Definición

Los lunares son bultos pequeños en la piel. Normalmente, aparecen como puntos de color marrón claro a oscuro en la piel, pueden ser planos o abultados. La mayoría de la gente tiene lunares benignos, que son inofensivos.

Eventualmente, los lunares atípicos (llamados nevos displásicos) se convierten en melanomas. El melanoma es un tipo de cáncer de piel. Los lunares que cambian o que tienen un aspecto inusual deben ser evaluados por un dermatólogo.

Lunares

lunar
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

Los lunares se desarrollan a partir de células de la piel que producen pigmento, llamadas melanocitos. Estas células se agrupan y forman el lunar.

Factores de riesgo

Estos factores aumentan la probabilidad de desarrollar·lunares. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes factores de riesgo:

  • Lunares de nacimiento (aumentan la probabilidad de que aparezcan más lunares a lo largo de la vida)
  • Familiares con lunares
  • Exposición excesiva a la luz solar, especialmente quemaduras de sol

Síntomas

La mayoría de la gente tiene algunos lunares benignos que aparecen al nacer, en la niñez o la adolescencia.

Los lunares benignos, que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, en general son:

  • De color marrón oscuro, pero también pueden ser de color marrón amarillento o del tono de la carne
  • De un solo color
  • Redondos u ovalados con bordes definidos
  • Planos y suaves, pero a veces se pueden volver abultados, ásperos, con vello o pueden cambiar de color a medida que pasa el tiempo

Los síntomas de que un lunar puede ser atípico incluyen:

  • Cambio repentino de tamaño, color, forma, textura o sensibilidad al tacto
  • Tamaño grande (¼ de pulgada o más de diámetro, más o menos del tamaño de una goma de lápiz)
    • Muchos melanomas son más pequeños.
  • Una mezcla de colores, a veces incluso negro
  • Bordes irregulares
  • Superficie anormal que:
    • Es áspera
    • Es escamosa
    • Tiene secreciones
    • Sangrado
    • Está abierta con una herida que no sana
    • Tiene un bulto elevado y duro
  • Es sensible, produce picazón o dolor
  • Tiene piel de color anormal a su alrededor

El lunar tiene bordes irregulares

Signo de cáncer de piel: lunar con borde irregular
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Diagnóstico

El médico examinará la piel y le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos.

Las pruebas pueden incluir:

  • Biopsia: extracción de una parte o la totalidad del lunar para analizarlo y detectar si hay células cancerosas

Tratamiento

Los lunares benignos no requieren tratamiento. Sin embargo, es posible que se practique una cirugía para extirpar los lunares antiestéticos o irritados.

El tratamiento de los lunares atípicos consiste en:

Cirugía

Se pueden extirpar los lunares atípicos cancerosos o que parecen cancerosos. El tejido del lunar se examina con el microscopio. Si se encuentran células cancerosas, se requiere cirugía adicional para extirpar cualquier parte del lunar y del tejido que lo rodea que hayan quedado.

Prevención

Para evitar que los lunares benignos se vuelvan atípicos (y posiblemente cancerosos):

Para detectar a tiempo los lunares atípicos o cancerosos:

  • Revise sus lunares, especialmente los atípicos.
  • Informe al médico si se produce algún cambio en el lunar.
  • Solicite al médico que controle los lunares atípicos regularmente. Hágase controlar los lunares con más frecuencia si tiene:
    • Gran cantidad de lunares atípicos
    • Antecedentes familiares o personales de lunares atípicos que se convierten en melanoma

Si el médico lo recomienda, recurra a una cirugía para extirparlos.