Facebook Pixel

Los betabloqueadores prolongan los anos de vida despues de un ataque cardiaco

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Los betabloqueadores prolongan los años de vida después de un ataque cardíaco

Los betabloqueadores tienen muchos beneficios para el corazón, incluyendo el tratamiento de la presión arterial alta (hipertensión), aliviar la angina de pecho (dolor de pecho provocado por la enfermedad de las arterias coronarias), prevenir otros ataques cardíacos y mejorar el funcionamiento cardíaco en algunos casos de insuficiencia cardíaca congestiva. Este tipo de medicamentos también son útiles para corregir trastornos irregulares en el ritmo de los latidos (arritmias). Los betabloqueadores previenen la interacción de la epinefrina (adrenalina) y sus primos neurotransmisores con los así llamados betarreceptores sobre las células a lo largo del cuerpo. En el caso del sistema cardiovascular, cuando se activan los betarreceptores causan principalmente que el corazón lata más aprisa y de manera más forzada. Por lo tanto, el obstaculizarlos reduce la carga de trabajo del corazón.

Estudios anteriores sugieren que los betabloqueadores pueden reducir la mortandad en un 25% a 40% en pacientes con ciertos tipos de insuficiencia cardíaca y pueden acortar la muerte repentina cardíaca hasta en un 50% de los pacientes con un ataque cardíaco reciente. Un nuevo estudio publicado en la edición del 29 de octubre de 2002 de Circulation se adelantó a los estudios anteriores y observó si los betabloqueadores podrían prevenir la reincidencia de ataques cardíacos y la muerte en pacientes en alto riesgo de muerte repentina provocada por latidos irregulares.

Acerca del Estudio

Investigadores de la Brown Medical School (Providence, RI), Duke Clinical Research Institute (Durham, NC), y de otras tantas instituciones médicas estudiaron a 2096 hombres y mujeres de entre 57 y 72 años de edad que participaron en la Multicenter UnSustained Tachycardia Trial (MUSTT). Este estudio reclutó a pacientes en 85 lugares de Estados Unidos y Canadá en un período de seis años, y se diseñó originalmente para evaluar la eficacia de un tipo especializado de terapia antiarrítmica para reducir la mortandad total, el paro cardíaco y la muerte provocada por arritmias en pacientes con alto riesgo.

Para este estudio se incluyeron a pacientes si tenían enfermedades que los ponían en alto riesgo de sufrir una muerte cardíaca repentina, un ataque cardíaco previo y por lo menos cierto grado de insuficiencia cardíaca y un tipo grave de irregularidad de latidos intermitente - taquiarritmias ventriculares no prolongadas (VT) - que no producen síntomas. Se asignó aleatoriamente a los sujetos para recibir terapia con betabloqueadores o un placebo. A los médicos de los pacientes se les permitió escoger el tipo de terapia con betabloqueadores que recibirían sus pacientes.

Entre otras cosas, los investigadores midieron el número de muertes provocadas por las irregularidades en los latidos, paros cardíacos no mortales y muerte de todo tipo - comparando a aquellos que recibieron betabloqueadores con los que no lo hicieron.

Los Resultados

Después de ajustar la edad, sexo y raza de los sujetos junto con varios factores que afectaban la condición de su corazón, los investigadores descubrieron que aquellos que tomaron betabloqueadores tuvieron 15% a 38% menos riesgo de morir comparados con aquellos que no tomaron estos medicamentos. Los índices de mortandad de los pacientes con betabloqueadores fueron de 16% en dos años y 34% en cinco años, significativamente menos que los índices de mortandad del 27% en dos años y 50% en cinco años para pacientes que no recibieron betabloqueadores. Sin embargo, la terapia con betabloqueadores no disminuyó de manera importante el riesgo de paro cardíaco o de muerte provocada por latidos irregulares, aunque hubo una tendencia hacia este tipo de beneficios.

Aunque estos resultados sugieren que los betabloqueadores podrían ser benéficos para prevenir la muerte después de un ataque cardíaco, existe un número de limitaciones importantes para este estudio. Primero, debido a que los médicos citados decidieron qué tipo de terapia con betabloqueadores recetar, los investigadores no pudieron determinar si ciertos betabloqueadores son mejores que otros. Segundo, los investigadores no ajustaron una serie de factores como medicamentos, actividad física, índice de masa corporal o estado civil, factores que pueden influir sobre la salud cardiovascular, según han descubierto algunos investigadores. Tercero, los efectos de los betabloqueadores en pacientes que recibieron otra terapia farmacológica antiarrítmica también podrían estar encubiertos debido a que varios de estos medicamentos tienen cierta actividad betabloqueadora. Finalmente, puesto que los investigadores únicamente estudiaron pacientes con alto riesgo que habían tenido un ataque cardíaco previamente, los resultados no necesariamente se aplican a otros pacientes en riesgo de padecer serias arritmias pero que nunca han tenido un ataque cardíaco.

¿Cómo Esto Le Afecta A Usted?

Este estudio resalta el significativo efecto protector de la terapia con betabloqueadores después de un ataque cardíaco. Mientras que no todos los pacientes son médicamente idóneos para este tratamiento, muchos que podrían usar betabloqueadores de manera segura no lo hacen. Si usted ha sobrevivido a un ataque cardíaco y no está tomando betabloqueadores, puede que quiera platicarlo con su médico si es que no lo ha hecho.

Además de la terapia con betabloqueadores, la American Heart Association también recomienda las siguientes pautas generales para controlar su salud después de un ataque cardíaco.

  • Si fuma, deje de hacerlo.
  • Lleve una dieta saludable para su corazón que sea:
    • Baja en grasas saturadas y colesterol
    • Rica en granos enteros, frutas y verduras
  • Ejercítese regularmente (bajo estricta supervisión médica)
  • Pierda peso si tiene sobrepeso o es obeso.
  • Tome sus medicamentos como se lo indican.
  • Únicamente beba alcohol con moderación.
    • Una o menos bebidas alcohólicas al día para las mujeres
    • Dos o menos bebidas alcohólicas al día para los hombres

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American College of Cardiology
http://www.acc.org/

American Heart Association
http://www.americanheart.org/

National Heart, Lung, and Blood Institute
http://www.nhlbi.nih.gov/

Fuentes:

Ellison KE, Hafley GE, Hickey K, et al. Effect of ß-blocking therapy on outcome in the Multicenter UnSustained Tachycardia Trial (MUSTT). Circulation. 2002;106:2694-2699.



Último revisado 31 de octubre de 2002 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!