Ver una versión animada de este procedimiento:

  • Reproductor de Windows Media Reproductor de Windows Media
  • MPEG genérico

Haga clic aquí para ver una versión animada de este procedimiento.

Definición

La prostatectomía es una cirugía que se realiza para extirpar una próstata que ha aumentado de tamaño. Se realiza para:

  • Aliviar los síntomas urinarios provocados por una afección no cancerosa (prostatectomía simple)
  • Extirpar una próstata que tiene cáncer (prostatectomía radical)
Es posible que también se extirpe parte del tejido que la rodea. Para realizar la prostatectomía simple o radical, se puede recurrir a una cirugía abierta, laparoscópica o robótica.

La próstata es una glándula que forma parte del sistema reproductor del hombre. Produce y almacena el líquido seminal (un líquido lechoso que nutre el esperma y forma parte del semen). La próstata normal tiene más o menos el tamaño de una nuez. Se encuentra debajo de la vejiga y frente al recto.

Anatomía de la próstata

Anatomía de la glándula prostática
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Partes del cuerpo involucradas:

  • La próstata
  • La vejiga
  • El recto
  • La uretra

Razones para realizar el procedimiento

La prostatectomía trata estas afecciones:

Hiperplasia prostática benigna

La hiperplasia prostática benigna (HPB) no está relacionada con el cáncer de próstata. Se remedia con una resección o incisión transuretral de la próstata (TURP o TUIP, por sus siglas en inglés). La cirugía abierta para extirpar toda la próstata se llama prostatectomía simple.

Cáncer de próstata

El médico puede considerar la posibilidad de realizar una prostatectomía radical (extirpación completa de la próstata) en los primeros estadios de un cáncer de próstata, cuando se limita a la próstata.

Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento

¿Qué esperar?

Antes del procedimiento

El médico hará lo siguiente:

  • Examen físico
  • Análisis de sangre
  • Análisis de orina
  • Radiografía torácica (en el caso de la prostatectomía simple)
  • Exámenes de la función renal
  • Electrocardiograma (ECG): una prueba que registra la actividad del corazón al medir las corrientes eléctricas que pasan a través del músculo cardíaco
  • Ecografía (generalmente transrectal): una prueba que usa ondas sonoras para visualizar el interior del cuerpo
  • Gammagrafía ósea o Tomografía computarizada (TC) si hay motivos para creer que el cáncer se ha propagado

En preparación para el procedimiento:

  • No tome aspirina ni otros antiinflamatorios (como ibuprofeno) durante una semana antes de la cirugía, a menos que el médico indique lo contrario. Es posible que también tenga que dejar de tomar anticoagulantes. Por ejemplo, clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin) o ticlopidina (Ticlid). Consulte con el médico.
  • La noche anterior, coma una comida liviana y no ingiera ni beba nada a partir de la medianoche.

Anestesia

Anestesia general o intradural

Descripción del procedimiento

Cirugía transuretral de la próstata

Resección transuretral de la próstata (TURP, por sus siglas en inglés)

El cirujano usa un instrumento especial llamado resectoscopio. Lo inserta en la uretra a través del pene. Se usa para extraer el tejido obstructor del interior de la glándula. En algunos casos, otros procedimientos más nuevos, como la cirugía con láser, han reemplazado la necesidad de realizar este procedimiento.

Incisión transuretral de la próstata (TUIP, por sus siglas en inglés)

Es similar a la TURP, pero no se extrae tejido de la próstata. El cirujano realiza 1 o 2 incisiones en el lugar donde la próstata se une con la vejiga. De este modo, la uretra se expande y aumenta el flujo de orina.

Prostatectomía simple

Prostatectomía simple (abierta)

El cirujano realiza una incisión en la parte inferior del abdomen para poder acceder a la próstata. Extrae la parte interna de la glándula. Este procedimiento no es muy común en Estados Unidos. Se realiza cuando existen otros factores que complican el cuadro, como cálculos o lesión en la vejiga.

Prostatectomía radical

Prostatectomía radical retropúbica

El cirujano realiza una incisión en la parte inferior del abdomen entre el ombligo y el hueso púbico. De este modo, puede acceder a la próstata y los nódulos linfáticos de la pelvis. Separa la próstata de la vejiga y la uretra. Luego, se vuelve a unir la uretra con la vejiga. El cirujano intentará preservar la función nerviosa relacionada con la función de la vejiga y las erecciones, si se puede extirpar todo el cáncer de forma segura. En algunos casos, antes de decidir continuar con la cirugía, extirpará el tejido de los nódulos linfáticos para analizarlo. Al decidir si debe continuar, el cirujano debe tener en cuenta muchos factores. Entre ellos, la cantidad de nódulos linfáticos cancerosos y la edad.

Prostatectomía radical perineal

El cirujano realiza una incisión en forma de medialuna entre el ano y el escroto. Luego, extrae la próstata. Este tipo de cirugía es menos frecuente, dado que no permite tener acceso a los nódulos linfáticos. Además, presenta un riesgo mayor de dañar los nervios.

En ambos tipos de cirugía, deberá cuidar el catéter cuando esté en su hogar.

