Facebook Pixel

Los peligros de los coagulos sanguineos: Tromboflebitis

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Los peligros de los coágulos sanguíneos: Tromboflebitis

Algunas formas de tromboflebitis no presentan síntomas, aún así, está condición puede ser mortal. Muchas personas no están enteradas de que los tienen. Aquí está lo que usted debe saber acerca de este padecimiento que generalmente se presenta en personas mayores de 40 años.

Vamos a empezar por romper esta impresionante palabra, Tromboflebitis:

  • Flebitis es la inflamación de la vena o venas.
  • Trombosis es la formación de un coágulo sanguíneo o de coágulos en las venas.

La formación de coágulos y la inflamación de las venas pueden dañarlas permanentemente y un coágulo que se desprenda de la pared de la vena y viaje a través de las venas hasta los pulmones (llamado embolia pulmonar ) puede ser mortal.

Tromboflebitis, generalmente se encuentra en las piernas, ocurre de dos maneras - trombosis de las venas superficiales (SVT por sus siglas en inglés) y trombosis de las venas interiores (DVT por sus siglas en inglés) . Las venas superficiales están cerca de la piel (venas superficiales) y las venas internas están incrustadas en los músculos.

Trombosis de las venas superficiales

La tromboflebitis de las venas superficiales es una inflamación de las venas superficiales, y casi siempre se presenta en las piernas. Generalmente, esta inflamación se presenta acompañada de pequeños coágulos sanguíneos que están pegados en el recubrimiento interior de las venas. A pesar de ser dolorosas, la SVT a menudo no presentan un serio peligro, pero puede ser un signo de que una persona puede tener DVT en cualquier parte de la pierna.

El SVT generalmente se presenta con uno o mas síntomas: Estos incluyen:

  • Una vena que es visible a través de la piel y se siente dura y duele al tocarla
  • Enrojecimiento, sensibilidad y dolor en la piel del área afectada
  • Una sensación de punzadas o ardor justo abajo de la superficie de la piel
  • Un dolor o sensación de pesadez cuando baja su pierna

Los factores causantes del SVT son numerosos, incluyendo:

  • Un golpe, fractura, u otra lesión de la pierna
  • Permanecer en cama por un periodo prolongado, especialmente después de una cirugía (lo que provoca que la sangre se "estanque" en las piernas)
  • Venas varicosas
  • Inactividad prolongada como sentarse en una sola posición por largos periodos de tiempo (como en viajes largos de auto, tren o avión)
  • Fumar
  • Lesiones de las venas causadas por inyecciones o agujas intravenosas
  • Embarazo
  • Obesidad
  • Cáncer

El SVT se puede tratar con medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno o la aspirina tomadas, por lo general, de cinco a siete días, con la aplicación de compresas húmedas y calientes (se ponen 20 minutos, se retiran otros 20) y elevando el miembro afectado sobre el nivel del corazón hasta que el dolor y la inflamación desaparezcan. Además, el mover las piernas es muy importante. Las personas con un historial de DVT u otras trombosis venosas necesitan tomar medicamentos anticoagulantes (por ejemplo, el heparin).

"A pesar de que la tromboflebitis aislada a las venas superficiales no es peligrosa, ocasionalmente puede migrar a las venas internas," explica el Dr. Cameron Akbari, director adjunto de Medicina Vascular No-invasiva del Centro Medico de Beth Israel/Diaconos en Boston. Esto puede causar una embolia pulmonar, que puede ser fatal. El riesgo de la embolia pulmonar es tan alto como el 10% con SVT." De acuerdo con esto, los pacientes con signos y síntomas de SVT deben consultar a su médico para ver si necesitan otros tratamientos.

Trombosis de venas profundas

La trombosis de las venas internas se presenta cuando se forma un coágulo sanguíneo grande en las venas internas de la pierna. Pero el Dr. Akbari señala, "Desafortunadamente, solo el 40%-50% de los pacientes tienen signos y síntomas obvios del DVT. Cuando esto ocurre, los síntomas más comunes son dolor y/o inflamación en el área de la pantorrilla o del muslo, generalmente aislado a una sola pierna."

