Facebook Pixel

Nuevo Estudio Reporta los Efectos de la Terapia de Reemplazo Hormonal de Estrogeno Solo

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Nuevo Estudio Reporta los Efectos de la Terapia de Reemplazo Hormonal de Estrógeno Sólo

Millones de mujeres han utilizado la terapia de reemplazo hormonal (HRT), la mayoría para aliviar los síntomas menopáusicos (por ejemplo, bochornos, resequedad vaginal) y para prevenir la pérdida ósea . En el pasado, alguna información observacional indicó que la HRT podría ayudar a prevenir otras enfermedades crónicas, como la enfermedad cardíaca .

Pero en julio de 2002, dos grandes estudios - la Women's Health Initiative (WHI) y el Heart and Estrogen/Progestin Replacement Study (HERS II) de seguimiento - indicaron que un régimen de HRT con estrógeno más progestina (combinación HRT) estaba asociado con un incremento en el riesgo de enfermedad cardíaca, cáncer de mama , apoplejía , coágulos sanguíneos y otros efectos adversos. El brazo estrógeno-progestina de la WHI fue detenida rápidamente debido a estas preocupaciones de seguridad.

Sin embargo, otra brazo del estudio WHI, fue dar seguimiento a las mujeres que utilizaron sólo estrógeno. No estaba claro aún si utilizar sólo estrógeno estaba asociado con efectos adversos, así que el estudio WHI sólo con estrógeno fue continuado bajo una cuidadosa supervisión.

Los resultados de este estudio, publicados en la edición del 14 de abril de 2004 en la Journal of the American Medical Association , indicaron que utilizar sólo estrógeno incrementa el riesgo de apoplejía, disminuye el riesgo de fractura de cadera y no protege contra la enfermedad cardíaca en mujeres posmenopáusicas. Debido a estos descubrimientos, el estudio fue detenido dos años después.

Acerca del Estudio

Este estudio incluyó a 10,739 mujeres posmenopáusicas saludables, con edades entre 50-79 años, que se habían sometido a una histerectomía (utilizar sólo estrógeno no está recomendado para las mujeres con útero ya que está asociado con un aumento en el riesgo de cáncer endometrial ). Las mujeres fueron asignadas aleatoriamente a recibir una dosis diaria ya fuera de 0.625 miligramos de estrógeno equino conjugado (Premarin) o un placebo.

Cada seis meses, se les dio seguimiento a las mujeres vía telefónica o mediante una visita clínica (las visitas clínicas eran requeridas anualmente), durante las cuales los investigadores determinaron si las mujeres habían desarrollado:

  • Enfermedad de las arterias coronarias (CHD por sus siglas en inglés, definida como ataque cardíaco o muerte por CHD)
  • Apoplejía
  • Coágulos sanguíneos
  • Cáncer (aparte del cáncer cutáneo no melanoma)
  • Fracturas osteoporóticas

Electrocardiogramas fueron tomados antes de que el estudio comenzara y fueron programados a los tres, seis y nueve años a partir de entonces. Además, los investigadores midieron 8.6% de los niveles de lípidos en la sangre de las mujeres antes de que el estudio comenzara y después de un año. Todas las mujeres tenían que asistir a un mamograma anual y a examinaciones clínicas de los senos.

Los investigadores también desarrollaron un "índice global" para comparar los riesgos generales contra los beneficios asociados con tomar estrógeno. Un consejo independiente de seguridad observó el estudio muy de cerca y estaba preparado para detenerlo si la información indicaba que el riesgo asociado con el estrógeno superaba los beneficios.

Los Resultados

Después de casi siete años de seguimiento, los National Institutes of Health detuvieron la fase de intervención del estudio, mencionando preocupaciones de seguridad y se les recomendó a todas las participantes a descontinuar sus medicamentos del estudio.

En el grupo de mujeres a las que se les midió el nivel de lípidos en la sangre, el estrógeno estuvo asociado con una mayor reducción en el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL, o "malo") y un mayor incremento en el colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL, o "bueno") que en el grupo que utilizó placebo. Pero el grupo con estrógeno experimentó un mayor incremento en los niveles de triglicéridos y tuvo lecturas ligeramente más altas de presión arterial .

El estrógeno no afectó significativamente el riesgo para la mujer de enfermedad de las arterias coronarias. Sin embargo, el riesgo de apoplejía se incrementó considerablemente (en un 39%) en las mujeres que utilizaron estrógeno, así como el riesgo de padecer de trombosis venosa profunda (DVT por sus siglas en inglés, [un tipo de coágulo sanguíneo grave que surge en las venas de la pelvis o de las piernas]). En general, las mujeres que utilizaron estrógeno fueron 12% más propensas a padecer un evento cardiovascular que las mujeres que utilizaron placebo.