Prostatectomía radical laparoscópica robótica (RALRP, por sus siglas en inglés)

El cirujano realiza cinco incisiones pequeñas en forma de "ojo de cerradura" en el abdomen para introducir los brazos robóticos, de los cuales uno tiene una cámara pequeña (laparoscopio). De este modo, logra una mayor amplitud de movimiento más flexible. Otro cirujano se sienta en la consola y dirige los brazos robóticos durante la cirugía. Uno de los beneficios es que la cicatrización es más pequeña.

Después del procedimiento

Es posible que se introduzca agua a través del catéter de la vejiga que se inserta en la cirugía. Esto se hace para reducir la cantidad de sangre en la orina. Se le extraerá el catéter antes del alta hospitalaria o, en algunos casos, se dejará colocado durante 1 a 3 semanas. Eso le permitirá orinar con más facilidad durante el período de recuperación. Después de una prostatectomía radical, muchos cirujanos dejan un drenaje JP®.

¿Cuánto durará?

  • TURP/TUIP: de 1 a 1½ horas
  • Prostatectomía simple: de 2 a 4 horas
  • Prostatectomía radical: de 2 a 4 horas

¿Dolerá?

La anestesia impide sentir dolor durante el procedimiento. Se prevé que sentirá un poco de dolor y malestar durante:

  • 7 a 10 días después de la cirugía abierta
  • 3 a 4 días después de la cirugía laparoscópica

Posibles complicaciones

  • Sangrado excesivo
  • Infección en la herida quirúrgica
  • Coágulos sanguíneos
  • Incapacidad de controlar el flujo de orina (incontinencia)
  • Incontinencia fecal
  • Impotencia
  • Eyaculación retrógrada: el esperma se eyacula en la vejiga en lugar de salir por el pene
    • Eso puede hacer que la orina parezca lechosa después de la eyaculación.
    • Esto puede ocurrir después de la TURP/TUIP. Después de la prostatectomía abierta, los pacientes no pueden eyacular.
  • Esterilidad
  • Estenosis uretral
  • Bajo nivel de natriemia después de usar una gran cantidad de líquido para irrigar la vejiga durante la TURP/TUIP.
  • Pérdidas de orina que requieren un drenaje prolongado (con un catéter o sonda) u otra operación
  • Lesión en el recto o en otras estructuras adyacentes
    • Ésta es una complicación que se presenta sólo después de la prostatectomía radical.

Hospitalización promedio

De 1 a 5 días

Cuidado posoperatorio

  • Tome los medicamentos según las indicaciones. Es posible que el médico le recete antibióticos para evitar que se produzca una infección o ablandadores fecales para evitar el estreñimiento.
  • No tome analgésicos recetados durante más de siete días. Después de ese período, tome analgésicos de venta sin receta (como Advil o ibuprofeno) según sea necesario. Sin embargo, evite tomar aspirina o productos que contengan aspirina.
  • Mientras descanse en la cama, mantenga las piernas elevadas y en movimiento para evitar la formación de coágulos de sangre en una vena profunda.
  • Para acelerar la recuperación, reanude sus actividades normales tan pronto como sea posible.
  • Tome mucho líquido para eliminar la sangre y la orina de la vejiga.
  • Dúchese normalmente, pero evite baños de tina hasta que la incisión quirúrgica esté completamente curada.
  • Lave la incisión delicadamente con agua y un jabón suave.
  • No maneje al menos durante un mes después de la cirugía.
  • Evite hacer ejercicio intenso durante seis semanas después de la cirugía.
  • Cuando pueda, retome la actividad sexual.
  • Evite el café, el té, las bebidas cola, la leche chocolatada, las bebidas alcohólicas, las comidas condimentadas y cualquier otro tipo de alimento o bebida que pueda dañar el estómago, los intestinos, la vejiga y las vías urinarias.

Resultado

En general, la curación absoluta de la cirugía se produce en el lapso de seis semanas.

Es posible que deba tomar un espasmolítico durante varias semanas para normalizar la tonicidad de la vejiga. Se prevé que recuperará la función urinaria normal sin goteos.

Podrá llegar al orgasmo, pero es posible que no se produzca la eyaculación o que se produzca una eyaculación retrógrada.

Si el cáncer se ha propagado desde la próstata, posiblemente se requieran otros tipos de tratamiento. Por ejemplo, radioterapia, quimioterapia y terapia hormonal.

Llame al médico si ocurre lo siguiente

Después de salir del hospital, llame al médico en los siguientes casos:

  • Signos·de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Enrojecimiento, inflamación, aumento del dolor, sangrado excesivo o secreción del sitio de la incisión
  • Tos, falta de aire, dolor en el pecho o náuseas o vómitos intensos
  • Dolor, ardor, urgencia o frecuencia para orinar o sangrado persistente en la orina
  • Sangrado de color intenso o coágulos de sangre en la orina
  • Dolor o inflamación abdominal
  • Dolores de cabeza, dolores musculares, mareos, fiebre o malestar general
  • Estreñimiento
  • Síntomas nuevos e inexplicables
  • Escaso drenaje de orina a través del catéter