Facebook Pixel

Mejorando el Funcionamiento Sexual en Hombres Obesos con Disfuncion Erectil

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Mejorando el Funcionamiento Sexual en Hombres Obesos con Disfunción Eréctil

Los National Institutes of Health estiman que tantos como 30 millones de hombres en los Estados Unidos puede ser afectados por la disfunción eréctil (ED). La ED, también conocida como impotencia, es la incapacidad repetida de conseguir y mantener una erección lo suficientemente firme para el contacto sexual. La ED con frecuencia está asociada con la edad avanzada, pero un estudio publicado en el 2003 encontró que la ED ocurrió en:

  • 12% de los hombres de 59 años y más jóvenes
  • 22% de los hombres de 60-69 años
  • 30% de los hombres de 70 años y mayores

Enfermedades crónicas - tales como diabetes, enfermedad renal, alcoholismo crónico, esclerosis múltiple , aterosclerosis , enfermedad vascular y enfermedad neurológica - que justifica cerca del 70% de los casos de ED. Muchos medicamentos comunes enumeran a la ED como un efecto secundario, incluyendo medicamentos para la presión arterial, antihistamínicos y antidepresivos. Los factores psicológicos tales como el estrés, ansiedad , depresión , y culpa, también pueden causar la ED.

Varios estudios han encontrado una asociación entre el peso, la actividad física y la función sexual. De hecho, un estudio publicado en 1999 encontró que en los hombres que reportaron ED, la prevalencia de estar pasado de peso u obeso fue tan alto como un 79%. Otro estudio publicado en el 2003 encontró que los hombres con un índice de masa corporal (BMI por sus siglas en inglés) más alto que 28.7 ( el BMI es una medida de la masa corporal basada en el peso y la altura; las personas con un BMI de 30 o más grande son consideradas obesas ) tuvieron un 30% de riesgo más alto de ED del que tuvieron los hombres con peso normal.

Pese a que la evidencia clínica indica una conexión entre peso, ejercicio y ED, no hay estudios previos que hayan investigado si perder peso o incrementar la actividad física pueda reducir el riesgo de ED. Un nuevo estudio publicado en el número del 23/30 de junio del 2004 en el Journal of the American Medical Association sugiere que los cambios en el estilo de vida diseñados para obtener un pérdida de peso sostenida y a largo plazo y un incremento en la actividad física puede afectar positivamente la función eréctil en los hombres obesos.

Acerca del Estudio

El estudio incluyó a 110 hombres con un índice de masa corporal (BMI) de 30 o mayor. Los hombres en el estudio que sufrían de ED eran de entre 35 - 55 años. Ellos estaban libres de diabetes, hipertensión e hiperlipidemia (niveles de lípidos anormalmente altos en la sangre, tales como el colesterol LDL o los triglicéridos). Los hombres fueron asignados aleatoriamente en uno de dos grupos: Intervención y control. El seguimiento duró dos años.

El grupo de intervención recibió:

  • Consejo individualizado y detallado acerca de cómo lograr un reducción en el peso total del cuerpo de 10% o más (incluyendo la reducción de la ingesta calórica, establecer metas y autosupervisarse)
  • Orientación individual sobre el incremento en los niveles de actividad física
  • Sesiones mensuales con un nutriólogo y un entrenador de ejercicios en el primer año y sesiones bimestrales en el segundo año

El grupo de control recibió:

  • Información general oral y escrita acerca de elecciones de comida saludable y ejercicio al inicio del estudio y cada dos meses (no fue desarrollado un programa específico individualizado)

Los Resultados

Al final de los dos años, la función eréctil permaneció estable en el grupo de control, pero el 31% de los hombres en el grupo de intervención tuvieron una función sexual mejorada. Estos cambios positivos en la función eréctil fueron relacionados con una reducción en el BMI y el peso corporal y el incremento en la actividad física en el grupo de intervención.

Otros resultados incluyeron lo siguiente: Los hombres en el grupo de intervención tuvieron una reducción significativa en la relación cintura-cadera, presión arterial, niveles de glucosa, insulina, colesterol total y triglicéridos, así como un incremento en el colesterol HDL (el colesterol "saludable"). Los hombres en el grupo de control no tuvieron cambios significativos en estos parámetros, así como en el BMI, peso corporal y actividad física.

Este estudio no estuvo sin sus limitaciones. Los autores indican que la ED puede estar cercanamente relacionada con factores psicológicos o cuestiones de la relación. La ED pudo haber sido mejorada debido a un posible alivio de la ansiedad y la depresión y a una mejora posterior en la salud mental en el grupo de intervención. También, una posible mejora en la autoimagen después de la pérdida de peso puede haber afectado los resultados.

Además, una porción significativa de hombres obesos tiene diabetes, hipertensión y niveles elevados de lípidos, pero los hombres con cada uno de estos padecimientos fueron excluidos del estudio. Pese a que limitar el estudio a los "normalmente obesos" le da un sentido científico, esto no nos permite decir si los beneficios mostrados por el estudio ocurrirían en hombres cuya obesidad está complicada por la diabetes, hipertensión o lípidos elevados en la sangre.

¿En Qué Manera le Afecta Esto?

Aunque millones de hombres experimentan la ED, ésta es una cuestión profundamente personal, lo cual hace que comentar sobre la ED sea algo difícil y con frecuencia incómodo. Con la llegada de varios medicamentos que tratan este padecimiento, la ED se está volviendo más normal. Los comerciales de televisión durante el horario estelar y portavoces famosos que admiten que ellos también han experimentado la ED han facilitado ligeramente el misterio alrededor de la ED. Este estudio ofrece una alternativa no farmacéutica posible para los hombres obesos que sufren de ED. A medida que se incrementan las opciones de tratamiento, los hombres pueden estar más dispuestos a consultar con su médico acerca de la ED.

Innumerables estudios han encontrado que las modificaciones en el estilo de vida, las cuales incluyen incrementar la actividad física y mantener un peso corporal saludable, tienen un impacto profundo y positivo sobre un amplio rango de enfermedades. Con los resultados de este estudio, parece que para los hombres obesos, la ED puede ser añadida a la lista.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Foundation for Urologic Disease
http://www.afud.org/

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases
http://www.niddk.nih.gov/

Fuentes:

Esposito K, et al. Effect of lifestyle changes on erectile dysfunction in obese men: A randomized controlled trial. JAMA. 2004;291(24):2978-2984.Erectile Dysfunction. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK). Disponible en: Http://kidney.niddk.nih.gov/kudiseases/pubs/impotence/. Accedido el 21 de junio del 2004.

Seftel AD, Mohammed MA, Althof SE. Erectile dysfunction: Etiology, evaluation, and treatment options. Medical Clinics of North America. 2004;88(2):387–416.



Último revisado Junio 24, 2004 por Lawrence Frisch, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!