Facebook Pixel

Los Efectos de una Intervencion para Dejar de Fumar 15 Anos Despues

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Los Efectos de una Intervención para Dejar de Fumar 15 Años Después

Fumar cigarros sigue siendo la causa de muerte sola que más puede prevenirse en los Estados Unidos. De acuerdo a los Centers for Disease Control and Prevention, fumar es responsable de aproximadamente 440,000 muertes prematuras al año, a un costo estimado de $157 mil millones anuales en pérdidas económicas relacionadas con la salud. Fumar representa la causa de casi un tercio de todas las muertes por cáncer al año y también aumenta el riesgo de enfermedad de las arterias coronarias , apoplejía , enfisema y bronquitis .

Aunque la prevalencia de fumar ha disminuído drásticamente en los últimos 50 años, más del 22% de la población estadounidense (46 millones de personas) sigue fumando. Esto sin duda se debe parcialmente a que la nicotina es muy adictiva. Los oficiales de salud pública y los médicos familiares han estado batallando desde hace tiempo para ayudar a las personas a dejar de fumar por medio de una serie de intervenciones. Además de la asesoría profesional de grupo e individual, se han aprobado varios medicamentos para ayudar a la gente a dejar de fumar: Estos incluyen productos de reemplazo de nicotina y el medicamento antidepresivo, bupropión (Zyban).

Para evaluar qué tan eficaces pueden ser las intervenciones normales para dejar de fumar y para demostrar el grado de beneficios a la salud que pueden ofrecer, los investigadores, apoyados por el National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI), llevaron a cabo el estudio más riguroso sobre el impacto de una intervención para dejar de fumar. Los resultados de la fase final de este estudio multifase, el Lung Health Study (LHS), publicado en la edición del 15 de febrero del 2005 de la Annals of Internal Medicine , sugieren que los programas de cese pueden disminuir significativamente los índices de mortalidad medidos hasta hace 14.5 años.

Acerca del Estudio

A partir de 1986-1988, el LSH enlistó a 5887 fumadores de 35 a 60 años de edad de 10 centros clínicos en los E.E.U.U. Para ser aptos, los fumadores debían tener evidencia de obstrucción de las vías respiratorias ligera o moderada, y al mismo tiempo no se consideraran enfermos. Cualquier persona con una enfermedad pulmonar u otra enfermedad grave, presión arterial alta, obesidad o consumo excesivo de alcohol, no era aceptada. En promedio, los participantes fueron blancos, fumadores empedernidos (promediando 31 cigarros al día) con cierta educación postsecundaria. Los fumadores fueron asignados aleatoriamente a uno de dos grupos de tratamiento:

  • Intervención: Un programa de 10 semanas de duración para dejar de fumar consistía en un firme mensaje médico y de 12 sesiones de grupo de dos horas utilizando modificación conductual y goma de mascar de nicotina, además de ipratropio (un broncodilatador) o un inhalador de placebo
  • No intervención: "Cuidado normal", p.e. sin cuidado, en este caso

Los participantes de intervención que dejaron de fumar exitosamente, también fueron inscritos en un programa de mantenimiento que enfatizó las habilidades de afrontación.

Para la fase final de este estudio, los investigadores compararon la mortalidad a corto y largo plazo entre los grupos. Ellos adquirieron estos datos del 98% de todos los participantes originales por medio de dos maneras:

  • Se le dio seguimiento a aproximadamente el 75% de participantes por hasta 14.5 años, principalmente vía telefónica; cuando se reportaba una muerte, el personal analizaba los datos clínicos para establecer la causa.
  • Para la mayoría del otro 25% de los participantes, el National Death Index proporcionó fecha y causa de muerte hasta el final del 2001.

Los Resultados

Medido después de cinco años, el índice de dejar de fumar fue significativamente más alto en el grupo de intervención: 21.7% de los participantes fueron ex fumadores constantes en comparación con únicamente el 5,4% del grupo de cuidado normal. A pesar de esta diferencia en el índice de dejar de fumar, no hubo una diferencia de recurrencia o mortalidad a cinco años entre los grupos de tratamiento.

Al final del estudio (hasta 14.5 años de seguimiento), habían ocurrido 731 muertes entre todos los participantes (12% de los matriculados iniciales). Cáncer Pulmonar fue la causa más común de muerte (33%), seguida de enfermedad cardiovascular, incluyendo enfermedad de las arterias coronarias, (22%).

