Emma Christofferson de unos veintitantos años de edad llegó al aeropuerto de Heathrow en Londres después de un vuelo de 20 horas desde Sydney, Australia. Durante el último tramo del vuelo, ella se quejó de que se sentía enferma. Minutos después del aterrizaje, salió del avión, se colapsó y murió antes de llegar al hospital. Se le atribuye su muerte a una embolia pulmonar (coágulo sanguíneo en los pulmones) a causa de trombosis venosa profunda (TVP).

La edad y el estado de salud de la Sra. Christofferson no se ajustaba al perfil usual de una persona en riesgo de desarrollar TVP. Su trágica muerte intempestiva atrajo la atención de los medios de comunicación de todo el mundo y enfocó una pregunta que los doctores han estado debatiendo durante años:¿Los viajeros de distancias grandes están en riesgo mayor de desarrollar TVP?

¿Qué Es la TVP?

La TVP (también conocida como tromboflebitis o tromboembolia venosa) se presenta cuando un coágulo sanguíneo se desarrolla en las venas profundas de las piernas e ingle (las áreas de la parte inferior del abdomen y parte superior del muslo). Estas venas profundas no son visibles en la superficie de la piel y no se relacionan con las venas varicosas . Un coágulo que se desencadena y viaja por las venas profundas hasta llegar al corazón y pulmones puede causar una obstrucción grave de flujo sanguíneo o la muerte.

Síntomas, Diagnóstico y Tratamiento

No siempre las personas que desarrollan TVP padecen síntomas. Sin embargo, las que sí lo hacen, generalmente experimentan los siguientes síntomas en una de las dos piernas (rara vez en ambas piernas):

Los síntomas de la TVP incluyen:

  • Enrojecimiento y/o calor en la piel
  • Dolor en la pantorrilla o detrás de la rodilla
  • Inflamación del pie y/o parte inferior de la pierna

La falta de aliento repentina y grave, con o sin dolor en el pecho, podría señalar que se ha desarrollado (viajado) un coágulo a los pulmones.

La TVP se puede diagnosticar por medio de pruebas de imágenes de ultrasonido , que destacan el flujo sanguíneo de las venas y muestran la formación de coágulos. Si se encuentra un coágulo, se prescribirá inmediatamente el medicamento que adelgaza la sangre para estabilizar el coágulo y permitir que se disuelva. Se podría requerir hospitalización durante varios días para el tratamiento y la observación y con frecuencia los pacientes toman medicamento oral durante varios meses después, para asegurar la restauración normal del flujo sanguíneo que pasa por las venas.

Factores de Riesgo

Se estima que dos millones de personas en los Estados Unidos desarrollan TVP al año. Los factores de riesgo incluyen:

  • Cirugía o lesión reciente, especialmente en la cadera, pierna o rodilla
  • Fumar
  • Tercera edad
  • Obesidad
  • Embarazo
  • El uso de anticonceptivos orales, especialmente en personas que fuman
  • Cáncer
  • Historial previo de un coágulo sanguíneo

El Viaje y la TVP

La relación entre la TVP y la inmovilidad se observó por primera vez en 1940 en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, cuando el médico Keith Simpson reportó un incremento en la incidencia de embolia pulmonar en personas que permanecían sentadas durante largas horas en los refugios antiaéreos de Londres.

En la actualidad, permanecemos sentados por un motivo muy diferente: viaje. Muchas personas que alguna vez han viajado lejos y con más frecuencia en coches, autobuses, trenes y aviones con espacios muy reducidos. Inicialmente esto provocó el sobrenombre de "síndrome de la clase económica" para la TVP relacionada con el viaje.

Aunque existe una evidencia anecdótica considerable que relaciona la TVP con el viaje a larga distancia, los resultados provenientes de estudios científicos han sido escasos y contradictorios; el consenso general es que se necesitan realizar más investigaciones. Dos estudios de control de casos (publicados en British Medical Journal y en Chest ) que examinaron el viaje aéreo y la TVP tuvieron conclusiones contrarias. Cualquiera que sea el grado de riesgo, la mayoría de los profesionales de la salud están de acuerdo que es una buena idea tomar medidas preventivas para combatir la TVP en el transcurso de un viaje a larga distancia.

Una nota cautelar: La TVP podría aparecer después de que haya terminado el viaje. Póngase en contacto con su doctor de inmediato si usted experimenta cualquier síntoma que se enlistó anteriormente.

Previniendo la TVP Mientras Viaja

Si está planeando cualquier tipo de viaje que requiere sentarse durante largos periodos de tiempo, asegúrese de hacer lo siguiente:

  • Levántese y camine de un lado a otro tanto como sea posible: si es posible al menos una vez por hora. Párese y estire sus brazos y piernas desde su asiento si no hay espacio para caminar.
  • Haga ejercicios que estimulen la pantorrilla desde el asiento o levante los talones/dedos del pie con frecuencia para mantener la circulación de la sangre. También dele masaje a los pies, tobillos, músculos de la pantorrilla y parte inferior de las piernas.
  • Intente sentarse de manera cómoda y evite cruzar sus piernas.
  • Tome una posición óptima para sentarse: intente sentarse en un área que le proporcione algo de espacio, como en un pasillo, salida o en un asiento de mampara.
  • Manténgase hidratado, beba suficientes líquidos, pero evite las bebidas que contengan alcohol o cafeína, puesto que promueven la deshidratación.
  • Evite fumar; esto es especialmente importante si está tomando anticonceptivos.
  • Póngase ropa holgada y evite la ropa ajustada que obstruya el flujo sanguíneo (por ejemplo, las pretinas ajustadas).
  • Póngase buena calcetería. Evite los calcetines o medias que se ajusten demasiado alrededor de los tobillos o debajo de las rodillas. Las personas con mala circulación venosa (venas varicosas graves y/o inflamación crónica de los pies) podrían querer comprar medias de compresión, las cuales ayudan a evitar la acumulación de sangre en las venas de las piernas.
  • Si usted se encuentra en alto riesgo de desarrollar TVP, su doctor podría prescribirle heparina de bajo peso molecular, un medicamento que previene la coagulación. Algunas veces se recomienda aspirina en dosis baja, pero existe un desacuerdo entre los médicos con respecto a su eficacia para prevenir la TVP. Revise con su propio médico todo lo que corresponda a su salud actual y al uso de medicamento.