Definición

El cerebro y la médula espinal están recubiertos por capas de tejido. Estas capas se denominan meninges. Determinadas bacterias pueden causar una infección en dichas capas. Esto se llama meningitis bacteriana.

Es una infección grave que puede provocar la muerte en cuestión de horas. Es esencial realizar un diagnóstico y un tratamiento rápidos.

Meningitis bacteriana

Meningitis
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

Primero, las bacterias causan una infección en las vías respiratorias superiores . Luego, se trasladan a través del torrente circulatorio hacia el cerebro.

En todo el mundo, existen tres tipos de bacterias que causan la mayoría de los casos de meningitis bacteriana aguda:

  • Streptococcus pneumoniae (las bacterias que provocan la neumonía )
  • Neisseria meningitidis
  • Haemophilus influenzae de tipo B (HIB)
    • En los Estados Unidos, la inmunización generalizada ha eliminado casi por completo la meningitis ocasionada por HIB

Otras formas de meningitis bacteriana incluyen:

  • Meningitis por Listeria monocytogenes
  • Meningitis por Escherichia coli
  • Meningitis por Mycobacterium tuberculosis

Los recién nacidos y los ancianos son más propensos a enfermarse.

Algunas formas se propagan por contacto directo con el líquido de la boca o la garganta de una persona infectada. Esto puede suceder durante un beso o al compartir utensilios de cocina. En general, la meningitis no se contagia a través del contacto casual.

Factores de riesgo

Informe al médico tiene alguno de estos factores de riesgo de meningitis:

  • Edad: lactancia y primera infancia; mayores de 60 años
  • Personas en contacto cercano y prolongado con pacientes con meningitis por HIB o meningitis meningocócica
  • Un sistema inmunitario debilitado debido a la infección por VIH u otras afecciones
  • Alcoholismo
  • Fumar (para la meningitis por Neisseria meningitidis )
  • El hecho de vivir cerca de otras personas, tales como en un dormitorio compartido y cuarteles militares (para la meningitis por Neisseria meningitidis )

Síntomas

Los síntomas clásicos se pueden desarrollar en varias horas o pueden demorar entre 1 y 2 días:

  • Fiebre alta
  • Dolor de cabeza
  • Cuello demasiado rígido y con dolor

Otros síntomas pueden incluir:

  • Erupción cutánea de color rojo o morado
  • Cianosis (coloración azulada de la piel)
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Fotofobia (sensibilidad a los colores brillantes)
  • Somnolencia
  • Confusión mental

En los recién nacidos y lactantes, es difícil detectar los síntomas. Por lo tanto, a menudo se revisa a los lactantes menores de tres meses de edad que tengan fiebre para detectar si tienen meningitis. Los síntomas en los recién nacidos y lactantes pueden incluir:

  • Inactividad
  • Fiebre alta inexplicable o cualquier forma de inestabilidad en la temperatura, incluida la baja temperatura corporal
  • Irritabilidad
  • Vómitos
  • Ictericia (color amarillo en la piel)
  • Comer poco o negarse a hacerlo
  • Tensión o protuberancias suaves entre los huesos del cráneo
  • Dificultad para despertar

A medida que la enfermedad evoluciona, pueden presentarse convulsiones o hipoacusia . Esto puede manifestarse en pacientes de todas las edades.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico.

Las pruebas pueden incluir:

  • Punción lumbar : extirpación de una pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo para detectar si hay bacterias
  • Otros cultivos: análisis de muestras de sangre, orina, mucosas o pus por infecciones en la piel
  • Resonancia magnética (RM) : una prueba que usa ondas magnéticas para obtener imágenes de las estructuras internas del cuerpo (a fin de asegurarse de que la inflamación no se deba a alguna otra causa, tal como un tumor)
  • Tomografía computarizada (TC) - un tipo de radiografía que usa una computadora para obtener imágenes de las estructuras internas del cuerpo

Tratamiento

Más del 90% de todas las personas que padecen esta infección sobreviven gracias a una atención inmediata que incluye:

  • Antibióticos y corticoesteroides: a menudo, administrados simultáneamente
  • Además, se pueden administrar líquidos
Consulte con el médico cuál es el mejor plan para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Antibióticos

Los antibióticos se administran por vía intravenosa, directamente en una vena. Se comienza con esto en cuanto se sospecha la presencia de una infección. Se pueden cambiar los antibióticos una vez que las pruebas hayan identificado la causa bacteriana exacta. Por lo general, los pacientes permanecen en el hospital hasta que la fiebre haya disminuido. Además, el líquido que rodea la columna vertebral y el cerebro no deben presentar ninguna infección.

Corticoesteroides

Por lo general, se administran por vía intravenosa en la etapa temprana del tratamiento. Controlan la presión y la inflamación del cerebro. Además, reducen la producción del cuerpo de sustancias inflamatorias. Este tratamiento puede prevenir otras lesiones.

Restitución de líquido

Se pueden perder líquidos debido a la fiebre, sudoración o vómitos. Se pueden restituir mediante una vía intravenosa. Se realizará de manera cuidadosa para evitar complicaciones de sobrecarga de líquidos.

Otros medicamentos

  • Se pueden usar analgésicos y sedantes
  • Se pueden recetar anticonvulsivos para prevenir convulsiones

Prevención

Para ayudar a reducir las probabilidades de contraer meningitis bacteriana, considere las siguientes medidas:

  • Vacunas contra la HIB : generalmente, para los niños
  • Vacuna polisacárida antineumocócica contra Streptococcus pneumoniae generalmente para:
    • Todas las personas mayores de 65 años de edad
    • Las personas de 2 a 64 años de edad con determinados problemas clínicos crónicos
  • Vacuna antineumocócica conjugada contra Streptococcus pneumoniae generalmente para:
    • Lactantes
    • Todos los niños mayores de 2 años de edad
  • Antibióticos preventivos: para los trabajadores de la salud o familiares que estén en contacto cercano con los pacientes infectados
  • Comprar leche y productos lácteos pasteurizados: para prevenir la meningitis por Listeria monocytogenes
  • Controlar si la madre está infectada antes y durante el parto para prevenir meningitis en los neonatos