Facebook Pixel

La terapia manual podria ser el mejor tratamiento para el dolor de cuello

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

La terapia manual podría ser el mejor tratamiento para el dolor de cuello

El dolor de cuello y la función limitada de cuello asociada con éste son quejas médicas muy comunes. Desafortunadamente, poco se sabe con respecto a lo que lo causa y cómo tratarlo. Las terapias actuales para el dolor de cuello incluyen analgésicos, cambios de postura o ergonómicos, ejercicios de estiramiento o fortalecimiento, terapia física, acupuntura y cuidados quiroprácticos. Tanto la terapia física como los cuidados quiroprácticos incluyen terapia manual, en la cual el médico realiza "prácticas" de movilización muscular y de las articulaciones así como terapias de estabilización. Sin embargo, la terapia manual no siempre implica manipulación de la columna vertebral.

Investigación recientemente publicada en el Annals of Internal Medicine sugiere que la terapia manual podría ser un tratamiento más efectivo para el dolor de cuello que la terapia física o la atención médica convencional.

Acerca del estudio

Investigadores australianos y holandeses estudiaron a 183 pacientes con dolor de cuello en cuatro clínicas de consulta externa en los Países Bajos entre febrero de 1997 y octubre de 1998. Los participantes tenían entre 18 y 70 años de edad y habían estado experimentando dolor de cuello durante al menos dos semanas, pero no habían asistido a terapia física o manual en los seis meses anteriores. Fueron excluidos del estudio los pacientes que anteriormente se habían sometido a cirugía de cuello o si su dolor de cuello aparentemente era provocado por alguna condición médica como una fractura, un disco herniado, un tumor o alguna enfermedad reumática o neurológica.

Aunque a todos los participantes se les permitió tomar analgésicos, estos fueron asignados aleatoriamente a recibir una de las siguientes terapias durante seis semanas:

Terapia manual durante 45 minutos una vez a la semana - Los terapeutas realizaron técnicas de movilización muscular, técnicas de movilización de articulaciones y técnicas de estabilización en los pacientes.

Terapia física (sin terapia manual) durante 30 minutos dos veces a la semana - Los terapeutas enseñaron a los pacientes a hacer ejercicios de estiramiento, de fortalecimiento, de rango de movimiento, de postura, de relajación y funcionales. También se permitió el estiramiento manual y la aplicación de calor por parte del terapeuta. Los terapeutas físicos que proporcionaron estos cuidados no eran médicos en terapia manual.

Atención médica por parte de médicos generales - Los médicos proporcionaron recomendaciones sobre cuidados personales (aplicación de calor y ejercicios caseros) y ergonómicos así como un folleto sobre ergonomía y ejercicios.

Al comienzo del estudio y en la tercera y séptima semana, dos terapeutas físicos que ignoraban el tratamiento de cada paciente entrevistaron y examinaron a todos los pacientes. Durante las entrevistas, los pacientes estimaron su recuperación en una escala de 6 puntos oscilando desde "mucho peor" hasta "completamente recuperado." Además, los terapeutas físicos estimaron la severidad de la disfunción física en una escala de 11 puntos (Índice de Discapacidad del Cuello) y los pacientes estimaron su dolor en la semana anterior sobre una escala de 11 puntos.

Los investigadores compararon la recuperación percibida por los pacientes, la disfunción física y la severidad del dolor entre los tres grupos de tratamiento.

Los resultados

En la séptima semana, el 68% de los pacientes que recibieron terapia manual reportaron que estaban "completamente recuperados" o "con mucha mejoría" en comparación con el 50% de sus contrapartes que recibieron terapia física y el 36% que recibieron atención médica. Pero hubo poca diferencia entre los tres grupos en las escalas separadas de discapacidad y dolor. Sin embargo, la escala de recuperación percibida incluye estimaciones de dolor y discapacidad.

Además, los pacientes que recibieron terapia manual o física tomaron menos analgésicos que aquellos que recibieron atención médica convencional. Sin embargo, los pacientes que recibieron terapia manual o física sí reportaron más reacciones adversas menores, tales como aumento temporal del dolor de cuello después de las sesiones de terapia, dolor de cabeza, mareos y hormigueo en los brazos.

Aunque estos resultados son interesantes, existen limitaciones para este estudio. La percepción de recuperación autorreportada es subjetiva y las diferencias en la manera en que las personas miden el dolor y la discapacidad podrían variar. Además, los pacientes sabían que tratamiento estaban recibiendo, lo que presenta la posibilidad del efecto placebo. Esto es que tal vez los pacientes que recibieron terapia manual o física pensaron que sus síntomas habían disminuido, cuando en realidad no lo hicieron. Por último, debido a que la terapia manual consiste en una variedad de técnicas, no está claro si todas o sólo algunas de las técnicas son efectivas.

¿En que manera le afectó esto?

¿Debería usted intentar la terapia manual para el alivio del dolor de cuello crónico? ¿Por qué no? Usted muy probablemente tenga poco que perder, ya que según este estudio, la terapia manual fue más efectiva que la terapia física o las medidas de cuidado personal que un médico de cabecera prescribiría. Sin embargo, se necesita más investigación para confirmar que la terapia manual es, de hecho, el mejor tratamiento para el dolor de cuello. Y no olvide que la terapia física también fue relativamente efectiva en este estudio.

¿Dónde puede encontrar un terapeuta manual? Los siguientes profesionales del cuidado de la salud practican la terapia manual: Quiroprácticos, terapeutas físicos, médicos en osteopatía y terapeutas de masaje. Pero asegúrese de que su médico haya sido especialmente entrenado en técnicas de terapia manual. Y recuerde, la terapia manual como fue realizada en este estudio no incluyó la manipulación de la columna vertebral. La terapia manual implica movimientos pasivos de baja velocidad dentro del rango de movimiento de las articulaciones. Las manipulaciones espinales son movimientos con fuerza a alta velocidad. Así que si va con un quiropráctico, asegúrese de decirle que prefiere terapia manual en lugar de manipulación de la columna vertebral. Y no tenga miedo de incluir a su médico en la elección del terapeuta manual.

Fuentes:

Hoving JL, et al. Manual therapy, physical therapy, or continued care by a general practitioner for patients with neck pain: A randomized, controlled trial. Annals of Internal Medicine . Mayo 21, 2002;136:713-722.

Posner J and Glew C. Neck pain. Annals of Internal Medicine . Mayo 21, 2002;136:758-759.



Último revisado Mayo 24, 2002 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!