Facebook Pixel

?Puede una Aspirina al Dia Retrasar o Prevenir la Enfermedad de Alzheimer?

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

¿Puede una Aspirina al Día Retrasar o Prevenir la Enfermedad de Alzheimer?

La Alzheimer's Disease Association estima que 4 millones de estadounidenses tienen enfermedad de Alzheimer. La enfermedad de Alzheimer (DA por sus siglas en inglés) destruye lenta y progresivamente las células cerebrales y subsecuentemente roba la memoria, lenguaje, pensamiento y habilidades de comportamiento de una persona.

La aspirina, ibuprofeno y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroidales (NSAID) han sido usados con resultados mezclados para ayudar a reducir los síntomas del Alzheimer. Pero ahora un creciente corpus de evidencia sugiere que el uso a largo plazo de estas medicinas antes de que se presenten los síntomas pueden retrasar o prevenir la aparición de la enfermedad. Nueva investigación publicada en la emisión del 23 de septiembre del 2002 de Neurology llevó la investigación un paso adelante al observar la influencia de la duración y cronometraje del consumo de esos medicamentos en el reciente desarrollo de AD. Los resultados sugirieron que el uso de NSAID por dos o más años podría retrasar o prevenir el desarrollo de AD, aunque se requiere de más investigación para determinar si estas diferencias son clínicamente significativas.

Acerca del Estudio

Los investigadores en Johns Hopkins University en Baltimore, Maryland y la University of Washington en Seattle, Washington estudiaron 3,227 hombres y mujeres de edad de 65 años o más. Estos participantes eran residentes de Utah que participaron en el Cache County Study, un estudio en curso de la influencia de factores genéticos y ambientales sobre trastornos de demencia, como el Alzheimer.

Los entrevistadores preguntaron a los pacientes acerca de su uso actual y pasado de medicina de prescripción y de venta libre. Luego los investigadores clasificaron a los participantes basados en su uso de ciertos tipos de medicamentos. La primer categoría de medicinas contenían medicamentos que la investigación previa sugirió que podrían influenciar la AD incluyendo compuestos de aspirina, los NSAID no aspirina como el ibuprofeno y antagonistas del receptor de la Histamina-2 (H2RA por sus siglas en inglés) - una clase de medicinas que previenen o bloquean la producción de ácido estomacal. La segunda categoría incluyó los analgésicos no NSAID como el acetaminofen, agentes sencillos antiácidos/antigases y otros remedios estomacales no H2RA. Este grupo de medicinas sirvió como la exposición "control" debido a que no había razón previa para creer que estos medicamentos afectarían la enfermedad de Alzheimer. Los participantes sólo fueron incluidos en una de las categorías si ellos tomaban al menos 4 dosis por semana del medicamento por un mes o más.

Durante el estudio de tres años, los participantes fueron sometidos a revisión y evaluación para detectar la presencia de demencia o de la enfermedad de Alzheimer. Esto incluyó exámenes de revisión mental, entrevistas, examinaciones neurológicas y neuropsicológicas, y exámenes realizados por enfermeras entrenadas o técnicos. Un panel de expertos en neurología, en psiquiatría geriátrica, neuropsicología y neurología cognitiva asignaron el diagnóstico final de la enfermedad de Alzheimer. Los investigadores compararon la cantidad de casos de enfermedad de Alzheimer entre los usuarios de una clase dada de medicina versus no usuarios.

Los Resultados

En general, no hubo reducción significativa en el riesgo de Alzheimer observada entre grupos. Sin embargo, los datos sugirieron que el uso a largo plazo de NSAID podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedad de Alzheimer por tanto como el 55%. Los resultados también sugieren que el uso de más larga duración podría producir una reducción más fuerte en el riesgo. Estos resultados paralelan los resultados de otros tres estudios que sugieren que el uso frecuente de NSAID sólo podría retrasar o prevenir la enfermedad de Alzheimer si se toman antes de que el daño a las células cerebrales haya ocurrido. Ajustar la edad, sexo, y la educación no tuvo efecto significativo en los resultados.

Aunque estos resultados no fueron concluyentes, este estudio tiene una cantidad de limitaciones:

  • Los investigadores observaron únicamente a personas que eran mayores de 65 cuando entraron al estudio, así que la influencia del uso a largo plazo para una edad menor sigue sin conocerse
  • No hubo suficiente gente que tomara cada clase de medicamento para estudiar el efecto de la dosis.
  • No hubo información recolectada, y no se hicieron ajustes para, el uso de otras medicinas, dieta, ejercicio, uso de suplementos y otros factores que podrían haber influido la aparición del progreso de AD.
  • Los varios riesgos y beneficios estimados variaron ampliamente, lo cual hace difícil saber cual fue el verdadero efecto de cada medicina.
  • Como con muchos estudios sobre AD, las primeras etapas de demencia (antes del diagnóstico) pueden influenciar la habilidad de un paciente para recordar comportamientos pasados (en este caso los tipos y duración de tomar varias medicinas)
  • También hay una muy limitada habilidad para aplicar estos resultados a la población general ya que más del 90% de participantes eran altamente educados y tenían acceso a cuidado de salud de alta calidad.

¿Cómo le afecta?

En este momento, no parece que tomar una aspirina al día reducirá necesariamente su riesgo de enfermedad de Alzheimer. Estos resultados sugieren que la aspirina y otros NSAID podrían ayudar a retrasar o prevenir la enfermedad de Alzheimer, pero se necesita de más investigación para determinar qué cantidad y sobre que período de tiempo estos medicamentos podrían ser útiles. Si ya está tomando dosis bajas y diarias de aspirina para sus beneficios cardiovasculares reportados, usted podría estar protegiendo más que sólo su corazón y vasos sanguíneos. Más investigación podrá revelar algún día que la aspirina es buena para su cerebro también.

Aunque parezca que los NSAID pueden tener usos benéficos aparte de aliviar el dolor, tomar esos medicamentos diariamente tiene su riesgo. La aspirina y otros NSAID son bien conocidos por el daño que ellos pueden ocasionar al recubrimiento del estómago, en algunos casos llevando a úlceras. Mientras la vasta mayoría de pacientes usan estos medicamentos por períodos prolongados de tiempo sin incidentes, debería de consultar a su médico antes de tomarlos con el propósito de prevenir la enfermedad de Alzheimer o alguna otra enfermedad.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

National Institute on Aging
http://www.nia.nih.gov

American Academy of Neurology
http://www.aan.com

Fuentes:

Zandi PP, Anthony JC, Hayden KM, et al. Reduced incidence of AD with NSAID but not H2 receptor antagoinists: The Cache County Study. Neurología 2002;59:880-886.



Último revisado Septiembre 26, 2002 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!