Facebook Pixel

Niveles de Mercurio y Funcionamiento Cognitivos en Adultos

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Niveles de Mercurio y Funcionamiento Cognitivos en Adultos

Los beneficios para la salud de comer pescado, particularmente pescado graso rico en ácidos grasos omega-3, están bien documentados. Los investigadores sugieren que los ácidos grasos omega-3 ayudan a proteger en contra de las enfermedades cardíacas y quizá también en contra de la enfermedad de Alzheimer . Pero durante los últimos años, ha aumentado la preocupación acerca de las grandes cantidades de mercurio encontradas en algunos pescados.

El mercurio se encuentra en todo nuestro medio ambiente. Entra al aire y luego en el agua a través de procesos como la combustión de combustible fósil, la minería y la incineración de desechos sólidos. Los microorganismos en el agua cambian al mercurio en metilmercurio, una substancia altamente tóxica que se acumula en pescados y mariscos.

La preocupación principal del mercurio que nos rodea es que afecta el desarrollo del sistema nervioso de los bebés nonatos y los niños pequeños. En el 2004, la Environmental Protection Agency (EPA) y la Food and Drug Administration (FDA) publicaron una advertencia para las mujeres que están embarazadas o lactando, las mujeres que se pueden embarazar y niños pequeños para que limiten su consumo de pescado y de mariscos, ¿Pero qué pasa con el resto de nosotros?

Un nuevo estudio publicado en el número del 20 de abril del 2005 del Journal of the American Medical Association buscó las asociaciones entre el mercurio y la función cognoscitiva en un grupo de adultos estadounidenses. En total, no encontraron evidencia fuerte de que los niveles de mercurio en la sangre estuvieran asociados con un desempeño cognitivo peor.

Acerca del Estudio

Este estudio incluyó a 474 participantes seleccionados al azar del Baltimore Memory Study, un estudio actual que implica a 1,140 residentes de Baltimore entre edades de 50 a 70 años. La mayoría de los participantes clasificaron su raza como negra (39%) o blanca (55%).

Los participantes llenaron cuestionarios de frecuencia de alimentos con respecto a su consumo normal de pescado y se hicieron pruebas de neurocomportamiento (que miden la función cognoscitiva) administradas por técnicos entrenados sin conocimiento de los niveles de mercurio en la sangre de los participantes o su historial alimenticio. Los investigadores midieron el total de los niveles de mercurio en las muestras de sangre de los participantes y luego examinaron su asociación con las puntuaciones de las pruebas de neurocomportamiento.

Los Resultados

La media del nivel de mercurio en la sangre fue de 2.1 microgramos por litro, que de acuerdo a los investigadores, es consistente con los niveles de mercurio encontrados en poblaciones que no comen mucho pescado. (La cantidad promedio de pescado consumido en este estudio fue de 11.5 onzas a la semana.)

Después de ajustar otros factores que pueden haber influído en el funcionamiento cognoscitivo (por ejemplo, la edad, nivel educativo, consumo de pescado, consumo de alcohol), el aumento del mercurio en la sangre fue vinculado con un desempeño peor en un prueba de memoria visual, pero un desempeño mejor en una prueba de destreza manual. Los investigadores concluyeron que en general el estudio no proporcionó evidencia de peso de que los niveles de mercurio en la sangre estuvieran asociados de manera adversa con las puntuaciones de neurocomportamiento en estos adultos.

Una limitante de este estudio es que analizó a los individuos sólo en ese momento; los niveles de mercurio en la sangre sólo reflejaron la exposición durante los últimos 5-6 meses, lo que no puede ser representativo de los niveles de mercurio en la sangre usuales o anteriores.

¿Cómo Esto Le Afecta a Usted?

Este estudio sugiere que los niveles de mercurio en la sangre pueden no ser una cuestión de preocupación en adultos mayores que no comen grandes cantidades de pescado. Sin embargo, se necesitan más estudios, especialmente algunos con más evaluaciones detalladas de los niveles de mercurio en la sangre, para confirmar estos resultados.

La American Heart Association recomienda comer pescado por lo menos dos veces a la semana. Con base en este estudio, no hay razón para que los adultos mayores no sigan esta recomendación. Aunque se necesita mucha investigación, parece seguro asumir que en esta población, y probablemente también para hombres más jóvenes así como para mujeres, los beneficios protectores de los ácidos grasos omega-3 son mayores que los riesgos para la salud que supone la contaminación por mercurio.

Aquellos que consumen mucho pescado, o sólo quiere estar del lado seguro, deben elegir pescado que tenga bajo contenido de mercurio. Adicionalmente, las mujeres en edad reproductiva y los niños pequeños todavía deben hacer caso de la advertencia del gobierno y limitar su consumo de pescado a 12 onzas a la semana. Afortunadamente, es fácil maximizar los beneficios mientras se minimizan los riesgos cuando se trata del pescado - muchos son ricos en ácidos grados omega-3 y relativamente bajos en mercurio. Entre las mejores elecciones están el salmón, arenque, sardinas y atún ligero enlatado.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Heart Association
http://www.americanheart.org

Fish Advisories
Environmental Protection Agency
http://www.epa.gov/

Fuentes:

Fish and omega-3 fatty acids. American Heart Association website. Disponible en: Http://www.americanheart.org/presenter.jhtml?identifier=4632. Accedido el 20 de abril del 2005.

Mercury: Basic information. Environmental Protection Agency website. Disponible en: Http://www.epa.gov/mercury/about.htm. Accedido el 20 de abril del 2005.

Weil M, Bressler J, Parsons P, et al. Blood mercury levels and neurobehavioral function. JAMA. 2005; 293: 1875–1882.



Último revisado 22 de abril del 2005 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!