Facebook Pixel

Mas alla del cereal de trigo Wheaties: Comiendo como un deportista Olimpico

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Más allá del cereal de trigo Wheaties: Comiendo como un deportista Olímpico

Dependiendo de cual sea el deporte, el atleta olímpico promedio consume entre 2500 y 5000 calorías diarias. Esto es tanto como de 23 a 46 tazones de Wheaties, para ser exacto. Tales niveles altos de calorías son esenciales para mantener a los atletas alimentados para sus extenuantes ejercicios, pero exactamente ¿qué y cómo comen nuestros atletas olímpicos para asegurar un desempeño extremo?

Véalo venir

"Una élite de atletas comen entre tres y nueve veces diarias," explica Ann Grandjean, EdD, RD, directora ejecutiva del International Center for Sports Nutrition y consultora del U.S. Olympic Committee. Comer frecuentemente ayuda a los atletas a recuperarse de sus ejercicios y mantener su nivel de energía para los próximos.

En su investigación, Grandjean ha encontrado que una de las características que mantienen a los atletas de élite exitosos aparte de los menos serios es un patrón alimenticio consistente y saludable. "Yo le digo a los atletas que lo que comen diariamente es una parte de su entrenamiento y tiene un efecto más grande en su desempeño que los alimentos que consumen previos a la competencia."

La dieta de entrenamiento que Grandjean recomienda depende del tipo de deporte. Los corredores, nadadores, remadores y otros atletas aeróbicos necesitan más carbohidratos pero no tanta proteína (aunque es todavía más proteína que una persona normal) como un atleta de poder tales como los boxeadores, luchadores y levantadores de pesas. También son esenciales los líquidos abundantes.

Abundantes cantidades de carbohidratos y proteína

Desde luego, los más fuertes y veloces de América no subsisten solamente con el Wheaties. Así que ¿qué es lo que comen? "Yo me enfoco en la proteína," explica Brian Dunseth, capitán del U.S. Men's Olympic Soccer Team y miembro del New England Revolution. "En un día típico, levanto pesas una hora antes de nuestra práctica de tres horas en equipo. Después de este ejercicio desgastante, un batido de proteínas ayuda a recuperarme."

Debido a que los jugadores de fútbol están en constante movimiento: Correr, patear, lanzar y cabecear por al menos 90 minutos de juego. Dunseth consume abundantes carbohidratos para mantener su resistencia. "Me como un muffin inglés en el desayuno, sándwich en la comida, una papa horneada para la cena y jugo varias veces al día," hacer notar Dunseth.

Torrey Folk, miembro del U.S. Women's 8+ Rowing Team, come cerca de cinco veces al día para tener suficiente energía para los tres entrenamientos diarios del equipo, lo cual completa 35 millas de remo. Bagels, fruta, papas, leche y otros alimentos ricos en carbohidratos siempre están en su plato junto con la proteína de los huevos, pavo, queso o pollo.

Una pequeña comida para viajar, por favor

Fruta fresca, omelette, licuados de proteína...todo esto es fácil en la comodidad de su propia cocina, centro de entrenamiento o su restaurante favorito, pero ¿qué pasa cuando los atletas viajan a otro país para competir? Piense en lo que las personas encontrarám cuando pasen por diferentes zonas horarias - desfase horario, alimentos no conocidos y alguna veces, agua no segura. Estos son sólo inconvenientes menores para Joe Tourist, pero se espera que nuestros atletas realicen su mejor esfuerzo en estas condiciones. ¿Cómo manejar esta situación?

En Francia, para el Campeonato Mundial en 1997, Folk descubrió que la cantidad y variedad de alimentos provistos eran limitadas. "Le pedí a mis padres que me trajeran mantequilla de cacahuate y Power Bars para algún refrigerio extra. Desde entonces, siempre viajo con estos alimentos."

