Clasificación Más Amplia

Las nuevas indicaciones del 2007 de la American Heart Association actualiza las recomendaciones del 2004 para prevenir la enfermedad cardiovascular (CVD) en las mujeres de 20 años de edad o mayores.

Woman heart disease image Aproximadamente el 34% de las mujeres estadounidenses viven con enfermedades cardiacas e incluso un porcentaje mayor están en riesgo de desarrollarlas. La American Heart Association (AHA) aconseja un enfoque más amplio para clasificar la probabilidad de desarrollar CVD; que va más allá del registro de riesgo global de Framingham. El registro de Framingham coloca a las mujeres en categorías (desde riesgo alto hasta óptimo) con base en factores como la edad, colesterol total y presión sanguínea. El registro total se ha estado calculando el riesgo de 10 años de una mujer de desarrollar la enfermedad. El problema con esto es que un bajo registro no refleja necesariamente el riesgo durante el curso de una vida.

Con eso en la mente, la AHA recomienda a los médicos que consideren una manera más exhaustiva del riesgo cardiovascular. Además del registro de Framingham, los doctores deben examinar el historial médico y de estilo de vida del paciente, historial familiar de CVD, así como otras condiciones genéticas. La AHA espera tratar la enfermedad cardiaca en mujeres al evaluar el riesgo de vida y al determinar las medidas preventivas más apropiadas. También los objetivos incluyen tácticas más agresivas para las que están en riesgo alto.

La nueva clasificación se enfoca en tres categorías: riesgo alto, en riesgo y riesgo óptimo. Como se estableció en las indicaciones, las mujeres en la categoría de "alto riesgo" reunen los siguientes criterios.

  • Establecimiento de una cardiopatía coronaria
  • Enfermedad cerebrovascular (por ejemplo, apoplejía )
  • Arteriopatía periférica
  • Aneurisma aórtico abdominal
  • Enfermedad renal crónica
  • Diabetes mellitus
  • Un registro alto de riesgo global de Framingham de 10 años (más del 20% de probabilidad de desarrollar CVD)

Aquellos que están "en riesgo" padecen:

  • Uno o más factores de riesgo de padecer CVD, como:
    • Fumar cigarros
    • Dieta deficiente
    • Inactividad física
    • Obesidad
    • Historial familiar de CVD (por ejemplo, CVD menos de 55 años de edad en un familiar hombre, CVD menos de 65 años de edad en un familiar mujer)
  • Hipertensión (presión arterial alta)
  • Dislipidemia (problemas de colesterol o niveles altos de triglicéridos)
  • Evidencia de enfermedad vascular subclínica (asintomática) (por ejemplo, calcificación coronaria)
  • Síndrome metabólico (generalmente combinación de hipertensión, dislipidemia, sobrepeso, así como pre-diabetes de ligera a moderada)
  • Deficiencia en la capacidad para hacer ejercicio en la prueba de la caminadora y/o índice cardiaco anormal después de dejar de hacer el ejercicio

Las mujeres en la categoría de "riesgo óptimo" tienen un bajo registro Framingham (menos del 10% de probabilidad de desarrollar CVD) y un estilo de vida saludable (sin factores de riesgo).

Recomendaciones Principales

Además de la nueva y más amplia clasificación, otras recomendaciones principales basadas en los últimos resultados de investigación aconsejan que los médicos deben:

  • Evitar la terapia con aspirina en mujeres saludables menores de 65 años de edad y usarla selectivamente en otras personas.
  • No prescribir terapias menopáusicas (por ejemplo, las terapias hormonales y moduladores selectivos del receptor de estrógeno) para prevenir enfermedades cardiacas
  • No recomendar suplementos de vitamina antioxidantes, como vitamina E, C y beta caroteno, para prevenir enfermedades cardiacas
  • No recomendar ácido fólico como medida preventiva para las enfermedades cardiacas debido a que no hay evidencia de que el suplemento ofrezca ningún beneficio al corazón.

Intervención: Cambios de Estilo de Vida, Suplementos y Medicamentos

Todas las Mujeres

La AHA alienta a las mujeres que están en todos los niveles de riesgo a hacer los cambios de estilo de vida necesarios, como reducir el consumo de alcohol, dejar de fumar a través de terapias para dejar de hacerlo e incrementar la actividad física .

Por ejemplo, aquellas que necesiten perder peso o mantener el peso deben dedicarse a 60-90 minutos de ejercicio de intensidad moderada en la mayoría de (o todos) los días de la semana en un esfuerzo de lograr y mantener un índice de masa corporal (IMC) en el rango normal (18.5-24.9).

Además, se les anima a las mujeres a comer una dieta alta en fibra rica en frutas, verduras , granos enteros , que también incluya al menos dos porciones de pescado grasoso (como el salmón, atún) por semana.

Enfermedad Actual

Las mujeres que ya fueron diagnosticadas con la enfermedad cardiaca deben considerar tomar un suplemento de ácido graso omega-3 y se deben someter a revisión para la posibilidad de padecer depresión. También, aquellas mujeres que han sufrido recientemente un suceso cardiovascular (por ejemplo, angina, ataque cardiaco, apoplejía, arteriopatía periférica) o que están experimentando síntomas de insuficiencia cardiaca deben someterse a un programa de rehabilitación exhaustivo para controlar su condición y reducir su riesgo de sufrir su reaparición u otras complicaciones futuras.

En Riesgo o Alto Riesgo

Las intervenciones para las mujeres que se consideran "en riesgo" o en "alto riesgo" de padecer CVD pueden incluir una combinación de cambios de estilo de vida y medicamentos. Los objetivos para lograr son:

  • Una lectura óptima de la presión arterial (<120/80 mmHg)
  • Niveles saludables de colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL) (más de 50 mg/dL [1.3 mmol/L])
  • Lipoproteína de baja densidad (LDL) en el nivel de colesterol (menos de 100 mg/dL [2.6 mmol/L])
También es importante controlar agresivamente los niveles de presión arterial en pacientes con diabetes.

Todas las mujeres en "alto riesgo" deben estar tomando diariamente aspirina (75-325 mg) al menos haya una razón convincente para no hacerlo (por ejemplo, un historial de úlceras ensangrentadas en el estómago). Las mujeres de 65 años y mayores en la categoría de "en riesgo" deben considerar la terapia con aspirina si los beneficios son mayores que los riesgos. Además, todas las mujeres que hayan tenido un ataque cardiaco o un suceso coronario similar deben ser consideradas para el tratamiento de medicamento con un beta-bloqueador y en el suceso de insuficiencia cardiaca o diabetes, también deben considerarse para tomar el medicamento inhibidor de enzima conversora de la angiotensina (ECA) o bloqueador de los receptores de angiotensina (BRA).