Facebook Pixel

Los Colicos Infantiles Normalmente Terminan en Tres Meses sin Efectos Duraderos en la Salud Mental de la Madre

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Los Cólicos Infantiles Normalmente Terminan en Tres Meses sin Efectos Duraderos en la Salud Mental de la Madre

El cólico infantil con frecuencia es definido por la "regla de tres." De acuerdo con esta definición, la cual ha sido ampliamente usada desde su publicación en la revista Pediatrics en 1954, un bebé con cólicos es uno que "en vez de ser saludable y bien alimentado, [tiene] paroxismos de irritabilidad, alboroto o llanto que duran un total de 3 horas al día y ocurren en más de 3 días en 1 semana." Estos comportamientos, los cuales son indiferentes a los intentos de tranquilizar, normalmente empiezan durante la segunda a sexta semana de vida.

El cólico puede causar ansiedad y depresión en las madres. Y los periodos prolongados de llanto inconsolable y angustia han sido implicados como provocaciones primarias de comportamientos que pueden resultar en síndrome del bebé sacudido , un tipo de daño cerebral causado por un sacudimiento violento o impacto a la cabeza del bebé.

A pesar del caos que un bebé con cólicos puede crear en la familia, la mayoría de los pediatras cree que el padecimiento es de corta vida y tiene pocos efectos duraderos en la salud mental de las madres. Sin embargo, los estudios previos tenían deficiencias que evitaron el apoyo definitivo a este parecer. El estudio publicado en los Archives of Pediatric and Adolescent Medicine es un estudio de grupo con un futuro más confiable que proporciona fuerte evidencia de que la mayoría de los casos de cólico verdaderamente ceden en tres meses sin efectos duraderos en la ansiedad o depresión materna.

Acerca del Estudio

Investigadores en Canadá reclutaron a 547 pares de madres-bebés para el estudio entre el 15 de enero y el 16 de septiembre de 1999. Las mujeres fueron contactadas después de dar a luz, pero antes de ser dadas de alta del hospital.

Las madres llenaron un cuestionario aproximadamente una semana después de ser dadas de alta del hospital y respondieron preguntas acerca de nutrición infantil, comportamiento de salud prenatal y postnatal y factores demográficos y biológicos. Ellas también respondieron preguntas que permitieron a los investigadores valorar la ansiedad materna y la depresión, y el nivel de apoyo social que estaban recibiendo.

A las seis semanas y otra vez a los tres meses, las madres llenaron cuestionarios similares que omitieron preguntas acerca de la ansiedad materna, depresión y apoyo social, pero añadieron preguntas acerca del comportamiento de sus bebés en cuanto a llanto.

Finalmente, a los seis meses después de dar a luz, las madres completaron un cuestionario que incluyó preguntas acerca de la ansiedad y la depresión materna.

Usando la definición de "regla de tres," los investigadores analizaron los cuestionarios y determinaron la prevalencia del cólico a las seis semanas y los tres meses. Entonces determinaron los efectos duraderos del cólico en la salud mental materna por medio de valorar las puntuaciones en ansiedad y depresión entre los cuestionarios de la semana uno y los de seis meses.

Los Resultados

De los 547 bebés en este estudio, 131 bebés o 23.9%, tuvieron cólicos a las seis semanas, sólo 18 bebés (13.7%) todavía tuvieron cólicos a los tres meses. Esto significa que en el 86.3% de los casos de cólico que habían sido identificados a las seis semanas tuvieron que ceder a los tres meses.

Los investigadores también encontraron que los bebés cuyos cólicos habían cedido a los tres meses fueron significativamente más propensos a ser niñas y sus madres fueron significativamente más propensas a:

  • Haber recibido anestesia o analgesia obstétrica durante la labor y/o el parto
  • Haber estado empleadas fuera de hogar durante el embarazo
  • Haber consumido alcohol o cafeína durante los primeros tres meses de la vida de su bebé

Cuando se examinó la ansiedad materna, los investigadores encontraron que aunque las madres cuyos bebés tenían cólicos a las seis semanas, ellas tuvieron una reducción menor en la puntuación de ansiedad y depresión a los seis meses que las madres cuyos bebés nunca tuvieron cólicos, la diferencia no fue significativa estadísticamente.

La mayor limitación de este estudio estuvo en que los investigadores fueron incapaces de determinar aquello que, de existir, alivia a las madres que tuvieron que cuidar un bebé escandaloso. Las madres describieron a qué recursos habían accedido, pero no fueron cuestionadas específicamente sobre si realmente usaron algún servicio de cuidado de salud a raíz del llanto de su bebé o si realmente buscaron alivio cuando se sintieron abrumadas. Pero debido a que la mayoría de las mujeres en este estudio estaban casadas y con seguridad financiera y debido a que el estudio fue hecho en Canadá, donde las mujeres habrían tenido acceso a servicios médicos universales, la suposición es que las madres tuvieron la oportunidad de amortiguar los efectos de su bebé con cólicos. Además, el estudio empezó con 856 pares de madre-hijo, con índices de respuesta decrecientes con cada etapa posterior de la recolección de datos. Es posible que algo del desgaste fue debido a los factores examinados en este estudio.

¿En Que Manera le Afecta Esto?

Este estudio proporciona una luz al final del túnel para los padres que cuidan a los bebés con cólicos. Aunque cuidar a bebés con cólicos puede ser cansado y frustrante, los padres deben tener en mente que en la mayoría de los niños, el padecimiento cederá a los tres meses. También es tranquilizador notar que la ansiedad y la depresión materna asociada con cuidar de un niño con cólicos no parece tener efectos duraderos.

No existen tratamientos para el cólico distintos que el paso del tiempo. Usted tendrá que tratar con cantidades de remedios distintos para cuidar de un bebé con cólicos. Lo que funcione durante un episodio de cólico es posible que no funcione la próxima vez. Si cree que usted mismo está frustrada o enojada, ponga al bebé en la cuna hasta que esos sentimientos hayan pasado y no dude en conseguir ayuda.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Academy of Pediatrics
http://www.aap.org

The Merck Manual of Medical Information - Home Edition Online
http://www.merck.com/pubs/mmanual_home/contents.htm

Fuentes:

Clifford TJ, Campbell MK, Speechley KN, et al. Sequelae of infant colic: Evidence of transient infant distress and absence of lasting effects on maternal mental health. Arch. Pediatr. Adolesc. Med. 2002;156:1183-1188.

Barr, RG. Changing our understanding of infant colic. [Editorial] Arch. Pediatr. Adolesc. Med. 2002;156:1172-1174.



Último revisado Diciembre 12, 2002 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!