Facebook Pixel

?Pueden el ibuprofeno y el naproxeno proteger contra el ataque cardiaco?

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

¿Pueden el ibuprofeno y el naproxeno proteger contra el ataque cardíaco?

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroidales (NSAID, por sus siglas en inglés) se recetan para reducir el dolor y la inflamación, particularmente para la artritis. Están entre los medicamentos más ampliamente usados en el mundo. El primero de los NSAID, la aspirina, ha mostrado reducir el riesgo de ataque cardíaco en un 44%. En años recientes, los investigadores han empezado a examinar si los NSAID sin aspirina proporcionan un beneficio similar. Los NSAID sin aspirina están disponibles en la presentación de tan fuerte como medicamento de prescripción y en no tan fuerte como medicamento de prescripción. Por ejemplo, el ibuprofeno tan fuerte como medicamento de prescripción se vende como Motrin 800 (entre otros nombres) y el naproxeno está disponible como Anaprox. Cuando se venden sin receta, el ibuprofeno está disponible como Motrin y Advil (entre otros nombres) y el naproxeno se vende como Aleve o Naprosyn.

Dos estudios recientemente publicados en los Archives of Internal Medicine sugieren que el naproxeno de efectividad de receta podría ser el único NSAID sin aspirina que reduzca el riesgo de ataque cardíaco.

Acerca de los estudios

Los dos estudios fueron dirigidos por dos grupos separados de investigadores.

El uso de NSAID sin aspirina versus el uso de no NSAID

Investigadores de la Harvard Medical School estudiaron los registros médicos y de recetas en las siguientes bases de datos: New Jersey Medicaid y los programas Medicare y la Pharmaceutical Assistance para el programa Aged and Disabled. Este estudio incluyó a 4425 pacientes que tuvieron un ataque cardíaco (casos) entre enero 1 de 1991 y diciembre 31 de 1995 y 17,700 pacientes en las bases de datos que no han tendido un ataque cardíaco (controles). Los controles habían visitado al doctor por alguna otra razón o tuvieron una receta llena durante el mismo período entre 1991 y 1995. Fueron igualados a los casos sobre la base de la edad al momento del correspondiente ataque cardíaco del caso. Los pacientes fueron excluidos del estudio si tenían un historial de uso regular de aspirina o warfarina (Coumadin), ataque cardíaco, angina de pecho, injerto de bypass de la arteria coronaria, angioplastia, apoplejía, fibrilación atrial, enfermedades de dolor de cabeza crónico (como migrañas) o artritis reumatoide.

Los investigadores compararon el número de casos que llenaron las recetas para los NSAID en los seis meses antes de su ataques cardíacos con el número de controles que llenaron las recetas para los NSAID en el mismo período de tiempo.

El uso de naproxeno versus el uso de NSAID sin aspirina

En un estudio separado patrocinado por Merck & Co., la compañía que fabrica el NSAID rofecoxib (Vioxx), investigadores de McGill University en Montreal y dos hospitales de Montreal compararon el uso del naproxeno con el uso de otros NSAID. Estudiaron los registros médicos y de recetas de la gente de 65 años de edad y mayores en dos bases de datos gubernamentales de salud. Este estudio incluyó 14,163 pacientes que tuvieron un ataque cardíaco (casos) entre el 1 de enero de 1992 y el 31 de diciembre de 1994, y 14, 160 pacientes listados en la base de datos que no habían tenido un ataque cardíaco (controles). Los controles habían visitado al doctor por alguna otra razón o tenían una receta llena durante el mismo período de 1992 y 1994. Fueron igualados a los casos con base en la edad en el momento del correspondiente ataque cardíaco del caso. Los pacientes fueron excluidos del estudio si tenían un historial de ataque cardíaco. Note que la gente con otras enfermedades conocidas de incrementar el riesgo de ataque cardíaco (tal como los excluidos del estudio anterior) y la gente que tomaba productos de aspirina o warfarina NO fueron excluidos de este estudio.

Los investigadores compararon el uso de naproxeno versus el uso de otros NSAID entre los pacientes con ataques cardíacos (casos) y los pacientes que no tuvieron un ataque cardíaco (controles).

Los resultados

El uso de NSAID sin aspirina versus el uso de NSAID

Sobre todo, la gente que tomó NSAID sin aspirina tuvo el mismo riesgo de ataque cardíaco que la gente que no tomo NSAID. No obstante, cuando los investigadores examinaron el uso de cada tipo de NSAID individualmente, encontraron que la gente que tomaba naproxeno tenían el 16% menos de riesgo de ataque cardíaco comparados con los no usuarios de NSAID. Es de notar que el etodolac (Lodine) y fenoprofeno (Nalfon) parecieron incrementar el riesgo de ataque cardíaco.

