones de cuidado controlado, deben tomar en cuenta el implementar pautas estandarizadas para ayudar a los fumadores a dejar de hacerlo. Si tiene éxito, la inversión podría reducir sustancialmente los costos del cuidado de la salud, principalmente a largo plazo.

Si usted fuma y está listo para dejar de hacerlo, hable con su médico. Éste puede proporcionarle parches de nicotina, asesoría y otros recursos para ayudarlo a renunciar y alejarse de los cigarros. Cambiar una conducta como el fumar nunca es fácil. Aunque, por lo visto, el consultorio de su doctor podría ser el mejor lugar para empezar.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Lung Association
http://www.lungusa.org/

TIPS (Tobacco Information and Prevention Source)
Centers for Disease Control and Prevention
http://www.cdc.gov/tobacco/

Fuentes:

Katz DA, Muehlenbruch DR, Brown RL, Fiore MC, Baker TB. Effectiveness of Implementing the Agency for Healthcare Research and Quality Smoking Cessation Clinical Practice Guideline: A Randomized, Controlled Trial. JNCI . 2004; 96(8): 594-603.

Mokdad AH, Marks JS, Stroup DF, Gerberding JL. Actual causes of Death in the United States, 2000. JAMA . 2004; 291(10): 1263-1264.

Schnoll RA, Engstrom PF. Tobacco Control in the Physician’s Office: A Matter of Adequate Training and Resources. JNCI . 2004; 96(8): 573-575.

Tobacco Use at a Glance. TIPS (Tobacco Information and Prevention Source). Centers for Disease Control and Prevention. Disponible en: Http://www.cdc.gov/nccdphp/aag/pdf/aag_osh2004.pdf. Accedido el 21 de abril de 2004.



Último revisado 22 de abril del 2004 por Richard Glickman-Simon

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!