Facebook Pixel

La Mamografia de Exploracion y el Papanicolaou en Mujeres Mayores Puede Ofrecer Poco Beneficio

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

La Mamografía de Exploración y el Papanicolaou en Mujeres Mayores Puede Ofrecer Poco Beneficio

De acuerdo a la American Cancer Society (ACS), el cáncer de seno es el cáncer más común entre las mujeres, aparte del cáncer de piel , y la segunda causa principal de muerte en las mujeres, después del cáncer pulmonar . La ACS también estima que aproximadamente 12,200 nuevos casos de cáncer cervical invasivo serán diagnosticados en los Estados Unidos en el 2003 y aproximadamente 4,100 mujeres morirán de esta enfermedad.

Afortunadamente, las pruebas de detección temprana tales como la mamografía de exploración para el cáncer de seno y la prueba del Papanicolaou para el cáncer cervical, han reducido la mortalidad de estas enfermedades en mujeres menores de 70 años. Pero, ¿estos mismo beneficios aplican igualmente para las mujeres mayores?

La investigación reciente parece decir que no. Aunque el uso de la mamografía y del Papanicolaou es más bajo entre las mujeres mayores que entre las mujeres más jóvenes, el número de las mujeres mayores que reciben estas pruebas está en aumento. Sin embargo, el impacto de estas pruebas parece ser de beneficio limitado. Esto hace que algunos médicos se pregunten si tal exploración general y extendida en mujeres de 70 y mayores está desviando el uso de fondos de cuidados médicos que podrían utilizarse mejor en poblaciones en un riesgo mayor y carentes de servicios.

Para atender esta cuestión un grupo de investigadores se dispuso a determinar sólo con qué frecuencia las mujeres mayores estaban recibiendo mamografías de exploración y Papanicolaou y quienes, entre estas mujeres, eran mas propensas a recibir estas pruebas. Los resultados de su estudio, publicado en el número de noviembre/diciembre del 2003 en The Annals of Family Medicine encontró que el uso de la mamografía de exploración en las mujeres mayores se estaba incrementando, a pesar de la falta de evidencia de su valor en estas pacientes.

Acerca del estudio

Los investigadores examinaron datos de 5,942 mujeres entre las edades de 50 a 61 años quienes se habían matriculado en el Health and Retirement Study (HRS) y 4,543 mujeres de edad de 70 años y mayores que estaban matriculadas en el estudio Asset and Health Dynamics Among the Oldest Old (AHEAD). Los datos fueron recolectados en seis años (1994-2000). Todas las mujeres en el estudio fueron entrevistadas en relación a sus hábitos de salud, antecedente de enfermedad y discapacidad y uso del cuidado médico, particularmente si ellas habían recibido ya sea una mamografía de exploración o Papanicolaou en el periodo de dos años más reciente.

Los resultados

Los investigadores encontraron que del 70% al 80% de las mujeres entre las edades de 50 a 64 años se habían realizado mamografías en los dos años anteriores y aproximadamente el 75% de estas mujeres habían sido sometidas a un Papanicolaou durante el mismo periodo. Entre las mujeres entre las edades de 85 a 90 años, el porcentaje de mamogramas y Papanicolaou bajó del 40 al 25%, respectivamente. Sin embargo, el índice general de exploración en todos estos grupos se incrementó de 1995 al 2000.

Los investigadores también encontraron que aquellas mujeres que estaban en el riesgo menor ya sea de cáncer de seno o cáncer cervical (mujeres casadas con niveles de educación más altos, ingresos más altos y no fumadoras que participaban en ejercicio regular vigoroso) fueron más propensas a ser revisadas, mientras que aquellas que estaban en riesgo más alto fueron menos propensas a recibir exploración regular.

¿En que manera le afecta esto?

Los investigadores concluyeron que aunque el uso de la mamografía y el Papanicolaou para explorar el deterioro a medida que las mujeres envejecen, su uso, incluso en los grupos de edad más grande, ha sido incrementado. Su preocupación es que este incremento no pueda ser justificado en la medida que no existe evidencia científica que muestre sus beneficios en las mujeres mayores.

A pesar de que una gran cantidad de investigación ha demostrado la importancia de la exploración para detectar el cáncer en mujeres más jóvenes y de mediana edad, éste no es el caso en las mujeres mayores. Una razón puede ser un riesgo de mortalidad más grande de otras enfermedades y la disminución de la importancia en la identificación de cánceres asintomáticos, particularmente cuando estas mujeres podrían no vivir lo suficiente para beneficiarse del tratamiento de su cáncer. De hecho, basados en los resultados de esto estudio, los investigadores estiman que tantas como 240 mujeres sanas 80 años necesitarían ser sometidas a un mamograma de exploración para prevenir una sola muerte de cáncer de seno.

Los investigadores estiman que sólo en el año 2000, 4.6 millones de mujeres de la edad de 70 años se realizaron mamogramas y 3.7 millones se realizaron Papanicolaou. Usando un costo estimado de $100 dólares por mamograma y $14.60 por Papanicolaou (un estimado conservador), la exploración por mamograma y la revisión del cáncer cervical en mujeres mayores cuesta aproximadamente $460 y $47 millones respectivamente, no incluyendo los costos de seguimiento para evaluación y control clínico.

Esto no indica que todas las exploraciones de cáncer de seno y cáncer cervical en las mujeres mayores sean innecesarias. De otra manera las pacientes saludables con ninguna evidencia de otras enfermedades serias podrían de hecho beneficiarse de las continuas, aunque menos frecuentes, revisiones. Sin embargo, esta claro que algunos pacientes están siendo sujetos a procedimientos innecesarios. Los resultados de este estudio suenan evocadoramente familiares a casi un idéntico debate vigente sobre la revisión PSA para el cáncer de próstata en los hombres de edad avanzada.

Debido a que negar servicios potencialmente benéficos para las personas simplemente porque sean mayores es un precedente peligroso, es importante permanecer consciente de que estas pruebas de exploración no son sin riesgo. Los resultados positivos rutinariamente conducen a más pruebas y tratamientos posteriores que podrían no ser bien tolerados por las frágiles pacientes mayores. Estudios como este nos recuerdan que algunas veces lo mejor que podemos hacer para los hombres y mujeres mayores es simplemente no molestarlos.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Cancer Society
http://www.cancer.org

Breast Cancer Home Page
National Cancer Institute
http://www.cancer.gov/cancerinfo/types/breast

Fuentes:

Ostbye T, Greenberg GN, Taylor DH, et al. Screening mammography and Pap tests among older American women 1996-2000: Results from the health and retirement study (HRS) and asset and health dynamics among the oldest old (AHEAD). Ann Fam Med. 2003;1:209-217.



Último revisado Nov 25, 2003 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!