Al calcular estas estadísticas, los investigadores contaron otros factores que podrían afectar el riesgo de ataque cardíaco, como la edad, el sexo, la etnicidad, diabetes, presión arterial alta e insuficiencia cardíaca congestiva.

Aunque estos resultados son interesantes, hay limitaciones para este estudio. Primero, ya que el fumar cigarrillos y la obesidad -dos importantes factores de riesgo para el ataque cardíaco - no fueron evaluados, se desconoce su papel en el riesgo de ataque cardíaco entre los participantes del estudio. Segundo, los investigadores midieron el uso de NSAID basados en las recetas llenas de NSAID así que se desconoce si los participantes también usaron NSAID sin receta y cómo afectaría esto a los resultados. Tercero, aunque los pacientes llenaron sus recetas, los investigadores no verificaron que se tomaran las recetas completas como se indicaban. Cuarto, el recién NSAID inhibidor selectivo COX-2 - rofecoxib (Vioxx) y el celcoxib (Clebrex), no estaban disponibles durante este período del estudio, así que se desconocen sus efectos en el riesgo de ataque cardíaco.

El uso de naproxeno versus el uso de otros NSAID sin aspirina

La gente que tomaba naproxeno tuvo un 21% de riesgo menor de ataque cardíaco que la gente que tomaba otros NSAID sin aspirina.

Al calcular estas estadísticas, los investigadores explicaron los efectos potenciales de otros factores que afectan el riesgo de ataque cardíaco, como una enfermedad cardíaca existente y el uso de medicamentos reductores de lípidos, medicamentos anticoagulantes (warfarina, Coumadin), nitratos y medicamentos reductores de la presión arterial.

Aunque estos resultados son interesantes, este estudio comparte algunas de las limitaciones del estudio anterior. De nuevo, el fumar cigarrillos y la obesidad - dos factores de riesgo importantes para el ataque cardíaco - no fueron evaluados, así que se desconoce su papel en este estudio. Al igual que en el primer estudio, los investigadores midieron el uso de NSAID basados en las recetas llenas para NSAID, así que no se contó el uso de NSAID sin receta. Y otra vez, aunque los pacientes llenaron sus recetas, los investigadores no verificaron que tomaran sus prescripciones completas como se indicaba. Finalmente, las bases de datos gubernamentales de cuidado de salud no contienen información sobre los pacientes que murieron de un ataque cardíaco antes de llegar al hospital, así que se desconoce su uso de NSAID.

¿Cómo le afecta esto?

Tomados juntos, estos dos estudios sugieren que el naproxeno es el único NSAID sin aspirina que reduce el riesgo de ataque cardíaco. Estos resultados también apoyan los resultados de otra investigación que sugiere que el naproxeno proporciona algo de beneficio en reducir el riesgo de ataque cardíaco.

¿Es el naproxeno tan bueno como la aspirina en reducir el riesgo de ataque cardíaco? No parece ser así. La evidencia actual sugiere que el naproxeno reduce el riesgo de ataque cardíaco por casi 21% y la aspirina reduce el riesgo por casi 44%. Se necesita mayor investigación para comparar directamente el naproxeno y la aspirina. Los autores de los estudios y un crítico independiente, el Dr. James Dalen, el editor de la revista, alertan que la aspirina todavía es considerada el mejor medicamento para reducir el riesgo de ataque cardíaco. Y no lo olvide, estos estudios examinaron los efectos de los NSAID tan fuertes como los medicamentos de prescripción, no los NSAID sin receta.

Muchas personas grandes toman NSAID recetados para aliviar los síntomas de la artritis. Por virtud de su edad, estas mismas personas están en riesgo incrementado de un ataque cardíaco. Un estudio publicado en noviembre de 2000 encontró que el NSAID rofecoxib (Vioxx) incrementó el riesgo de ataque cardíaco comparado con naproxeno. Estos dos nuevos estudios en los Archives sugieren que el aparente riesgo incrementado de ataque cardíaco asociado con el rofecoxib fue probablemente un resultado de los efectos benéficos del naproxeno más que de cualquier efecto peligroso del refecoxib.

Fuentes:

Solomon DH, et al. Nonsteroidal anti-inflammatory drug use and acute myocardial infarction. Archives of Internal Medicine . Mayo 27, 2002; 162: 1099-1104.

Rahme E, et al. Association between naproxen use and protection against acute myocardial infarction. Archives of Internal Medicine . Mayo 27, 2002; 162: 1111-1115.

Dalen JE. Selective COX-2 inhibitors, NSAIDs, aspirin, and myocardial infarction. Archives of Internal Medicine . Mayo 27, 2002; 162: 1091-1092.



Último revisado Mayo 30, 2002 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!