Se han ido la sala de partos austera y la administración de anestésicos muy fuertes. Los padres ahora tienen más opciones que nunca con respecto al entorno en el que quieren que nazcan sus bebés.

Con la abertura cada vez mayor del personal médico a las terapias complementarias y terapias alternativas , las futuras madres están investigando y eligiendo nuevas opciones para dar a luz a sus bebés. De hecho, tantos padres eligen caminos "no tradicionales" que "lo que solía ser una "alternativa" ahora es la norma," dice Loma Ellis, gerente de enfermería en California's Alameda Hospital Birthing Center. Como resultado, los padres ahora tienen más elecciones de parto que antes.

Dar a las Mamás una Mano Amiga

Una asistente de parto es una mujer profesional contratada de manera privada por los padres para asistir en el parto de su hijo y brindar apoyo a la madre en labor de parto. Por lo general altamente capacitadas en partos, las asistentes pueden servir como un apoyo cuando el papá no está disponible. Pero las asistentes de parto pueden ser una ventaja para cualquier madre; muchos padres contratan asistentes incluso si el padre está presente.

"La asistente de parto es una red de seguridad," dice Sandi Miller, RN, CD, propietaria de Before Birth and Beyond en San José, CA. "Lo que sea que suceda, si es un parto por cesárea o lo que sea, los padres saben qué está sucediendo y la asistente lo está vigilando por ellos."

Debido a que ella se ha reunido con la madre varias veces antes del parto, la asistente también sirve como un aislamiento contra la impersonalidad de un hospital y puede crear interferencia con el personal médico, que podría estar lidiando con varios otros partos simultáneamente. Miller, miembro certificado de Doulas of North America (DONA), dice que el principal propósito de una asistente "es la continuidad de alguien que no sólo está entrenada y experimentada, sino que está ahí por usted y no tiene otra agenda."

Aunque los médicos podrían no haber trabajado con una asistente de parto antes, la mayoría de asistentes acompañan a las madres a una visita prenatal para reunirse con el médico antes del gran día. Una vez que el médico sabe que la asistente está ahí para brindar apoyo y no para reemplazar o interferir con el equipo médico, es probable que él dé la bienvenida a este miembro adicional del equipo.

Estudios Apoyan la Función de la Asistente

Estudios también muestran que las asistentes (cuyos servicios comienzan en $100 en promedio para una asistente en entrenamiento y pueden ser tan altos como de $1000 o más) tienen efectos médicos positivos tanto para la madre como para el bebé. Un estudio publicado en British Medical Journal sugirió que las asistentes dan como resultado menos partos por cesárea y labores de parto más cortas para las madres, y un menor índice de admisión a cuidado intensivo neonatal para los bebés.

Una revisión publicada en el año 2000 indicó que el apoyo continuo por parte de una asistente reduce la ansiedad , acorta la labor de parto, disminuye la necesidad de partos por cesárea y otras formas de parto asistido, y reduce los índices de depresión postparto .

Mientras Más Mojado, Mejor

El agua puede aliviar dolores, disminuir la tensión, y llevarnos a un estado de dicha. Entonces, no es sorprendente que las madres que pasan por la labor de parto y/o alumbramiento en una alberca de parto experimenten menos dolor y mayor relajación. De acuerdo con la revista médica israelí Harefuah , las madres que dan a luz bajo el agua se sienten más relajadas y cómodas; la inmersión en el agua también podría acelerar la dilatación del cérvix, conllevando a una labor de parto más corta.

Estos beneficios también podrían transmitirse al bebé:

  • Menos incomodidad - "Si la madre está teniendo un parto sencillo y positivo, lo hace sencillo y positivo para el bebé," dice Barbara Harper, RN, directora de Waterbirth International con base en Oregon y autora de Gentle Birth Choices . Cuando la madre está relajada, dice Harper, el bebé pasa menos tiempo en el canal de parto y atraviesa por incomodidad mínima.
  • Menos trauma - Los partidarios de los partos bajo el agua también creen que el método es menos traumático para los bebés. "Los bebés parecen estar muy relajados. Ellos abren sus ojos y se enfocan en personas," dice Beah Haber, CNM, de The Birth Home en Pleasanton, California, quien ha asistido aproximadamente en 200 partos bajo el agua. Sin embargo, no hay evidencia científica para documentar esta opinión.
  • Transición más fácil - La transición más fácil es parcialmente una respuesta al estado relajado de la madre, y parcialmente a los efectos aislantes del agua, de acuerdo con Harper. "El bebé tiene audición incluso en el útero , pero está apagada y débil; es del mismo modo bajo el agua;" dice ella. Bajo el agua, el bebé está protegido de las luces, sonidos, e incluso contactos fuertes, y por lo tanto está más relajado y cómodo. Sin embargo, nuevamente, falta evidencia científica.

