Facebook Pixel

Previniendo Con Finasterida el Cancer de Prostata

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Previniendo Con Finasterida el Cáncer de Próstata

El cáncer de próstata es el segundo tipo más común de cáncer encontrado entre hombres estadounidenses (el primero es el cáncer de piel ). La American Cancer Society estima que casi un cuarto de millón de nuevos casos de cáncer de próstata serán diagnosticados en los Estados Unidos en el 2005. Además, este año cerca de 30,350 hombres morirán de la enfermedad. Esto hace del cáncer de próstata la segunda causa principal de muerte en hombres, sólo detrás del cáncer pulmonar .

Una cantidad significativa de dólares en investigación ha sido gastada para encontrar formas de prevenir el cáncer de próstata. Un método de prevención es identificar los factores que incrementan el riesgo de una persona para el cáncer y entonces, desarrollar estrategias para evitar estos factores de riesgo desde un principio. Otra forma es alterar uno de los mecanismos que las células cancerosas usan para prosperar. Ciertos tipos de cáncer, tales como el cáncer de próstata, se conducen en parte por niveles hormonales. La terapia hormonal intenta controlar tales tipos de cáncer al reducir su respuesta a estas hormonas.

Un estudio, publicado en el número de marzo del 2005 en la revista Cancer , observó el papel que la terapia hormonal con el medicamento finasterida podría desempeñar en la prevención del cáncer de próstata. La finasterida interrumpe la producción de andrógeno del cuerpo - una hormona conocida por su importancia en el crecimiento de células prostáticas normales y cancerosas. La finasterida actualmente se usa para tratar la hiperplasia prostática benigna (BPH, por sus siglas en inglés) y la calvicie de patrón masculino.

Acerca del Estudio

El Prostate Cancer Prevention Trial (PCPT) matriculó a más de 18,000 hombres para determinar si la finasterida reducía el riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Cada hombre en el estudio fue asignado aleatoriamente para tomar ya fuera cinco miligramos de finasterida o un pastilla de placebo diariamente, durante siete años.

Al final de estudio, los investigadores encontraron que una dosis diaria de cinco miligramos de finasterida redujo significativamente el índice de prevalencia de siete años de cáncer de próstata. De hecho, la finasterida redujo en un 25% el índice de prevalencia. Sin embargo, el número de hombres en el grupo de la finasterida que tenía cáncer de próstata con características de alto grado fue más del doble (12%) de los hombres que tomaron placebo (5%). Esto significa que los hombres que tomaron finasterida y que desarrollaron cáncer de próstata fueron más propensos a tener cánceres que crecerían y se diseminarían.

Los Resultados

Mientras estos resultados del PCPT habían sido publicados previamente, el propósito del estudio actual en Cancer fue valorar el debate alrededor de los resultados. Los críticos de la terapia preventiva con finasterida sostienen que el riesgo incrementado asociado para cánceres de alto grado anula el beneficio de la reducción del 25% en la prevalencia general del cáncer. Usando los datos del PCPT para una disección mayor de los beneficios en oposición a los riesgos de la finasterida, los autores del estudio estimaron que el número de años de vida que podrían ser salvados por medio de la administración de finasterida a los hombres estadounidenses (de 55 años en adelante) durante un período de cinco años.

Los autores determinaron que 316,760 años de vida podrían ser salvados entres los hombres que tomaron finasterida. Sin embargo, cuando se toma en cuenta el crecimiento de tumores de alto grado, el número de años salvados cae a 262,567 - pero éste todavía es un número significativo. Basados en estos cálculos, los investigadores concluyeron que el riesgo incrementado de tumores de alto grado en realidad fue superado por la reducción de incidencia de cáncer de próstata.

¿En Qué Manera Le Afecta?

Tener un medicamento que podría causar una reducción significativa en la prevalencia de la enfermedad es una posibilidad atractiva. Pero, cuando éste está asociado con ligero incremento en el riesgo de una enfermedad más seria, la decisión no es fácil. Más de 250,000 años de vida salvados suena como un número impresionante, pero ¿qué significa exactamente esto para un hombre individual? Hágase a usted mismo esta pregunta: ¿tomaría usted un medicamento que podría disminuir en casi un 25% su riesgo de cáncer pero que también incrementa su riesgo de desarrollar una forma severa y agresiva del mismo cáncer por casi un 7%?

Balancear los beneficios individuales y los riesgos involucrados en la prevención o tratamiento de una enfermedad seria es un paso importante y necesario que debe tomarse. Los pacientes que ya han sido diagnosticados con cáncer normalmente están dispuestos a aceptar ciertos riesgos con su tratamiento. Sin embargo, los hombres sin cáncer desearían, razonablemente, evitar por completo cualquier riesgo, dado que ellos podrían nunca desarrollar la enfermedad, con o sin finasterida. Ésta es la razón por la que el uso generalizado de finasterida para la prevención del cáncer de próstata en hombres saludables es poco probable que sea recomendado pronto, a pesar de las conclusiones favorables de este estudio.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Cancer Society
http://www.cancer.org/

American Foundation for Urologic Disease
http://www.afud.org/

National Cancer Institute
http://www.cancer.gov/

Fuentes:

American Cancer Society. Detailed Guide: Prostate cancer. Disponible en: Http://www.cancer.org/docroot/CRI/CRI_2_3x.asp?rnav=cridg&dt=36. Accedido el 1 de marzo del 2005.

American Cancer Society. Overview: Prostate cancer. Disponible en: Http://www.cancer.org/docroot/CRI/CRI_2_1x.asp?dt=36. Accedido el 28 de febrero del 2005.

National Cancer Institute. Prostate cancer prevention. Disponible en: Http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/prevention/prostate/Patient/page2. Accedido el 28 de febrero del 2005.

Unger JM, et al. Estimated impact of the prostate cancer prevention trial on population mortality. Cancer . 2005; 103.



Último revisado Marzo 3, 2005 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!