Para ese entonces, los índices de mortalidad fueron distintos entre los grupos de tratamiento: Los fumadores que recibieron la intervención para dejar de fumar tuvieron 18% menos probabilidades de haber muerto que aquellos en el grupo de no intervención. Y cuando se analizaron por su hábito de fumar (p.e. ex fumador constante, ex fumador intermitente o fumador continuo) - sin importar si los participantes habían recibido o no el programa para dejar de fumar, fue aún más evidente el riesgo mayor de muerte para los fumadores continuos.

Otros resultados interesantes del LSH incluyen:

  • Los receptores más jóvenes de la intervención experimentaron el mayor grado de reducción de riesgo.
  • Los fumadores que fumaban más de 40 cigarros al día tuvieron un índice de mortalidad significativamente más alto que quienes fumaban 39 cigarros o menos.
  • Más del 90% de participantes que dejaron de fumar dentro de los primeros cinco años del estudio pudieron seguir sin fumar hasta el final del seguimiento del estudio.
  • Los índices de mortalidad femenina y masculina no fueron significativamente diferentes.

¿En Qué Manera Le Afecta?

Al final, la intervención ayudo a los fumadores a dejar de hacerlo y esto mejoró la longevidad de los ex fumadores. Y aunque sólo tuvo éxito en una minoría de participantes, la intervención redujo sustancialmente los índices de mortandad en un lapso de 15 años. Sin embargo, es importante darse cuenta que al inicio del estudio todos los participantes tenían alguna enfermedad pulmonar relacionada con fumar. No hay garantía de que los resultados se aplicarán de manera similar a los fumadores con pulmones completamente normales.

Debido al gran tamaño y prolongado seguimiento del LHS, estos resultados deben ayudar a eliminar cualquier dejo de duda acerca del valor a largo plazo de los programas para dejar de fumar. Al demostrar que un programa así puede y de hecho afectó los resultados sobre la salud a largo plazo a nivel de población, el LHS sugiere que el dejar de fumar probablemente es tanto eficaz como económico. Los autores de este estudio calculan que un precio unitario de $2000 cubriría los costos de la intervención LHS - una cantidad que claramente vale las capacidades del programa para salvar vidas.

Además, dada la disminución de mortalidad entre ex fumadores después de 15 años, pero no después de sólo cinco, el LHS se suma a la investigación existente señalando que los beneficios de dejar de fumar podrían tomar algún tiempo para aparecer totalmente. En estudios anteriores ha tardado tres años después de dejar de fumar para que el riesgo de enfermedad cardíaca disminuya al nivel de los que nunca han fumado. El estudio LHS claramente muestra que el dejar de fumar también reduce el riesgo de cáncer pulmonar, aunque solamente después de un período de retraso de aproximadamente cinco años.

Finalmente, es alentador observar que muchos de los participantes en este estudio dejaron de fumar y pudieron seguir así permanentemente. La proporción de ex fumadores permanentes contra "ex fumadores intermitentes" fue significativamente más alta entre quienes recibieron la intervención especial para dejar de fumar. De modo que, si usted es un fumador o conoce alguien que lo sea, puede sentirse tranquilo de integrarse a un programa para dejar de fumar, o de sugerírselo a alguien más.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

National Cancer Institute
http://www.cancer.gov/

National Heart, Lung, and Blood Institute
National Institutes of Health
http://www.nhlbi.nih.gov/index.htm

Tobacco Information and Prevention Source (TIPS)
Center for Disease Control and Prevention
http://www.cdc.gov/tobacco/

Fuentes:

Anthonisen NR. Lessons from the Lung Health Study. The Proceedings of the American Thoracic Society . 2004, 1:143-145.

Anthonisem NR, Skeans MA, Wise RA, Manfreda J, Kanner RE, Connett JE. The effects of a smoking cessation intervention on 14.5-year mortality. Annals of Internal Medicine ; 142(2):233-239

Centers for Disease Control and Mortality. Annual Smoking-Attributable Mortality Rates, Years of Potential Life Lost, and Economic Costs—United States, 1995-1999. MMWR. 2002; 51(14): 300-303. Disponible en: Http://www.cdc.gov/mmwr/PDF/wk/mm5114.pdf. Accedido el 17 de febrero de 2005.

National Cancer Institute. Prevention and Cessation of Cigarette Smoking: Control of Tobacco Use. Disponible en: Http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/prevention/control-of-tobacco-use/Patient. Accedido el 15 de febrero de 2005.



Último revisado 23 de febrero de 2005 por Larry Frisch, MD, MPH

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!