Facebook Pixel

Las Consecuencias de Salud a Largo Plazo por Ver la Television en la Ninez

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Las Consecuencias de Salud a Largo Plazo por Ver la Televisión en la Niñez

Aproximadamente dos tercios de estadounidenses adultos de más de 20 años tienen sobrepeso y cerca de un tercio son obesos . Mientras que el sobrepeso y la obesidad no fueron reconocidos como una amenaza contra la salud nacional hasta la década de 1950, desde entonces se han puesto rápidamente a la alza y ahora han sobrepasado al fumar como un factor de riesgo de muerte en los Estados Unidos. Los investigadores han estado buscando las razones detrás de esta tendencia durante las últimas cuatro décadas.

De manera más obvia, los doctores atribuyen el sobrepeso y la obesidad a dietas altas en calorías combinadas con una falta de actividad física. Desafortunadamente muchos avances modernos han permitido que los estilos de vida sedentarios se conviertan en la norma. Quizá el sello de estos avances fue la introducción de la televisión al hogar en la década de 1950, detonando un cambio en los hogares estadounidenses que persiste hasta hoy en día. Substituir con la televisión a actividades más energéticas ciertamente puede contribuir a ganar peso, lo cual se puede agravar más por el contenido de los programas y la publicidad que estimula elecciones alimenticias pobres.

Alguna investigación previa ha identificado una asociación entre el ver la televisión y los problemas de salud infantiles, incluyendo la obesidad. colesterol alto , acondicionamiento físico pobre e incluso el fumar. Para llevar esta investigación un paso más adelante, un estudio de Nueva Zelanda publicado en el número del 17 de julio del 2004 de la revista The Lancet examinó las consecuencias en la salud en la conducta por ver televisión entre los niños. Su conclusión; ver más de dos horas de televisión al día como niño aumenta el riesgo de sobrepeso, acondicionamiento pobre y problemas relacionados hasta la adultez.

Acerca del Estudio

Los investigadores recolectaron información del hábito de ver televisión en aproximadamente 1,000 personas (de manera predominante caucásicos) nacidos en Dunedin, Nueva Zelanda entre 1972 y 1973. Ellos le siguieron la pista al hábito de ver televisión diariamente desde los cinco hasta los 15 años, luego compararon esta información con las evaluaciones finales de salud realizadas a los 26 años. Los papás de los niños reportaron las horas semanales de la televisión para los niños de 5 a 11 años, mientras que los niños de 13 a 15 años reportaban sus propias horas de televisión semanales y de fin de semana. El estatus de salud a la edad de 26 años fue medido por el índice de masa corporal (BMI), una medida común de peso en la investigación). presión arterial , niveles de colesterol , nivel de acondicionamiento cardiovascular y estatus de fumador.

Los investigadores también recolectaron información del estatus socioeconómico de los niños de 5 a 15 años de edad, BMI al inicio de este estudio (5 años de edad), nivel de actividad física a los 15 años, y ver la televisión a los 21 años. También registraron el BMI de los padres y su estatus de fumador.

Los Resultados

A medida que el número de horas para ver la televisión en niños y adolescentes aumenta, también aumenta el grado de sobrepeso, acondicionamiento físico deficiente, colesterol alto y fumar en la adultez. Sin embargo, no se encontró correlación significativa entre ver la televisión y la presión arterial alta . En general, el estudio estima que el 17% del sobrepeso, 15% del aumento del colesterol en la sangre, 17% de fumadores y el 15% del acondicionamiento pobre en los adultos puede ser atribuido a ver la televisión durante más de dos horas diarias durante la niñez y la adolescencia.

Aunque estos resultados son significativos, se garantizan más análisis extensos. No obstante que los investigadores consideran varios factores aparte de la televisión podrían afectar la salud, tales como el estado socioeconómico, existen otros muchos factores que no fue posible tomar en cuenta. Y mientras el estudio no encontró que los niveles de ejercicio infantiles alteraran los efectos negativos de ver la televisión, solo se midieron una vez - a la edad de 15 años.

¿Cómo le Afecta Esto?

Este estudio proporciona evidencia de lo que podría ser asumido ya con seguridad: Un hábito de estilo de vida que aumenta el riesgo de una salud deficiente en la niñez también podría aumentar el riesgo de una salud deficiente en cualquier momento. Las consecuencias de los malos hábitos adoptados durante la infancia pueden no manifestarse inmediatamente, en su lugar, pueden aparecer una década después.

Se necesitan más estudios para señalar qué aspectos de ver la televisión contribuyen a un resultado de empobrecimiento de la salud. Puede ser que su naturaleza sedentaria sea una explicación parcial. Por ejemplo, ¿existe una variación en el resultado de la salud de acuerdo a los diferentes tipos de programación vistos? Si los anuncios de comida chatarra estuvieran limitados o prohibidos, ¿los resultados en la salud se alterarían? Puede no ser legítimo denunciar a la televisión en su totalidad. Pero en nombre de la prevención, los investigadores sugieren que los padres deben tratar de limitar el tiempo que los niños ven la televisión a menos de dos horas al día.y también tomando en cuenta que ver cualquier tipo de programación todavía no ha sido asociado con ningún beneficio para la salud.

Fuentes Adicionales de Información :

American Dietetic Association
http://www.eatright.org/

American Obesity Association
http://www.obesity.org/

Shape Up America
http://www.shapeup.org/

Fuentes:

Hancox, Robert J. Association between child and adolescent television viewing and adult health: A longitudinal birth cohort study. The Lancet. July 17, 2004;364: 257–262

Obesity in the US. American Obesity Association. Disponible en: Http://www.obesity.org/. Accedido el 21 de julio del 2004.



Último revisado julio 23, 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!