Facebook Pixel

Los Implantes de Celulas Embrionarias Mejoran la Funcion Motora en la Gente Con Mal de Parkinson

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Los Implantes de Células Embrionarias Mejoran la Función Motora en la Gente Con Mal de Parkinson

Se estima que al menos 500,000 estadounidenses están afligidos por el Mal de Parkinson , el cual es un trastorno neurológico que resulta en la degeneración de las neuronas (células cerebrales) que ayuda a controlar el movimiento. Esta degeneración resulta en una falta de químicos de señales cerebrales llamado dopamina. Esta deficiencia de dopamina causa las discapacidades del movimiento características del mal de Parkinson.

Las personas que tienen el mal de Parkinson experimentan temblores o sacudidas en sus brazos o piernas. Otros síntomas comunes incluyen movimiento lento, la incapacidad de transición normalmente del reposo a la actividad, miembros rígidos, una manera de caminar arrastrada y una postura encorvada. En su forma más grave, el mal de Parkinson resulta en una incapacidad completa para realizar movimientos voluntarios.

No hay cura conocida para el mal de Parkinson, pero están disponibles medicamentos que pueden reemplazar la dopamina del cerebro, calmando los síntomas. Los medicamentos podrían tener beneficios dramáticos para algunas personas, pero estos beneficios tienden a decrecer en el tiempo y los medicamentos están asociados a una variedad de complicaciones. Un nuevo procedimiento, el cual involucra implantar tejido productor de dopamina en los cerebros de las personas con mal de Parkinson, se está investigado actualmente.

Un estudio en la edición de junio de 2004 de los Archives of Neurology encontró que los implantes de células embrionarias productoras de dopamina en las personas con el mal de Parkinson resultó en una mejoría modesta - pero significativa - en el tiempo de reacción y el tiempo de movimiento, ambos de los cuales se reducen considerablemente con el mal de Parkinson.

Acerca del Estudio

Este estudio incluyó a 39 personas con el mal de Parkinson (35 - 76 años), quienes fueron asignados aleatoriamente para someterse a un implante de células embrionarias (20) o a un procedimiento de placebo (19). Estos individuos tuvieron el mal de Parkinson relativamente moderado asociado a algo de daño en el equilibrio o el caminar.

Antes de que empezara el estudio y cuatro y 12 meses después del procedimiento, los investigadores midieron el tiempo de reacción y el tiempo de movimiento de los participantes. Para estas medidas, se sentó a los participantes en frente de una serie de almohadillas de tacto. Un monitor de computadora instruyó a los participantes a mover sus manos y pies de almohadilla a almohadilla. El dispositivo registró sus tiempos de reacción (RT, procesamiento cerebral de premovimiento) y los tiempos de movimiento (MT, movimiento fisiológico) en respuesta a las indicaciones. Se usó la combinación de las medidas RT más MT para cuantificar el rendimiento motor total.

Los investigadores usaron estos datos para analizar los cambios en RT y MT de acuerdo al tipo de cirugía (grupo de implante o de placebo), miembros (mano o pie) y edad (menores a los 60 años o 60 y mayores).

Los Hallazgos

El grupo de implante experimentó deterioro significativamente menor de la función motora que el grupo de placebo. Esta diferencia se atribuyó principalmente al deterioro en los participantes mayores del grupo de placebo, quienes experimentaron función motora significativamente empeorada tanto a los cuatro como a los 12 meses. La función motora no cambió significativamente en los participantes más jóvenes del cualquiera de los grupos.

Mientras, como un todo, el grupo de placebo tuvo deterioro significativo en la función motora a los 12 meses, el grupo de implante mostró función motora ligeramente mejorada a los cuatro y 12 meses, pero este hallazgo no alcanzó la importancia estadística.

Cuando los investigadores analizaron los datos de acuerdo al miembro, encontraron que el grupo de implante tuvo mejoría significativa en la función motora del pie a los cuatro y 12 meses. No obstante, no hubo cambio significativo en la función motora de la mano. El grupo de placebo experimentó aproximadamente igual deterioro en la función motora de la mano y del pie, con deterioro significativo a los cuatro meses.

Mientras estos resultados son convincentes, es importante notar que los beneficios observados en este estudio son modestos y que los participantes no muestran ninguna mejoría significativa en las medidas de resultados clínicos.

¿En que manera le afecta?

Estos hallazgos sugieren que el implante de células embrionarias podría beneficiar potencialmente a la gente con el mal de Parkinson. Mientras no hubo beneficio clínico significativo en este estudio, las mejorías en la función motora no pueden ignorarse. Mucha investigación previa implicando cirugía para el mal de Parkinson ha involucrado a gente con las formas más graves de este trastorno. Este estudio es importante ya que los participantes tuvieron daño relativamente ligero en el momento de la cirugía.

Es probable que los participantes sean observados por los próximos meses y años para ver si surge el beneficio clínico. Sabemos de estudios previos que el tejido embrionario sobrevive por períodos largos - quizá indefinidamente - en las personas con el mal de Parkinson. Esta vía de investigación tan sólo está surgiendo y más estudios determinarán cómo los implantes de tejido pueden beneficiar a las personas con el mal de Parkinson y otros trastornos neurológicos.

Esta investigación entra en la ola de la muerte del Presidente Ronald Reagan, que atrajo la atención del debate del trasplante de células madre actual. Al igual que las células madre, la mayoría de los implantes de células embrionarias son derivadas de los productos de abortos legales, lo cual hace a estos procedimientos extremadamente controversiales.

Otra controversia que rodea a estos tipos de estudios son los procedimientos de placebo - o "falsos"-. Para dirigir un ensayo aleatorio de doble ciego (el estándar de oro en la investigación), los investigadores tienen que realizar un procedimiento "falso" en los participantes del grupo de placebo. Estos procedimientos "falsos" con frecuencia plantean los mismos riesgos que los procedimientos "reales", especialmente en circunstancias como este estudio, que implican un procedimeinto que involucra al cerebro.

Más allá de la controversia, el campo de los trasplantes de células madre y embrionarias es emocionante para muchos investigadores. Un editorial que acompaña a este estudio señala que el genoma humano sólo fue primero secuenciado y analizado en 2001 y que "la era de la neurología genómica realmente apenas ha empezado."

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

National Institute of Neurological Disorders and Stroke
http://www.ninds.nih.gov/

Parkinson’s Disease Foundation
http://www.pdf.org/

Fuentes:

Gordon PH, Yu Q, Qualls C, et al. Reaction time and movement time after embryonic cell implantation in Parkinson Disease. Archives of Neurology . 2004;61:858-861.

Parkinson Disease backgrounder. National Institute of Neurological Disorders and Stroke website. Disponible en: Http://www.ninds.nih.gov/. Accedido el 22 de junio del 2004.

Rosenberg RN. Positive potential of fetal nigral implants for Parkinson Disease. Archives of Neurology . 2004;61:837-838.



Último revisado Junio 24, 2004 por Lawrence Frisch, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!