Facebook Pixel

Los niveles elevados de homocisteina podrian incrementar el riesgo de la enfermedad de Alzheimer

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Los niveles elevados de homocisteína podrían incrementar el riesgo de la enfermedad de Alzheimer

¿Qué es la homocisteína y por qué incrementaría su riesgo de Alzheimer? La homocisteína es un bloque de acumulación de proteína que es producido por el cuerpo humano. Sin embargo, demasiada homocisteína en el torrente sanguíneo puede conducir al daño en los vasos sanguíneos y al bloqueo de las arterias. Por esta razón, los niveles elevados de homocisteína son considerados como un factor de riesgo para las enfermedades vasculares tales como la enfermedad cardiaca coronaria y la apoplejía. Finalmente, la investigación en la última década ha desenterrado una posible conexión entre las enfermedades vasculares y el riesgo para enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia. Ahora, un estudio publicado recientemente en The New England Journal of Medicine sugiere que los niveles elevados de homocisteína dentro del cuerpo y por sí mismos pueden incrementar el riesgo de una persona mayor de la enfermedad de Alzheimer y de otros tipos de demencia.

Acerca del estudio

Entre 1986 y 1990, los investigadores de la Boston University y la Tufts University en Boston empezaron a estudiar a un subgrupo de participantes en el Estudio Framingham - un gran estudio en curso de la incidencia de la enfermedad entre adultos de Framingham, Massachusetts. Los participantes de Framingham habían estado soportado exámenes físicos completos y respondiendo cuestionarios de su estilo de vida cada dos años desde el inicio del estudio en 1948. Especialmente, los 1092 hombres y mujeres (edad promedio de 76 años) en este estudio más pequeño estuvieron todos libres de demencia en sus décimo segundos exámenes, los cuales ocurrieron entre 1986 y 1990 . En este examen y en el bienal número 16 (aproximadamente 8 años antes), se midieron los niveles de homocisteína en la sangre.

Además del examen físico, los cuestionarios y las pruebas médicas involucradas en el protocolo del Estudio Framingham, los participantes en este estudio soportaron unos pocos más estudios. Durante cada estudio bienal de 1986 al 31 de diciembre del 2000, los participantes pasaron por pruebas de demencia, las cuales fueron evaluadas por dos neurólogos y un neuropsicólogo. Además, ellos fueron examinados para detectar el gen apoliproteína E que es conocido como un factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores revisaron los registros médicos de los participantes del examen bienal número 20 (el inicio de este estudio) el 31 de diciembre del 2000, así como de las mediciones de homocisteína desde el examen bienal número 16. En particular, ellos estaban buscando cómo los niveles de homocisteína en la sangre estaban correlacionados con la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia.

Los descubrimientos

Después de contabilizar los otros factores de riesgo para la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia, las personas con los niveles más altos de homocisteína tenía casi el doble de riesgo para la enfermedad de Alzheimer y de otros tipos de demencia que las personas con niveles de homocisteína más bajos. Especialmente, un incremento de 5 micro moles de homocisteína por litro en la sangre incrementaban el riesgo de Alzheimer en un 40%.

De interés, estas estadísticas fueron ciertas en los niveles de homocisteína tanto del examen bienal número 16 como del examen número 20. Esto es importante, debido a que la enfermedad de Alzheimer se desarrolla de manera lenta y es posible que el proceso de la enfermedad haya empezado en algunos participantes en el examen bienal número 20 pero que aún no fuera detectable. Sin embargo, hay mucha probabilidad de que los participantes estuvieran de verdaderamente libres de la enfermedad ocho años antes en el examen bienal número 16.

Sin embargo existen limitaciones a este estudio. La gran mayoría de los participantes en este estudio eran blancos, lo cual significa que estos resultados podrían no aplicar a las personas de otros grupos raciales. Además, a los participantes no se les pidió ayunar antes de los exámenes sanguíneos para la homocisteína, lo cual podría haber causado que los niveles de homocisteína fueran por encima del 20% más altos que si ellos hubieran ayunado. Sin embargo, esto fue cierto para todos los participantes, así que no es probable que haya habido variación afectando los resultados. Finalmente, estos descubrimientos no explican el mecanismo por el cual la homocisteína podría causar un incremento de Alzheimer y de otros tipos de demencia.

¿En que manera esto le afecta?

¿Son los altos niveles de homocisteína precedentes vaticinadores del Alzheimer? Es muy pronto para decirlo. Nosotros ya sabemos que los niveles elevados de homocisteína puede incrementar su riesgo de enfermedad cardiaca y apoplejía. Ahora estos descubrimientos sugieren que los niveles elevados de homocisteína también pueden elevar su riesgo de enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia a medida que envejece. Pero estos no prueban que los niveles elevados de homocisteína sean un indicador de una futura enfermedad de Alzheimer. Y debido a que las edades de los participantes eran de un rango entre los 68 y los 97 años, no está claro si los adultos más jóvenes con altos niveles de homocisteína están en un riesgo incrementado de la enfermedad de Alzheimer más tarde en su vida.

Si importar el riesgo del Alzheimer, la evidencia de varios estudios sugiere que mantener niveles sanos de homocisteína puede ayudar a evitar el daño a los vasos sanguíneos y la ateroesclerosis (endurecimiento de las arterias). ¿Cómo puede mantener su nivel de homocisteína en un rango normal? El ácido fólico y la vitamina B12 en las comida o en los suplementos son conocidos como reductores de los niveles de homocisteína en la sangre. Lo que todavía no se sabe, advierten los autores del estudio, es si el incremento en el consumo de estos nutrientes reduce el riesgo de la enfermedad de Alzheimer y de otras clases de demencia. Pero no perjudica comer una dieta saludable que incluya cantidades adecuadas de ácido fólico y vitamina B12.

Los alimentos que contienen ácido fólico incluyen:

  • Frutas y jugo de naranja concentrado
  • Vegetales de hojas verdes
  • Frijoles secos y legumbres
  • Hígado
  • Productos del pan que hayan sido fortalecidos con ácido fólico tales como el cereal, la pasta y el pan

Los alimentos que contienen vitamina B12 incluyen:

  • Hígado y otros alimentos tales como el cerdo y la res
  • Huevos
  • Leche y otros productos lácteos

Fuentes:

Seshadri S, et al. Plasma homocysteine as a risk factor for dementia and Alzheimer's disease.
New England Journal of Medicine . February 14, 2002;346(7):476-483.

Loscalzo J. Homocysteine and dementias.
New England Journal of Medicine . February 14, 2002;346(7):466-468.



Último revisado Febrero 14, 2002 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!