Facebook Pixel

Los NSAID Podrian No Ser Tan Útiles para el Dolor Cronico de Rodilla Como se Pensaba Anteriormente

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Los NSAID Podrían No Ser Tan Útiles para el Dolor Crónico de Rodilla Como se Pensaba Anteriormente

La osteoartritis de la rodilla es el tipo más prevalente de osteoartritis , una enfermedad común asociada con dolor e inflamación de las articulaciones. Las pautas de tratamiento con frecuencia incluyen control del dolor con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, o NSAID, como la aspirina, ibuprofeno (Motrin) y naproxeno (Aleve).

Aproximadamente el 50% de personas con osteoartritis utiliza NSAID. Algunos NSAID, cuando se toman regularmente, pueden provocar graves complicaciones gastrointestinales tales como úlceras y sangrado. Y, puesto que la osteoartritis de la rodilla es una enfermedad crónica, muchos individuos siguen usando NSAID por largos períodos a la vez.

Los NSAID también incluyen nuevos inhibidores cox-2, tales como el celecoxib (Celebrex), que están asociados con un menor riesgo de efectos secundarios gastrointestinales graves. Sin embargo, un tipo de inhibidor cox-2, rofecoxib (Vioxx), ha sido retirado recientemente del mercado debido a graves efectos secundarios cardiovasculares.

De este modo, el uso generalizado de todos los tipos de NSAID ha provocado más investigación sobre su seguridad y eficacia. Un nuevo metaanálisis, publicado en la versión en línea de British Medical Journal del 23 de noviembre de 2004, reporta que los NSAID reducen el dolor de rodilla a corto plazo debido a la osteoartritis sólo ligeramente mejor que el placebo. Debido a las potenciales complicaciones a largo plazo, los investigadores continuan para concluir que los NSAID no deberían ser usados de manera crónica.

Acerca del Estudio

Los investigadores en Noruega revisaron 23 ensayos clínicos aleatorios que incluyeron un total de 10,845 personas con una edad promedio de 62.5 años. Los participantes de todos los estudios recibieron NSAID en dosis definidas o un placebo (pastilla de azúcar). Cada estudio utilizó una de dos escalas bien definidas para medir el cambio en la intensidad general del dolor de rodilla entre los participantes.

Los investigadores reunieron los resultados de 23 estudios y volvieron a analizarlos en conjunto para determinar si los NSAID redujeron el dolor de rodilla debido a osteoartritis.

Los Resultados

En general, después de 2-13 semanas, el dolor se redujo aproximadamente en un 15% en personas que tomaban NSAID, en comparación con aquellas que tomaban placebo. Los investigadores consideraron que esta diferencia era relativamente pequeña. Dados los posibles efectos secundarios negativos de los NSAID, los investigadores concluyeron que los "[NSAID] sólo pueden recomendarse para su uso limitado para la osteoartritis de la rodilla".

Aunque esta revisión incluye un gran número de participantes tomados de múltiples estudios, tiene sus limitaciones. Por ejemplo, en nueve de los 23 ensayos se midió el dolor de acuerdo a la misma escala, lo que hace difícil comparar sus resultados con los de los otros estudios. Además, los investigadores incluyeron algunos estudios que excluyeron a personas que se sabía no respondían a los NSAID. Esto podría hacer parecer que los NSAID, en comparación con el placebo, son más efectivos de lo que realmente son.

Otra limitación es que la edad promedio de los participantes era relativamente baja (aproximadamente 62 años) para personas con osteoartritis de la rodilla. Esto se debió a que algunos de los estudios no incluyeron pacientes más jóvenes de 75 años. Los NSAID podrían afectar a los ancianos con osteoartritis de la rodilla de manera diferente que a las personas más jóvenes.

¿En Qué Manera le Afecta?

Como siempre, consulte con su médico antes de decidir cómo tratar adecuadamente su dolor artrítico de rodilla. Si ha estado tomando NSAID por un tiempo, los está tolerando bien y siente que son de ayuda, nada en este estudio señala que deba dejar de tomarlos. Sin embargo, todos los medicamentos tienen posibles efectos secundarios, y en muchos casos, su médico será capaz de determinar su riesgo de daño.

Hablando generalmente, es mejor tomar NSAID por períodos no mayores de 1-2 semanas sin consultar a su médico, y tomar la dosis más baja necesaria para controlar su dolor. Los riesgos graves de sangrado gastrointestinal aumenta en los ancianos y en quienes toman otros medicamentos que adelgazan la sangre, tales como coumadina. Algunas alternativas potencialmente útiles para los NSAID para la osteoartritis incluyen:

  • Acetaminofeno (por ejemplo, Tylenol®)
  • Sulfato de glucosamina (un suplemento alimenticio)
  • Ejercicios sin soporte de peso

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Chronic Pain Association
http://www.theacpa.org/

Arthritis Foundation
http://www.arthritis.org

Fuentes:

Bjordal JM, Ljunggren AE, Klovning A, Slordal L, et al. Non-steroidal anti-inflammatory drugs, including cyclo-oxygenase-2 inhibitors, in osteoarthritic knee pain: Meta-analysis of randomized placebo controlled trials. British Medical Journal , doi: 10.1136/bmj.38273.626655.63 (publicado el 23 de Noviembre de 2004).



Último revisado Diciembre de 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!