Dunseth fue salvado por los arcos dorados mientras estuvo en Malasya por tres semanas con el Equipo Nacional. "La comida para nada era familiar a lo que estábamos acostumbrados - ojos hervidos, cordero apenas cocido - y el clima estaba tan caliente y húmedo que perdí 10 libras. Por suerte McDonald's estaba ahí, nosotros habíamos ordenado tres sándwiches de pollo a la vez," recuerda Dunseth.

La gente de la villa al rescate

Antes de que sus esperanzas de medallas de oro sean cambiadas con visiones de atletas desnutridos, piense en dos palabras: Villa Olímpica. Los coordinadores de los comedores del la Villa Olímpica tienen experiencia en alimentar a una clientela internacional y pueden sumistrar suficiente comida para mantener a los atletas desde Afganistán a Zimbawe saludables y satisfechos.

"De hecho, el mayor problema de los atletas olímpicos es el aumento de peso," ser ríe Grandjean. "La Villa proporciona un amplio rango de alimentos gratis y de calidad las 24 horas del día, de lo cual la mayoría de los atletas toman toda la ventaja." Los atletas en Sidney probablemente debieron mantenerse a distancia de esos sándwiches de vegetales, sin embargo. "Los únicos problemas que vimos fueron cuando la gente probaba alimentos que no les eran familiares," dice Grandjean. "Yo les recomendé esperar hasta después de la competencia para probar la comida local."

El descanso aseguraba que los Men's Soccer y los Women's Rowing Teams estuvieran bien alimentados. Dunseth empacó una licuadora con sus soportes y guarda morcillas para poder tener sus batidos de proteína necesarios sin importar el país en el que se encontrará y Folks siempre tiene un tesoro secreto de Power Bars.

Preparándose para Sidney

Para alcanzar su destino los atletas olímpicos estadounidenses pasarán más de 20 horas en un avión y cruzarán muchas zonas horarias. Afortunadamente para Folk y Dunseth, sin embargo, "los atletas parecen sufrir menos de un viaje en avión que los viajante promedio," explica Grandjean. "No estamos seguros a qué se deba, pero puede estar relacionado al acondicionamiento físico, la adrenalina o simplemente que son muy conscientes de mantenerse hidratados. La deshidratación es el mayor contribuyente para el desfase horario." Dunseth conoce bien esto y lo compensa tomando agua cada hora mientras viaja.

Aun los atletas más adaptados no pueden salir del avión listos para competir, sin embargo, la mayoría de los equipos llegarán a Sidney de dos a tres semanas antes de su evento. "Puede tomar más de cinco días ajustarse a la nueva zona horaria," explica Folk, "así que tendremos entrenamientos ligeros los primeros días."

El gran día

Lo que se consume el día de la carrera o el juego con más frecuencia tiene más que hacer en la preparación psicológica que física. Antes de sus juegos con la New England Revolution, Dunseth fue al IHOP local para un omelette de la región, hot cakes y jugo de naranja. Folk comió un desayuno similar: Huevos duros, pan tostado, fruta y jugo. Ambos confían en que no tendrán ningún problema para encontrar sus favoritos en la Villa Olímpica.

¿Y qué tal después de la competencia?"¡Yo como lo que sea que me guste!" dice Folk. "Con frecuencia muero por una hamburguesa pero normalmente estoy a favor de cualquier clase de alimento caliente." (Sólo espere a que Folk descubra que los australianos sirven sus hamburguesas "con todo": Y una gran capa de betabel encima.)

Comen lo que sea y sin embargo compiten, se aseguran de hacernos sentir orgullosos. Y quien sabe, dentro de unos pocos meses tal vez podamos ver a Brian Dunseth o a Torrey Folk en la parte trasera de una caja de cereales.

Fuentes Adicionales de Información

"The Traveling Athlete," by A.C. Grandjean and J.S. Ruud in Nutrition in Sport, by R.J. Maughan, ed. Blackwell Science, 2000.

US Olympic Committee Web Site
http://www.usoc.org



Último revisado Septiembre 12, 2000 por EBSCO Publishing's Medical Review Board

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!