Precaución con Respecto al Parto Bajo el Agua

A pesar del creciente interés en el parto bajo el agua, the American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) no ha sido tan rápido para aprobar esta práctica. ACOG no cree que haya suficiente información, específicamente con respecto a los índices de infección, para recomendar la inmersión en agua tibia como una alternativa segura y adecuada para el parto. Existen preocupaciones de que un bebé pueda desarrollar una infección si empieza a respirar mientras está bajo el agua a inhala el agua sucia del parto.

"Sin embargo," explica Marion McCartney, enfermera partera certificada y directora de servicios profesionales en the American College of Nurse Midwives, "la mayor parte de la investigación ha encontrado que los bebés sanos no respiran durante el alumbramiento, y que no dan un respiro hasta que son retirados del agua y alcanzan el aire."

Aunque estos estudios han sido bastante pequeños, evidencia de estudios más grandes que involucraron a casi 2000 mujeres sugiere que en realidad, el parto bajo el agua no incrementa el índice de infección, y podría disminuir la duración de la labor de parto y la necesidad de control para el dolor. No obstante, ACOG sostiene que el parto bajo el agua sólo debería realizarse bajo las medidas más estrictas de control de infecciones. Y todos los expertos están de acuerdo en que el parto bajo el agua sólo es una consideración para mamás y bebés sanos.

Dolor, Dolor, Desaparece

La mala noticia es que probablemente la labor de parto será dolorosa. La buena noticia es que existen muchas opciones no farmacéuticas cuando se trata de controlar el malestar.

Técnicas de Relajación

El primer paso para controlar el dolor es la relajación. Mientras más tensa esté, es mayor la sensación de dolor.

"Ponga a la mujer a descansar y su percepción de dolor disminuirá," dice la asistente de parto Miller.

La relajación comienza con el entorno. Incluso en el hospital, usted puede apagar las luces, poner música suave, encender velas, o usar aromaterapia para crear una sensación de seguridad. The Birth Home's Haber dice que la lavanda y la salvia son esencias especialmente relajantes. Otras técnicas de relajación incluyen masaje , baños en regadera y baños en tina.

La mente es una de las herramientas contra el dolor más efectivas disponibles. El hipnotismo, la visualización y las imágenes son métodos que las madres han usado para el alivio al dolor, y existe apoyo científico para su uso.

"La psicología involucrada en el parto es crucial," dice Miller, quien dice que las cintas de audio de relajación también son efectivas.

Remedios Alternativos

La acupuntura ha mostrado promesa para reducir el dolor en la labor de parto, pero la calidad de la mayor parte de la evidencia de apoyo es relativamente pobre.

Aunque la frambuesa roja es una hierba usada tradicionalmente durante el embarazo y la labor de parto, un estudio doble ciego, controlado con placebo que evaluó los efectos de la frambuesa roja en 192 mujeres embarazadas no logró encontrar beneficio.

Algunas veces, las parteras recomiendan la hierba cimcífuga azul, pero ésta es una hierba tóxica y no debería ser usada.

Hágalo a Su Manera

Cuando planee el parto de su bebé, investigue las opciones y sea realista sobre su personalidad y deseos. Trabaje con su médico o partera oportunamente, y revise las políticas del hospital o del centro de partos que haya elegido (por ejemplo, algunos podrían permitir sólo a miembros de la familia en la sala de partos; otros podrían tener políticas contra velas u otras llamas abiertas). Y sea flexible; incluso los planes mejor diseñados pueden salir mal. Después de todo, ¡los bebés tienen sus propias ideas sobre la manera en la que deberían salir las cosas!