Otros tratamientos para el mieloma múltiple incluyen los siguientes:

Trasplante de Médula Ósea

La médula ósea es un material suave similar a una esponja, encontrado dentro de algunos huesos, como las cabezas del fémur y húmero, el esternón, y los huesos de la cadera. La médula ósea contiene células inmaduras llamadas células madre. Las células madre pueden madurar en células sanguíneas (glóbulos blancos, glóbulos rojos, y plaquetas), que con frecuencia son dañadas por el cáncer.

Para un trasplante de células madre, se recolectan (cosechan) células madre de la sangre periférica o médula ósea y se colocan en almacenamiento congelado previamente para el tratamiento de cáncer con quimioterapia de alta dosis. Una vez que está completo el tratamiento con quimioterapia, las células madre se colocan de regreso en su cuerpo; éstas entran a su torrente sanguíneo y viajan hacia su médula ósea donde reemplazan a las células madre dañadas y comienzan a producir células sanguíneas saludables. Si se usan sus propias células madre, el trasplante se llama autologo. Si se usan las células de un donador, se le llama un trasplante alogenéico.

Efectividad

La mayoría de los pacientes continúan mostrando evidencia de mieloma múltiple incluso después de trasplante de médula ósea. Y casi todos los pacientes eventualmente recaen (desarrollan mieloma nuevamente).

Consideraciones Especiales

Del uno al tres por ciento de pacientes mueren durante el tratamiento cuando se usan las propias células del paciente. Cuando se usan células de un donador, el índice incrementa más del 20%. El trasplante autologo obviamente es más seguro, pero ambos tienen riesgos, y ninguno ha mostrado ser una cura.

Cuándo Contactar a Su Profesional en el Cuidado de la Salud

Llame al médico si usted desarrolla cualquiera de lo siguiente:

  • Señales de infección, como fiebre, tos, escurrimiento nasal, o piel enrojecida o inflamada
  • Señales de sangrado anormal, como sangrados por la nariz o encías sangrantes

Terapia Biológica

Las terapias biológicas reparan, estimulan, o aumentan la respuesta del cuerpo ante el cáncer al afectar al sistema inmune. Estas terapias se pueden usar para combatir el cáncer o para reducir los efectos secundarios que pueden ser causados por algunos tratamientos para el cáncer.

El interferón es un agente biológico usado para tratar mieloma múltiple. El interferón se puede usar con quimioterapia para ayudar a prolongar la remisión, desacelerar la velocidad en la que crecen las células de mieloma.

Efectividad

El interferón podría incrementar la supervivencia aproximadamente el 10%, o por un par de meses.

Efectos Secundarios

Los efectos secundarios de interferón incluyen fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, malestar, pérdida de apetito, y dolores musculares.

Cuándo Contactar a Su Profesional en el Cuidado de la Salud

Llame al médico si usted desarrolla cualquiera de lo siguiente:

  • Cualquiera de los efectos secundarios mencionados anteriormente
  • Cualquier síntoma nuevo o inusual

Terapia Anti-angiogénesis

Antiogénesis es el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos. Algunos tumores cancerosos generan nuevos vasos sanguíneos para incrementar su abastecimiento de sangre para que puedan vivir y seguir creciendo. La terapia anti-angiogénesis intenta bloquear el abastecimiento de sangre al tumor, y posteriormente matar el tumor canceroso.

Un medicamento anti-angiogénesis usado para tratar mieloma múltiple es talidomida. Ésta bloquea una sustancia necesitada para desarrollar vasos sanguíneos. El medicamento se toma oralmente, por lo general de 200 mg a 800 mg al día. Sin embargo, no todos los pacientes responden a talidomida. Quienes sí lo hacen podrían experimentar fatiga, sarpullido, adormecimiento o debilidad, mareos, y estreñimiento como efectos secundarios.

Efectividad

Talidomida todavía está bajo investigación en el tratamiento de mieloma múltiple. No está claro qué tan efectiva es.

Efectos Secundarios

La talidomida puede causar los siguientes efectos secundarios:

  • Somnolencia
  • Neuropatía, dolor, hormigueo, o adormecimiento en los pies o manos
  • Mareos

Consideraciones Especiales

La talidomida se retiró del mercado hace años debido a que causaba defectos congénitos. Usted no la puede tomar si está embarazada o tratando de ser padre. Debe usar dos métodos diferentes de control natal mientras esté tomando este medicamento. Los hombres deben usar condón. La talidomida se trajo de vuelta para tratar el mieloma y otras enfermedades. Su uso se restringe a ciertos médicos que estén registrados por participar en un programa de seguridad de US Food and Drug Administration. Discuta los riesgos y beneficios de cualquier régimen de tratamiento con su médico.

Cuándo Contactar a Su Profesional en el Cuidado de la Salud

Llame al médico si usted desarrolla cualquiera de lo siguiente:

  • Mareos
  • Dolor, hormigueo, o adormecimiento en los pies o manos
  • Actividad de ataques
  • Sarpullido cutáneo
  • Fiebre

Plasmaféresis

La plasmaféresis se puede realizar si su sangre se ha vuelto demasiado espesa debido a la presencia de anticuerpos anormales creados por el mieloma múltiple. Plasmaféresis es un proceso que separa la parte líquida de la sangre, llamada plasma, y la retira de su cuerpo. Esta parte de la sangre contiene los anticuerpos anormales.

Para este procedimiento, usted se puede recostar en una cama o sentarse en una silla reclinable. Se inserta un pequeño tubo delgado (catéter) dentro de una vena grande, por lo general la que está al interior de su codo, y se coloca otro tubo en la mano o pie contrario. La sangre fluye a través del tubo en su brazo y dentro de un aparato llamado un separador celular. El separador retira el plasma (y sus anticuerpos) de la sangre, la reemplaza con líquidos, y después regresa la sangre a su cuerpo a través del segundo tubo. Este es un procedimiento continuo que tarda varias horas. Sólo una pequeña cantidad de sangre en realidad está fuera de su cuerpo en cualquier momento durante el procedimiento. La plasmaféresis puede ser incómoda pero por lo general no es dolorosa.

Efectividad

La plasmaféresis se usa para ayudar a controlar los síntomas de mieloma múltiple. No es un tratamiento curativo, y no se conocen sus beneficios a largo plazo.