Facebook Pixel

La Relacion Entre Alergias y Asma

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

La Relación Entre Alergias y Asma

Image for allergy and asthma article De acuerdo a la Asthma and Allergy Foundation of America, 17 millones de estadounidenses tienen asma y una asombrosa cantidad de 40 - 50 millones padece de alergias. Además, el asma es la enfermedad crónica más común de la infancia - afectando a casi nueve millones de estadounidenses menores de 18 años de edad. Dado que el asma y las alergias son tan comunes y frecuentemente se presentan juntas, la mayoría de los padres querrá entender lo que actualmente se sabe para prevenir y evitar estas enfermedades.

Entendiendo la Alergia

"Alérgeno" es la palabra que los médicos usan para describir a una sustancia en el ambiente a la que nuestro cuerpo podría responder con una reacción alérgica o asmática. Los alérgenos comunes incluyen polen, moho, ácaros de polvo , látex, ciertos alimentos , picaduras de abeja , ciertas plantas , y medicamentos. Todos estamos expuestos al menos a algunos alérgenos todo el tiempo, pero muchos de nosotros podemos enfrentarlos sin experimentar ningún síntoma en absoluto. Para la mayoría de las personas, su cuerpo simplemente no reacciona a los alérgenos. Sin embargo, para millones de personas, una excesiva respuesta inmunológica a los alérgenos detona una cascada de síntomas desagradables. Algunas veces tales síntomas son ligeros, pero estos pueden ser severos o, rara vez, incluso fatales. Los síntomas alérgicos incluyen, más comúnmente: Picazón en los ojos, garganta o piel; estornudos; congestión nasal; tos; sibilancia o sarpullido.

Normalmente, las sustancias alérgicas entran al cuerpo en una o más de las siguientes formas:

  • Absorción a través de la piel (por ejemplo, hiedra venenosa)
  • Inhalación a través de la boca o nariz (por ejemplo polen, ácaros del polvo)
  • Ingestión (por ejemplo, alimentos, medicamentos)
  • Inyección (por ejemplo, picadura de insecto)

Entendiendo el Asma

El asma es una enfermedad en la que los pulmones reaccionan a algunos tipos de irritación produciendo mucosa e inflamación a lo largo de sus vías respiratorias. Esta reacción podría presentarse momentos después o una vez que han pasado varias horas de la exposición a un irritante. La alergia es una causa común de reacciones asmáticas, pero síntomas similares pueden producirse por fuentes no alérgenas como sustancias químicas irritantes, infecciones virales u otros irritantes pulmonares. Normalmente el asma es reversible con tratamiento. Esto significa que entre un "ataque" y otro, o después del tratamiento, los pulmones regresan casi completamente a la normalidad. Un episodio de asma más comúnmente se manifiesta como dificultad para respirar, falta de aliento, tos o otros síntomas respiratorios.

La exposición al humo de tabaco es una causa muy común de asma en niños. A menudo esta es una reacción al irritante, en lugar de una verdadera alergia. Otros detonadores del asma incluyen ejercicio, aire frío, infecciones virales y, alérgenos. Los alérgenos que con más frecuencia provocan un episodio de asma son los ácaros del polvo, moho, polen, y caspa de animales. En algunas personas, las alergias alimenticias también pueden detonar un episodio de asma. Los alimentos que son detonantes relativamente comunes de asma incluyen mariscos y cacahuates.

La Relación Alergia-Asma

Es posible que usted o sus hijos tengan alergias pero no asma, o que tengan asma sin alergias. Sin embargo, con frecuencia las dos enfermedades ocurren juntas. Casi todos los niños y muchos adultos que sufren de asma tienen otras alergias de uno u otro tipo. El eccema (inflamación alérgica de la piel) y la fiebre del heno son dos de las alergias más comunes asociadas con el asma.

Para la minoría de las personas que padecen de alergias y asma, la relación entre ellas radica en las respuestas biológicas similares que provocan a lo que son, para la mayor parte, detonantes ambientales inofensivos. Si usted tiene alergias y/o asma, su cuerpo, por razones que no se comprenden totalmente, está intentando protegerse él mismo de sustancias que erróneamente percibe como peligrosas. Desafortunadamente, esta reacción intencionalmente protectora detona la liberación de sustancias químicas del cuerpo que provocan resultados desagradables - los de las alergias (estornudos, congestión nasal, ojos rojos con comezón, sarpullido en la piel) y/o asma (resuello, falta de aliento, tos). Con asma alérgica, la reacción alérgica se reduce a las vías respiratorias, en tanto que otras formas de alergia podrían afectar a la piel, ojos u oídos.

Poniendo En Acción Al Conocimiento

Usted no puede cambiar la genética de su hijo, pero puede tomar algunas medidas para proteger su casa y familia contra las alergias y el asma. Mientras que desarrollar alergias y/o asma podría ser inevitable para algunas personas, seguir estas recomendaciones sencillas podría disminuir la severidad y frecuencia de los episodios.