Los factores que causan, generalmente, el DVT incluyen los mismos factores que causan el SVT, pero el DVT a menudo se presenta sin síntomas y puede poner en riesgo su vida. Un coágulo sanguíneo de una vena interior corre el riesgo de desprenderse del recubrimiento de los vasos sanguíneos en los que se forma, y de viajar a través del sistema circulatorio como un embolismo. Si la embolia se aloja en los pulmones, los resultados pueden ser fatales.

Si se sospecha del DVT, ya sea por los síntomas enunciados anteriormente, o en la ausencia de síntomas, cuando se presentan múltiples factores de riesgo para el DVT - casi con seguridad su médico le ordenará un ultrasonido para confirmar el diagnóstico.

Sí se detecta un coágulo sanguíneo (o, si no se encuentra, pero se sospecha que existe) se necesita un tratamiento rápido y decisivo. El tratamiento consiste en:

  • Anticoagulación
  • - el adelgazamiento de la sangre, y por lo tanto, tratar al coágulo sanguíneo con medicamentos anticoagulantes (como el heparin), seguido de un tratamiento de tres a seis meses de un medicamento anticoagulante como la Courmadina.
  • Tratamiento de compresión
  • - el uso de medias elásticas ajustadas o medias neumáticas (medias de zapatillas eléctricas) para ayudar al flujo sanguíneo. Estas usualmente se prescriben por varios días o semanas después de empezar un tratamiento de anticoagulantes.
  • Hospitalización
  • - para monitorear la condición del paciente (y para poder administrar tratamiento de emergencia si fuera necesario) hasta que el medicamento anticoagulante empiece a funcionar. En algunos casos, los pacientes pueden ser tratados con seguridad bajo las bases de ser paciente externo si son monitoreados muy de cerca por sus médicos. En tales casos, los tratamiento anticoagulantes se empiezan en casa, primero con inyecciones y luego con medicamento oral.
  • Filtros
  • -si el tratamiento de adelgazamiento de la sangre no fuera posible o surgieran complicaciones a pesar del medicamento anticoagulante, se puede colocar quirúrgicamente un filtro en la vena abdominal principal (la vena cava) para prevenir que una embolia se vaya a los pulmones.
  • Cirugía
  • - en ciertas situaciones extremas, la cirugía se puede necesitar para extraer el coágulo e interrumpir parcialmente la vena cava.

Prevención

A pesar de que el SVT y el DVT tienden a afectar a las personas mayores de 40 años, todos los adultos deben tomar ciertas medidas para evitar el desarrollo de estos padecimientos. Estas medidas preventivas incluyen:

  • Evite sentarse en una posición por periodos largos
  • Mueva sus piernas (parándose y caminando alrededor durante cinco minutos) cada una o dos horas cuando viaje
  • No fumar, especialmente, si es una mujer que toma píldoras anticonceptivas o estrógenos
  • No usar medias apretadas o calcetas que constriñan el flujo sanguíneo
  • Mantenga una buena condición física
  • Mantenga su peso apropiado
  • Sí está confinado a una cama, mueva las piernas tanto como le sea posible para prevenir que la sangre se estanque en las venas

Si usted tiene un alto riesgo de padecer SVT o DVT, otras medidas preventivas tales como medicamentos anticoagulantes a largo plazo pueden ser recetados por su doctor.

Además, siempre que se someta a una cirugía mayor existe el riesgo de desarrollar un DVT durante o después de la cirugía. Si está programado para someterse a una cirugía mayor, consulte de antemano con su cirujano y con el anestesista para asegurarse de que ellos tomen ciertas precauciones, incluyendo el uso de medias de compresión y/o que le administren medicamentos anticoagulantes durante y después de la cirugía.

Finalmente, si usted experimenta cualquiera de los síntomas del SVT o del DVT (o si está desarrollando venas varicosas) consulte con su médico inmediatamente.

Fuentes Adicionales de Información

"Phlebitis and Thrombosis"
Vein Disorders Center
http://www.veincenter.com/phlebitis.html



Último revisado Febrero 2000 por EBSCO Publishing's Medical Review Board

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!