Facebook Pixel

Las Personas Con Insuficiencia Renal Consideran Mejor la Dialisis Peritoneal Que la Hemodialisis

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Las Personas Con Insuficiencia Renal Consideran Mejor la Diálisis Peritoneal Que la Hemodiálisis

La insuficiencia renal afecta a más de 375,000 personas en Estados Unidos. La insuficiencia renal ocurre cuando los riñones ya no son capaces de filtrar adecuadamente el exceso de líquidos y los residuos de la sangre. La mayoría de las personas que atraviesan por una insuficiencia renal han experimentado una disminución de la función renal durante algún tiempo, con frecuencia como resultado de una diabetes de toda la vida o por presión arterial alta.

Debido a que la cantidad de órganos donadores disponible para un trasplante de riñón es limitada, la mayoría de las personas con insuficiencia renal son tratadas con diálisis , un método para extraer residuos y líquido extra de la sangre cuando los riñones ya no pueden hacerlo.

Existen dos tipos de diálisis: La hemodiálisis y la diálisis peritoneal. La hemodiálisis implica filtrar la sangre a través de las venas en el brazo, pierna o cuello y se realiza con frecuencia en un entorno clínico. Los pacientes por lo general pasan varias horas en el centro de diálisis, de tres a cuatro veces a la semana para su tratamiento. Por otra parte, la diálisis peritoneal implica filtrar la sangre a través del peritoneo, que es una membrana que rodea y sostiene a los órganos abdominales. La diálisis peritoneal tiene la ventaja de poder administrarse en el hogar. Para la mayoría de los pacientes, ambos tipos de diálisis son igual de efectivas, de tal manera que las personas con insuficiencia renal y sus médicos deben escoger con frecuencia entre las dos.

Un estudio publicado el 11 de febrero de 2004 en Journal of the American Medical Association descubrió que las personas que reciben diálisis peritoneal estuvieron más satisfechas con su cuidado que los que recibieron hemodiálisis.

Acerca del Estudio

Este estudio involucró a 521 personas con insuficiencia renal que comenzaban recientemente a recibir diálisis. Aproximadamente dos tercios (64%) recibieron hemodiálisis y aproximadamente un tercio (36%) recibió diálisis peritoneal. Los participantes fueron parte del estudio Choices for Health Outcomes in Caring for End-stage Renal Disease (CHOICE), un estudio multicéntrico sobre diálisis.

Después de aproximadamente siete semanas de diálisis, los participantes completaron un cuestionario para medir su nivel de satisfacción con el cuidado recibido por parte de sus médicos, el cuidado recibido por parte del personal de diálisis, así como el cuidado en general. Además, los investigadores localizaron la gravedad y enfermedades coexistentes de los participantes.

Los Resultados

Los participantes que recibieron diálisis peritoneal fueron más propensos a calificar el cuidado como excelente en comparación con los que recibieron hemodiálisis, tanto en el cuidado general como para cada aspecto específico evaluado. Específicamente, el cuidado general fue calificado como excelente por el 85% de las personas en diálisis peritoneal en comparación con el 56% de las personas en hemodiálisis.

Los participantes que recibieron diálisis peritoneal sintieron que estuvieron mejor informados antes de escoger su tipo de diálisis: 69% de los participantes en diálisis peritoneal sintieron que la cantidad de información que recibieron fue excelente, en comparación con sólo el 26% de los participantes en hemodiálisis.

Aunque estos descubrimientos pueden influenciar la discusión que los pacientes de diálisis tienen con sus médicos, existen limitaciones para este estudio. Primero, la diálisis peritoneal requiere una participación más activa; las personas que escogen la diálisis peritoneal podrían tener una mayor sensación de control con sus vidas, lo que se podría traducir en un incremento en la satisfacción con la vida en general. Segundo, este estudio midió los niveles de satisfacción después de un promedio de siete semanas de terapia, las cuales podrían no reflejar las complicaciones que los participantes podrían experimentar durante más tiempo. Tercero, la mayor satisfacción entre los pacientes de diálisis peritoneal podría ser en parte una consecuencia del entorno doméstico de la diálisis y no del tratamiento de diálisis en sí.

¿De Qué Manera Le Afecta?

Este estudio sugiere que si las personas estuvieran más informadas acerca de sus opciones anticipadamente, muchos escogerían la diálisis peritoneal sobre la hemodiálisis. Esto respalda la investigación previa que descubrió que las personas más informadas escogen la diálisis peritoneal con mayor frecuencia.

A pesar del hecho de que la mayoría de los profesionales de la salud apoyan más el uso de la diálisis peritoneal en la práctica clínica, el porcentaje de personas que escoge la diálisis peritoneal ha disminuido en años recientes. Mientras que la falta de información podría ser una razón para esta tendencia, es importante señalar que aproximadamente 20% de estos pacientes no son candidatos para este tipo de diálisis, por lo general debido a problemas abdominales, discapacidades físicas o incapacidades psicológicos.

Este estudio resalta la importancia de estar adecuadamente informado acerca de las opciones médicas de tratamiento. Las personas que están en riesgo de insuficiencia cardíaca deberían platicar sobre la diálisis con sus médicos con anticipación, ya que si ocurre una insuficiencia renal tienen la información acerca de sus opciones. La planeación a tiempo y la consulta con un especialista es especialmente importante para la diálisis peritoneal, la cual requiere más tiempo para iniciarse que la hemodiálisis.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases
http://www.niddk.nih.gov/

National Kidney Foundation
http://www.kidney.org/

Fuentes:

Rubin HR, Fink NE, et al. Patient Ratings of Dialysis Care With Peritoneal Dialysis vs Hemodialysis. JAMA . 2004;291:697-703.

Heaf J. Underutilization of Peritoneal Dialysis. JAMA. 2004;291:740-742.



Último revisado Feb 12, 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!