Las mujeres que utilizaron estrógeno fueron de 30% a 39% menos propensas a padecer fracturas osteoporóticas. Y, de manera interesante, las mujeres que utilizaron estrógeno fueron 23% menos propensas a ser diagnosticadas con cáncer invasivo de mama, pero esta reducción en el riesgo perdió por poco su importancia estadística.

El índice global de riesgos y beneficios para la salud indicó un balance entre los grupos de estrógeno y de placebo (el estrógeno no estuvo asociado con más muertes que el placebo).

Aunque estos resultados son ciertamente valiosos, tienen ciertas limitaciones:

  • Sólo un régimen de estrógeno fue analizado, así que los resultados podrían no aplicar a otras marcas, dosis o métodos de administración (p.e., parches de estrógeno).
  • Más de la mitad de las mujeres dejaron de utilizar sus medicamentos, lo que pudo haber afectado los resultados. Pero análisis posteriores indican que aunque una adherencia deficiente podría haber diluido los efectos del estrógeno, esto no distorsionó el equilibrio entre el grupo de estrógeno y de placebo.
  • El estudio fue detenido con dos años de anticipación; un periodo más largo de intervención podría haber arrojado resultados diferentes.

¿De Qué Manera le Afecta a Usted?

Estos descubrimientos se agregan a la creciente evidencia de que la HRT no está en el mejor interés de las mujeres posmenopáusicas. La mayoría de los profesionales de la salud ahora están de acuerdo que los riesgos de la terapia de progestina y estrógeno superan a los beneficios para la mayoría de las mujeres y este estudio revela que aunque el estrógeno disminuya el riesgo de fracturas osteoporóticas, éste incrementa significativamente el riesgo de apoplejía en las mujeres posmenopáusicas y no protege en contra de la enfermedad cardiovascular.

La posibilidad de que el estrógeno podría proteger a las mujeres posmenopáusicas en contra del cáncer de mama requiere más estudios, ya que estos descubrimientos no fueron significativos e investigaciones pasadas demuestran lo contrario: Que el estrógeno incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Además de los descubrimientos en el incremento del riesgo de apoplejía, la NIH ha indicado que serán publicados más resultados muy pronto de este estudio sugiriendo "una tendencia hacia el incremento en el riesgo de probable demencia y/o deficiencia cognoscitiva ligera " asociada con el estrógeno. En este momento, parece que los beneficios a largo plazo de la HRT no superan sus riesgos. Sin embargo, debido que el estrógeno solo parece (por el momento) estar asociado con menos riesgos a largo plazo que las combinaciones de progestina con estrógeno, algunas mujeres que se han sometido a una histerectomía aún podrían considerar utilizar estrógeno para controlar los graves y debilitantes síntomas menopáusicos. Pero estas mujeres y sus médicos deben tener el propósito de utilizar la menor dosis efectiva de estrógeno por la duración más corta posible.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

National Institute on Aging
http://www.nia.nih.gov/

Women’s Health Initiative
http://www.nhlbi.nih.gov/whi

Fuentes:

Alving B. NIH Asks Participants in Women’s Health Initiative Estrogen-Alone Study to Stop Study Pills, Begin Follow-up Phase. Disponible en: Http://www.nhlbi.nih.gov/new/press/04-03-02.htm. Marzo 2, 2004.

Grady D, et al. Cardiovascular disease outcomes during 6.8 years of hormone replacement therapy. Heart and Estrogen/Progestin Replacement Study Follow-up (HERSII). Journal of the American Medical Association. 2002;288:49-57.

Hulley S, et al. Noncardiovascular disease outcomes during 6.8 years of hormone replacement therapy. Heart and Estrogen/Progestin Replacement Study Follow-up (HERSII). Journal of the American Medical Association. 2002;288:58-66

Hulley SB, Grady D. The WHI estrogen-alone trial—do things look any better? Journal of the American Medical Association . 2004;291:1769-1771.

Questions and answers about the estrogen-alone study. Women’s Health Initiative website. Disponible en: Http://www.nhlbi.nih.gov/whi/e-a_faq.htm. Accedido el 13 de abril de 2004.

The Women’s Health Initiative Steering Committee. Effects of conjugated equine estrogen in postmenopausal women with hysterectomy: The Women’s Health Initiative randomized controlled trial. Journal of the American Medical Association . 2004;291:1701-1712.

Writing Group for the Women’s Health Initiative. Risks and benefits of estrogen plus progestin in healthy postmenopausal women: Principle results from the Women’s Health Initiative Randomized Controlled Trial. JAMA. 2002;288:321-333.



Último revisado Abr. 15, 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!