Facebook Pixel

La Vitamina E y la Enfermedad Cardiovascular

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

La Vitamina E y la Enfermedad Cardiovascular

Casi uno de cada cuatro estadounidenses padece de alguna forma de enfermedad cardiovascular. Y la enfermedad cardíaca y la apoplejía , los componentes principales de la enfermedad cardiovascular, son la primera y la tercera causas principales de muerte en los Estados Unidos, respectivamente.

Las investigaciones previas que sugieren que cantidades altas de vitamina E podrían ayudar a prevenir o retrasar la enfermedad cardiovascular han conducido a tantos como uno de cada cuatro estadounidenses a consumir complementos de vitamina E con regularidad. Pero muchas de estas investigaciones se han basado en estudios observacionales, los cuales nunca pueden controlar completamente todos los factores diferentes que pueden tener influencia sobre el riesgo de enfermedad cardíaca, tales como los hábitos de ejercicio y la dieta.

Actualmente, un estudio reciente en el ejemplar del 26 de julio de 2004 de los Archives of Internal Medicine ha analizado los estudios no observacionales más confiables conducidos sobre la vitamina E y la enfermedad cardiovascular desde 1990. Sus análisis sugieren que la complementación con vitamina E no proporciona beneficios cardiovasculares.

Acerca del Estudio

Este estudio incluyó datos de siete estudios aleatorios grandes sobre la eficacia de la vitamina E en el tratamiento y la prevención de la enfermedad cardiovascular, conducidos desde 1990 hasta la fecha. Un total de 106,625 hombres y mujeres entre 40 y 80 años de edad participaron en estos estudios, los cuales analizaron la complementación con vitamina E y la incidencia de eventos cardiovasculares, incluyendo infartos al miocardio no mortales, apoplejía no mortal y muerte cardiovascular en el transcurso de dos a seis años.

En cada uno de estos estudios los participantes fueron asignados aleatoriamente para recibir ya sea vitamina E, en dosis que oscilaban entre 30 y 800 miligramos dependiendo del estudio, o un placebo. (El consumo diario recomendado de vitamina E para los adultos es de 15 miligramos). Los investigadores compararon los eventos cardiovasculares totales entre aquellos que recibieron vitamina E y aquellos que recibieron un placebo.

Los Hallazgos

Seis de los siete estudios analizados encontraron que la vitamina E no tenía efecto sobre la enfermedad cardiovascular. Además, al analizar los eventos cardiovasculares, los ataques cardíacos, las apoplejías y las muertes cardiovasculares totales combinados para los siete estudios, no encontraron diferencias entre los participantes que consumieron la vitamina E y aquellos que consumieron un placebo.

¿De qué manera le afecta?

A pesar de las suposiciones generalizadas de lo contrario, este estudio sugiere enormemente que las dosis altas de vitamina E no proporcionan beneficios cardiovasculares como lo sugieren investigaciones anteriores. Esto significa que no sólo debe depender de los complementos de vitamina E para disminuir su riesgo de enfermedad cardíaca.

Aunque probablemente no hay daño al consumir complementos de vitamina E, tiene más sentido concentrarse en los métodos que han mostrado ser consistentes para reducir el riesgo de eventos cardiovasculares: No fumar, hacer ejercicio regularmente y llevar una dieta alta en fibra y baja en grasa saturada. Y si usted ya padece de enfermedad cardiovascular, o tiene factores de riesgo serios, interrogue a su médico sobre si debe estar consumiendo medicamentos con evidencias convincentes que apoyan sus beneficios, tales como aspirina, estatinas o bloqueadores beta.

Finalmente, aunque los complementos de vitamina E pueden ser una forma costosa e ineficaz de prevenir la enfermedad cardiovascular, esto no significa que deba evitar los alimentos que contienen Vitamina E y otros antioxidantes. Las dietas ricas en fuentes de vitamina E, tales como aceites vegetales, nueces o verduras frondosas (coincidentemente también componentes de una dieta saludable para el corazón), tendrán bastantes probabilidades de disminuir su riesgo de contraer muchas enfermedades crónicas, incluyendo la enfermedad cardiovascular.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Heart Association
www.americanheart.org

American Stroke Association
www.strokeassociation.org

Fuentes:

Eidelman RS, Hollar D, Hebert PR, Lamas GA, Hennekens CH. Randomized Trials of Vitamin E in the Treatment and Prevention of Cardiovascular Disease. Archives of Internal Medicine . 2004; 164: 1552 – 1556.

Vitamin E. Facts About Dietary Supplements. Office of Dietary Supplements. National Institutes of Health. Disponible en: Http://ods.od.nih.gov/factsheets/cc/vite.html. Accedido el 29 de julio de 2004.

Heart Disease and Stroke. Chronic Disease Prevention. Centers for Disease Control and Prevention. Disponible en: Http://www.cdc.gov/nccdphp/bb_heartdisease/index.htm. Accedido el 29 de julio de 2004.



Último revisado 30 de julio de 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!