Facebook Pixel

La vitaminas C y E podrian ayudar a reducir el riesgo de la enfermedad de Alzheimer

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

La vitaminas C y E podrían ayudar a reducir el riesgo de la enfermedad de Alzheimer

Los antioxidantes, tales como las vitaminas C y E ayudan a combatir la enfermedad al proteger del daño a las células del cuerpo. Estas se encuentran naturalmente en una serie de frutas, verduras, granos, legumbres y nueces. La investigación ha sugerido que los antioxidantes en general podrían jugar un papel en ayudar a proteger las células cerebrales de la enfermedad de Alzheimer, pero la evidencia ha sido conflictiva. Ahora, la investigación publicada en el artículo del 26 de junio de 2002 del Journal of the American Medical Association (JAMA) sugiere que los alimentos ricos en vitaminas C y E podrían ser particularmente efectivos para reducir su riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer.

Acerca del estudio

Los investigadores del Erasmus Medical Center en Rotterdam, Holanda, estudiaron a 5395 hombres y mujeres en The Rotterdam Study; un estudio actual sobre la enfermedad entre ancianos en Rotterdam. Los participantes tenían 55 años de edad o más y no padecían demencia cuando participaron en el estudio entre 1990 y 1993. No se admitía a las personas si vivían en un asilo u otra institución o si no llenaban un cuestionario alimenticio cuando ingresaban al estudio.

Después de ingresar al estudio, se sometió a los participantes a exámenes físicos y de estado mental y llenaron cuestionarios alimenticios. También contestaron preguntas acerca de su salud actual y anterior, los medicamentos, estilo de vida y factores de riesgo de padecer enfermedades crónicas. Se repitieron los exámenes médicos y mentales en 1993-1994 y en 1997-1999. Además, los investigadores utilizaron un sistema de enlace por computadora para vigilar los registros médicos de los participantes durante todo el estudio.

Después de un promedio de 6 años de seguimiento, los investigadores compararon el consumo de antioxidantes (incluyendo las vitaminas C y E) entre los participantes que desarrollaron la enfermedad de Alzheimer y aquellos que no lo hicieron.

Los resultados

En comparación con las persona que consumieron menos alimentos ricos en vitamina E, aquellos que consumieron más tuvieron 43% menos probabilidad de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Y las personas que comieron más alimentos ricos en vitamina C fueron 34% menos propensos a desarrollar la enfermedad de Alzheimer que sus contrapartes que comieron menos alimentos ricos en vitamina C. Es de interés notar que tomar suplementos antioxidantes no parece afectar el riesgo de padecer enfermedad de Alzheimer.

Al calcular estas estadísticas, los investigadores tomaron en cuenta los siguientes factores que afectan el riesgo de padecer enfermedad de Alzheimer: Edad, sexo, estado mental (al comienzo del estudio), consumo de alcohol, fumar, índice de masa corporal, educación, consumo de suplementos antioxidantes, mutación del gen APOE4 (que se piensa es un indicador de la enfermedad de Alzheimer) y placa en la arteria carotida. Es de notar que los fumadores parecen beneficiarse más de un consumo alto de vitamina C y E que los no fumadores.

Aunque esos resultados son interesantes, existen limitaciones para este estudio. Primero, el consumo alimenticio de antioxidantes sólo se evaluó una vez al comienzo del estudio. Esto no refleja exactamente el consumo con el paso del tiempo. Segundo, la enfermedad de Alzheimer progresa lentamente y los pequeños cambios en la habilidad cognitiva, que pueden estar presentes mucho antes del diagnóstico (incluso antes de que comenzara el estudio), pueden afectar los hábitos alimenticios y los reportes del consumo alimenticio. Tercero, para los participantes que tomaron suplementos, no hubo información disponible respecto a dosis y duración de los suplementos antioxidantes. Sin esta información, sigue sin conocerse el papel de los suplementos.

¿En qué manera le afecta?

Los descubrimientos de este estudio sugieren que debe asegurarse de comer alimentos ricos en vitamina C y E, debido a que esto puede ayudarle a protegerse de la enfermedad de Alzheimer. Recuerde, este estudio descubrió que alimentos que contienen estos antioxidantes, en vez de los suplementos de vitaminas, fueron asociados con un riesgo menor de padecer enfermedad de Alzheimer.

Sin importar del riesgo de contraer la enfermedad de Alzheimer, las vitaminas C y E y otros antioxidantes son parte de una dieta equilibrada. Ciertamente no hay nada malo para comer alimentos ricos en antioxidantes, puesto que se cree que estos ayudan a protegernos de una cantidad de enfermedades, incluyendo el cáncer.

Las fuentes de alimentos ricos en vitamina C incluyen:

  • Frutas cítricas y jugos
  • Kiwi
  • Gérmenes de plantas
  • Brócoli
  • Col

Buenas fuentes alimenticias de vitamina E incluyen:

  • Granos
  • Nueces
  • Leche
  • Yema de huevo

Nota: En la misma publicación de la JAMA , otro estudio reportó que el consumo de vitamina E pero no de vitamina C, estaba asociado con un pequeño riesgo de padecer enfermedad de Alzheimer. Vea: “El consumo de vitamina E podría reducir el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer” ¿Está confundido acerca del porqué dos estudios de la misma publicación reportaron diferentes resultados? Esta es otra señal de que la ciencia es un proceso en constante evolución y que puede llevar años conocer la "verdad".

Fuentes:

Engelhart MJ, et al. Dietary intake of antioxidants and risk of Alzheimer disease. Journal of the American Medical Association. June 26, 2002;287(24):3223-3229.

Foley DJ and White LR. Dietary intake of antioxidants and risk of Alzheimer disease. Journal of the American Medical Association. Junio 26, 2002;287(24):3261-3263.



Último revisado 26 de Junio de 2002 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!