Definición

La poliquistosis ovárica (PCOS, por sus siglas en inglés) es un trastorno endocrino crónico en las mujeres. Las características de la PCOS son:

  • Altos niveles de hormonas masculinas (andrógenos)
  • Infertilidad
  • Obesidad
  • Resistencia a la insulina
  • Crecimiento del cabello en la cara y en el cuerpo
  • Anovulación: cuando los ovarios producen pocos óvulos o ninguno

Los ovarios forman folículos que contienen óvulos. En las mujeres que padecen PCOS, los ovarios producen folículos pero los óvulos no maduran ni abandonan el ovario. Los folículos inmaduros pueden convertirse en bolsas llenas de líquido denominadas quistes. La mayoría de las mujeres que padece PCOS tiene quistes. Pero las que tienen quistes ováricos no necesariamente padecen PCOS.

Ovario y trompas de Falopio

Quiste ovárico
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

Se desconoce la causa. Es posible que se deba a ciertos genes. El problema podría estar relacionado con la resistencia a la insulina con niveles altos de insulina. Estos niveles altos de insulina producen demasiado andrógeno desde los ovarios. Esto impide la ovulación y genera la formación de ovarios poliquísticos y de mayor tamaño.

Factores de riesgo

Estos factores aumentan la probabilidad de desarrollar PCOS. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes factores de riesgo:

  • Obesidad
  • Estilo de vida sedentario
  • Familiares con PCOS
  • Edad de aparición: entre los 15 y 30 años de edad

Síntomas

Si tiene alguno de estos síntomas, no considere que se deba a la PCOS. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Períodos menstruales irregulares o ausencia de éstos (amenorrea)
  • Infertilidad
  • Crecimiento del cabello en la cara y en el cuerpo
  • Aumento de peso
  • Obesidad
  • Acné
  • Áreas oscuras en la piel del cuello, la ingle y la axila

En raras ocasiones, los síntomas incluyen:

  • Voz grave
  • Calvicie temporal (lateral derecho o izquierdo de la frente)

Las mujeres con PCOS también corren un alto riesgo de padecer:

  • Diabetes tipo 2 debido a la resistencia a la insulina (además, intolerancia a la glucosa y prediabetes)
  • Hiperlipidemia: aumento de grasa y colesterol en la sangre
  • Crecimiento excesivo o engrosamiento de la pared uterina: hiperplasia endometrial, una afección precancerosa
  • Cáncer endometrial
  • Hipertensión
  • Enfermedades cardíacas
  • Síndrome metabólico: una combinación de obesidad, resistencia a la insulina, hipertensión, dislipidemia y un aumento en la tendencia a formar coágulos de sangre y estados de inflamación

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Le preguntará sobre los períodos menstruales y cuándo tuvo la menarquia. El médico también le realizará un examen físico, incluso un tacto vaginal. Evaluará los resultados de una serie de estudios y síntomas:

  • Análisis de sangre
    • Andrógeno, testosterona libre, o testosterona total, dehidroepiandrosterona sulfato (DHEAS, por sus siglas en inglés)
    • A menudo, se realizan pruebas funcionales de prolactina y tiroides
    • Se recomiendan análisis de glucemia e insulina, ambos en ayunas
    • Se recomienda un lipidograma en ayunas

Tratamiento

El tratamiento varía según si desea concebir un bebé o no. El tratamiento está orientado hacia la resistencia a la insulina subyacente que acompaña al diagnóstico de PCOS.

El tratamiento incluye:

  • Controlar los síntomas
  • Adelgazar si la paciente tiene sobrepeso; realizar una consulta sobre nutrición
  • Hacer ejercicio
  • Controlar la resistencia a la insulina, la intolerancia a la glucosa y la prediabetes
  • Anticonceptivos por vía oral
  • Inducir la ovulación (si desea quedar embarazada)
  • Prevenir complicaciones
  • Medicamentos antiandrogénicos para obstruir un futuro hirsutismo (crecimiento de vello no deseado)

Control del estilo de vida

Para disminuir los niveles de colesterol y reducir el riesgo de contraer diabetes tipo 2, hipertensión y enfermedades cardíacas:

  • Realícese pruebas regularmente para detectar niveles de diabetes, hipercolesterolemia y grasa.
  • Haga ejercicios con regularidad.
  • Lleve una dieta con bajo contenido de grasa.
  • Mantenga un peso saludable.

Terapia hormonal

Los anticonceptivos por vía oral regulan los períodos. Además, al hacer que la pared uterina sangre de manera regular, reducen el riesgo de un crecimiento excesivo o cáncer. También controlan el crecimiento anormal de vello y el acné. Además, se pueden utilizar otras hormonas (denominadas progestágenos) para regular la menstruación. Se pueden usar de manera mensual o intermitente. En su lugar, se pueden suministrar medicamentos para la fertilidad para estimular la ovulación en las mujeres que desean quedar embarazadas.

Prevención

PCOS se puede prevenir al reconocer a las pacientes que corren riesgos durante la adolescencia, debido a antecedentes familiares, períodos irregulares y obesidad. Es posible evitar la PCOS si se controlan adecuadamente las causas de la obesidad, se lleva una dieta especial y se hace ejercicio.