Intervención Temprana

La exposición a ciertas sustancias afecta el que un niño desarrolle o no asma. Por ejemplo, los bebés que nacen de madres que fumaron durante su embarazo son más propensos a experimentar sibilancia. La exposición temprana al humo como fumador pasivo también incrementa el riesgo de su hijo para desarrollar asma. Otras intervenciones tempranas incluyen:

Evitar las Guarderías

Evitar las guarderías para los niños muy pequeños limitará la exposición a infecciones respiratorias y podría reducir la sibilancia durante la infancia. Por otra parte, algunos estudios sugieren que los niños que tienen experiencias tempranas en guarderías podrían ser menos propensos a tener asma en una etapa posterior de su vida, en comparación con los niños que evitan infecciones respiratorias tempranas. La relación entre las infecciones tempranas y el asma ha sido llamada "la hipótesis de la higiene" y aún es exactamente eso: Una hipótesis. Algunos científicos y pediatras piensan que la exposición temprana a infecciones (y tal vez a animales) protege contra el asma posterior. Los padres podrían estar interesados en esta hipótesis, pero deben saber que sigue siendo controversial y aún hay mucho por saber sobre la relación entre la experiencia temprana durante la infancia y alergias y asma posteriores.

Control de la Exposición

Si usted o su hijo tienen asma o alergias, hable con su médico respecto a controlar la exposición a los ácaros del polvo y otros alérgenos al interior. Los ácaros del polvo son criaturas microscópicas que se encuentran en grandes cantidades en su hogar. Ellos tienden a vivir en la ropa de cama pero son demasiado pequeños para ser vistos o de lo contrario, detectados. Cierta investigación muestra que la exposición temprana a los ácaros del polvo, en niños con una predisposición genética a las alergias y el asma incrementó significativamente su riesgo de desarrollar una o ambas enfermedades. Reducir la exposición a los ácaros podría hacer que los niños susceptibles (principalmente aquellos con padres alérgicos o asmáticos) sean menos propensos a desarrollar asma o alergias. Las estrategias para reducir la exposición a los ácaros incluyen:

  • Lavar toda la ropa blanca en agua caliente cada siete días.
  • Colocar cubiertas plásticas y con cierre a las almohadas y colchones.
  • Aspirar frecuentemente las alfombras y los muebles tapizados.
  • Mantener una humedad relativa al interior debajo del 50%.
  • Planear con anticipación para evitar detonantes ambientales. Picaduras de abeja, guantes de látex, mariscos y, polen, todos son detonantes potenciales para alergias, asma o, ambas. Algunos son más fáciles de evitar que otros, pero la conciencia y la planeación pueden ayudar. Las estrategias simples incluyen:
    • Para las alergias alimenticias, prepare los alimentos en casa, siempre lea cuidadosamente la lista de ingredientes sobre los artículos preparados y pregunte a los meseros sobre los ingredientes antes de ordenar comidas en los restaurantes.
    • Para las abejas, avispas y otras alergias a picaduras de insectos, infórmese respecto a las plantas y ambientes a los que éstas son atraídas y evítelos. Además, todo el tiempo lleve el medicamento adecuado (por ejemplo, Epi-Pen®).
    • Para el polen y las alergias relacionadas, mantenga las ventanas cerradas y use el aire acondicionado, evite estar al exterior durante las estaciones de mayor presencia de polen y sea diligente para seguir las recomendaciones del medicamento relacionado con la alergia para evitar así episodios de asma.

Conocer los tipos subyacentes, las causas y los detonantes tanto del asma como de las alergias es el fundamento de poner en acción la prevención efectiva y las estrategias de tratamiento. Es esencial que su médico dirija las estrategias relacionadas con el medicamento, pero mantenerse informado y pro activo le llevará a un largo camino hacia evitar o reducir los efectos negativos de estas enfermedades en usted y en sus hijos.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Academy of Allergy Asthma and Immunology
http://www.aaaai.org/

Asthma and Allergy Foundation of America
http://www.aafa.org

World Allergy Organization
http://www.worldallergy.org/

Fuentes:

Alford SH, Zoratti E, Peterson EL, Maliarik M, Ownby DR, Johnson CC. Parental history of atopic disease: disease pattern and risk of pediatric atopy in offspring . J Allergy Clin Immunol . 2004 Nov; 114(5):1046-50.

American Academy of Allergy Asthma & Immunology. Tips to Remember: Prevention of Allergies and Asthma in Children. Disponible en: Http://www.aaaai.org/patients/publicedmat/tips/preventioninchildren.stm. Accedido en diciembre de 2004.

Brooks SM, Hammad Y, Richards I, Giovinco-Barbas J, Jenkins K. The spectrum of irritant-induced asthma: sudden and not-so-sudden onset and the role of allergy. Chest . 1998; 113(1):42-9.

Halterman JS, Aligne CA, Auinger P, McBride JT, Szilagyi PG. Health and health care for high-risk children and adolescents: inadequate therapy for asthma among children in the United States. Pediatrics . 2000; (1 Suppl): 272-276.

Holt PG, Macaubas C, Stumbles PA, Sly PD. The role of allergy in the development of asthma. Nature . 1999; 25:402(6760 Suppl):B12-7.

Markson S, Fiese BH. Family rituals as a protective factor for children with asthma. Journal of Pediatric Psychology . 2000; 25(7):471-480.

Mayo Foundation for Medical Education and Research. Double trouble: The link between allergies and asthma. Disponible en: Http://www.mayoclinic.com/invoke.cfm?id=AA00045. Accedido en diciembre de 2004.

Ramsey CD, Celedon JC. The hygiene hypothesis and asthma. Curr Opin Pulm Med . 2005 Jan;11(1):14-20.



Último revisado Diciembre 2004 por Larry Frisch, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!