Facebook Pixel

Los Estudios Indican que las Vacunas Contra el Herpes Serian Altamente Efectivas

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Los Estudios Indican que las Vacunas Contra el Herpes Serían Altamente Efectivas

Cientos de miles de norteamericanos se enferman de herpes (herpes zoster) cada año. El herpes es causado por el virus de la varicella zoster, el mismo virus que causa la varicela en los niños. Después de que un niño se recupera de la varicela, el virus de la varicella zoster permanece en las células nerviosas, en donde puede reactivarse posteriormente en la vida y dar como resultado un brote de herpes.

La disminución de la inmunidad ante un virus de varicella zoster está asociada con un aumento en el riesgo y severidad del herpes. No es de sorprender, entonces, que el herpes generalmente se presente en personas mayores y personas con sistemas inmunológicos comprometidos (ej., pacientes de cáncer, personas con SIDA y receptores de trasplantes de órganos).

El herpes empieza con una sensación de ardor, comezón u hormigueo en la piel, generalmente en la espalda, pecho, abdomen o área de la cara. Dos o tres días después, un sarpullido que da comezón puede desarrollarse y brotan ampollas que recuerdan un caso localizado atestado de varicela. En 1 ó 2 semanas, las úlceras empiezan a formar costras, antes de curarse en el lapso de otras dos semanas.

Las ampollas de herpes están asociadas con un dolor que puede ser intenso. Una complicación particularmente devastadora del herpes, la neuralgia postherpética, se caracteriza por un dolor intenso que persiste o se desarrolla después de que las ampollas se han curado. En algunos casos, la neuralgia postherpética puede persistir por años, disminuyendo seriamente la calidad de vida de una persona.

Los medicamentos pueden reducir la severidad y duración de un brote de herpes, pero no pueden prevenir la neuralgia postherpética. Un estudio nuevo publicado en el número del 2 de junio del 2005 de la revista New England Journal of Medicine encontró que la vacuna contra el virus de la varicella zoster redujo de manera significativa la incidencia de herpes y neuralgia postherpética en las personas de más de 60 años.

Acerca del Estudio

Este estudio incluyó a 36,716 pacientes de 60 años de edad y mayores que tenían antecedentes de varicela o habían vivido en la plataforma continental de Estados Unidos durante 30 años o más tiempo. Las personas con sistemas inmunológicos comprometidos fueron excluídas del estudio.

Los participantes recibieron una vacuna contra la varicella zoster o una inyección de placebo y se les dio seguimiento durante tres años. Ellos participaron en un sondeo mensual diseñado para identificar los posibles casos de herpes. Los investigadores evaluaron todos los posibles casos y confirmaron los diagnósticos de herpes con un análisis de sangre.

Los investigadores siguieron la pista de eventos adversos serios en todos los participantes durante seis semanas después de la vacunación. Además, 6,616 participantes fueron observados para los efectos secundarios menos serios como fiebre o síntomas relacionados con el lugar en donde se aplicó la inyección.

Cada persona con herpes confirmado llenó el Zoster Brief Pain Inventory, un cuestionario que mide el dolor asociado con el herpes y la incomodidad. Los investigadores utilizaron las respuestas en este cuestionario y los reportes de neuralgia postherpética para calcular la "carga de la enfermedad" relativa de cada paciente.

Los Resultados

Durante el estudio, se documentaron 984 casos de herpes confirmados.

Los participantes en el grupo de la vacuna tuvieron registros de una carga de la enfermedad significativamente más baja que aquellos en el grupo del placebo. Especialmente, la vacuna redujo la incidencia de herpes en un 51.3% y de la neuralgia postherpética en un 66.5% en comparación con el grupo del placebo. Además, el grupo de la vacuna experimentó una duración significativamente reducida del dolor y la severidad de la enfermedad.

En general la vacuna fue bien tolerada. Sin embargo, reacciones alérgicas, dolor o sensibilidad, hinchazón, comezón y otros problemas en el lugar donde se aplicó la inyección fueron más comunes en el grupo de la vacuna (48.3% versus 16.6% respectivamente). También, 1.9% de los participantes en el grupo de la vacuna y 1.3% de los participantes en el grupo del placebo tuvieron eventos adversos serios (ej, exacerbación del asma , reacciones alérgicas que ponen en peligro la vida); esta diferencia fue significativa.

Durante las seis semanas después de la vacunación, hubo siete casos confirmados de herpes en el grupo de la vacuna y 24 en el grupo del placebo, lo que sugiere que la vacuna no causa o induce el herpes.

Aunque el estudio estuvo bien diseñado y cuidadosamente ejecutado, es importante notar que fue patrocinado de manera parcial por Merck, la compañía farmacéutica que elabora la vacuna de la varicella zoster.

¿Cómo le Afecta Esto?

Estos resultados indican que la vacuna utilizada es este estudio reduce de manera marcada la incidencia de herpes y la neuralgia postherpética, así como la carga de la enfermedad en general debida al herpes, en personas de 60 años de edad y mayores. Estos es significativo, dado que el herpes es común y algunas veces serio en esta población.

La vacuna del estudio fue por lo menos 14 veces más potente que la versión de la vacuna aprobada por la Food and Drug Administration (FDA) utilizada para prevenir la varicela en niños. Y otros estudios han indicado que las vacunas menos potentes no son benéficas para prevenir el herpes.

El autor de una editorial que acompañaba al artículo apunta que la vacuna del estudio es extremadamente rentable cuando el costo de la vacuna se sopesa en contra de los beneficios vistos en este estudio. Y aunque los eventos adversos fueron más comunes en el grupo de la vacuna, la mayoría de ellos fueron menores. Por lo tanto, si la FDA aprueba la versión más potente de la vacuna de la varicella zoster en el futuro próximo, los adultos ancianos pronto pueden ser capaces de reducir significativamente el riesgo de desarrollar herpes y neuralgia postherpética al vacunarse.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

National Institute of Allergy and Infectious Diseases
http://www.niaid.nih.gov/

National Institute on Neurological Disorders and Stroke
http://www.ninds.nih.gov/

Fuentes:

Arvin A. Aging, immunity, and the varicella-zoster virus. N Engl J Med . 2005;352(22):2266-2267.

Gilden DH. Varicella-zoster virus vaccine—grown-ups need it, too. N Engl J Med . 2005;352(22):2344-2346.

Oxman MN, Levin MJ, Johnson GR, et al. A vaccine to prevent herpes zoster and postherpetic neuralgia in older adults. N Engl J Med . 2005;352(22):2271-2284.

Shingles. National Institute of Allergy and Infectious Diseases website. Disponible en: Http://nihseniorhealth.gov/shingles/toc.html. Accedido el 1 de junio del 2005.



Último revisado Junio 2, 2005 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!