Facebook Pixel

La risperidona puede mejorar el comportamiento en ninos con autismo

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

La risperidona puede mejorar el comportamiento en niños con autismo

El autismo es un trastorno del desarrollo potencialmente devastador. Además de sus síntomas principales - daño en las habilidades sociales, en la comunicación verbal y en la flexibilidad cognitiva y del comportamiento - algunos niños autistas exhiben serios trastornos de la conducta tales como berrinches, agresión y heridas autoinfligidas. Una investigación publicada en el número del 31 de julio del 2002 del The New England Journal of Medicine sugiere que el medicamento antipsicótico risperidona (Risperdal) puede mejorar el comportamiento en niños con autismo que exhiban problemas severos del comportamiento.

Acerca del estudio

Investigadores del Autism Network of the Research Units on Pediatric Pharmacology estudiaron a 101 niños y niñas con autismo y problemas serios del comportamiento. Los niños estaban entre las edades de 5 a 17 años y estaban libres de cualquier padecimiento médico serio u otros trastornos psiquiátricos. Los niños autistas que tomaban medicamento y que se estimaban propensos para trastornos severos del comportamiento fueron excluidos.

Al principio del estudio, los niños pasaron por pruebas para detectar el autismo (por medio de una entrevista con un médico), pruebas de inteligencia, exámenes de laboratorio de rutina y un examen físico. A los padres se les preguntó acerca del historial médico de los niños y se les pidió que estimaran su comportamiento sobre la Irritability subscale of the Aberrant Behavior Checklist. Además, un médico estimó el comportamiento del niño usando la escala Clinical Global Impressions; Severity (CGI-S).

Los niños fueron asignados aleatoriamente a tomar ya sea risperidona o una píldora de placebo (inactiva) dos veces al día durante 8 semanas. En las visitas semanales al médico, los niños fueron valorados para cambios en sus signos vitales, peso, salud general, nivel de energía, rigidez muscular, inquietud motora, hábitos intestinales y de la vejiga y hábitos de sueño. Después de 8 semanas, a ambos grupos se les dio la oportunidad de tomar risperidona durante 4 meses.

Al final del estudio, los investigadores compararon el comportamiento de los niños que tomaron risperidona con el comportamiento de aquellos que tomaron el placebo, otra vez usando las escalas de Irritability y CGI.

Los resultados

Sesenta y nueve por ciento de los niños que tomaron risperidona experimentaron progresos en el comportamiento comparado con sólo el 12% de los niños que tomaron placebo. Para el propósito de este estudio, los progresos fueron definidos como una reducción mínima del 25% en la puntuación del Irritability combinado con la clasificación de "mejorado mucho" o "mejorado muchísimo" en el CGI; Improvement scale. Además, estas mejorías en comportamiento se mantuvieron después de 6 meses.

El incremento en el apetito, la fatiga, la somnolencia, los mareos y el babear fueron más comunes en el grupo con la risperidona que en el grupo con el placebo. Sin embargo, la mayoría de estos efectos secundarios cedieron en unas pocas semanas. En promedio, los niños que tomaron risperidona aumentaron ligeramente más peso durante las ochos semanas que los niños que tomaron el placebo.

Aunque esta investigación sugiere que la risperidona puede aliviar los problemas de comportamiento algunas veces asociados con el autismo, este estudio tiene sus limitaciones. Primero, el periodo relativamente corto del estudio descarta la valoración de los efectos secundarios a largo plazo de la risperidona. Segundo, sólo los niños autistas fueron incluidos en este estudio, así que no está claro si la risperidona será útil para niños con otros trastornos dominantes del desarrollo. Tercero, este estudio midió los cambios en los síntomas del comportamiento asociados con el autismo, pero no los síntomas esenciales del autismo. Finalmente, se necesita más investigación acerca de cómo se compara la risperidona con la terapia del comportamiento y la efectividad de la risperidona y la terapia del comportamiento combinadas.

¿En que manera le afecta a usted?

Este estudio sugiere que la risperidona puede ayudar a reducir las rabietas, la agresión y el comportamiento de herirse a sí mismos en algunos niños autistas. Sin embargo, es importante entender que la risperidona no está probada como un tratamiento para los principales síntomas del autismo - daño en las habilidades de sociabilidad, comunicación verbal y flexibilidad cognoscitiva y del comportamiento.

Si su hijo tiene autismo con problemas serios del comportamiento, pregunte a su médico acerca de la posibilidad de intentar con la risperidona.

Fuentes:

Research Units on Pediatric Psychopharmacology Autism Network. Risperidone in children with autism and serious behavioral problems. New England Journal of Medicine. August 1, 2002;347:314-321.

Rapin I. The autistic-spectrum disorders. New England Journal of Medicine. Agosto 1, 2002;347:302-303.



Último revisado Jul 31, 2002 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!