Facebook Pixel

Que Hacer Cuando a Su Hijo le Sangra la Nariz

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Qué Hacer Cuando a Su Hijo le Sangra la Nariz

Se aproxima el invierno, una época en la que el aire se enfría y se seca y provoca que sean más probables los sangrados de nariz. Los niños son los más susceptibles. Afortunadamente, hay pasos sencillos para manejar y prevenir los sangrados de la nariz de sus hijos.

¿Qué Provoca los Sangrados de la Nariz?

Casi el 80% del tiempo, puede ocurrir un sangrado de la nariz (el término médico es "epistaxis") porque los pequeños vasos de la nariz se han roto. Este tipo de sangrado de la nariz, llamado "anterior" ocurre porque la sangre viene y fluye hacia el frente de la nariz (o parte anterior). Normalmente, estos tipos de sangrado de la nariz no son graves y por lo general se detienen por sí mismos o sólo requieren de pasos sencillos para detener el sangrado; rara vez requieren de atención médica. Los sangrados anteriores de la nariz casi siempre son el resultado de una irritación dentro de la nariz, provocada por ciertos factores, incluyendo:

  • Aire frío y/o seco extremo y, lo cual seca las membranas mucosas de la nariz
  • Polvo, polen u otros alérgenos
  • Sonarse la nariz con frecuencia o de manera forzada y rascársela
  • Objetos extraños colocados dentro de la nariz
  • Un golpe en la nariz
  • Un resfriado común o gripe

Por otra parte, los sangrados "posteriores" de la nariz son mucho menos comunes y ocurren cuando el flujo sanguíneo viene de la cavidad nasal interna y se dirige hacia la parte trasera (o posterior) de la boca y garganta. Normalmente, son una señal de un padecimiento médico subyacente más grave, como presión arterial alta , hemofilia u otro trastorno de sangrado o un tumor en la nariz. Los medicamentos adelgazadores de la sangre pueden provocar sangrados nasales posteriores.

¿Quién es Susceptible?

Los niños y los adolescentes son los más susceptibles a los sangrados anteriores de la nariz, aunque los adultos también los pueden presentar. Las mujeres embarazadas también tienden a ser susceptibles a este tipo de sangrados de la nariz, debido a que su incremento en el abastecimiento de sangre durante el embarazo, ejerce presión adicional sobre los vasos pequeños de la nariz.

¿Qué Debe Hacer?

Si su hijo tiene un sangrado de nariz que no se detiene rápido por sí mismo, the American Academy of Pediatrics (AAP por sus siglas en inglés) recomienda que siga los siguientes pasos:

  • Quedarse calmado, de lo contrario puede molestar al niño.
  • Siente a su hijo o levántelo e inclínelo ligeramente hacia el frente (si el niño se recuesta de espaldas, el flujo de la sangre se irá hacia la garganta y lo puede hacer vomitar).
  • No trate de rellenar la nariz con pañuelos rígidos u otros materiales para detener el sangrado. En lugar de eso, punce Firmemente la parte suave de la nariz, usando una compresa fría si tiene una o usando sus dedos y deje la presión por 10 minutos completos. No vea si el sangrado se ha detenido durante este momento, ya que puede comenzar de nuevo el flujo.
  • Si el sangrado no ha parado después de los 10 minutos, repita la presión durante otros 10 minutos.
  • Si el sangrado persiste después del segundo intento, llame a su pediatra o lleve al niño al departamento de urgencias del hospital más cercano.

La AAP también señala que mientras que la mayoría de los sangrados nasales son benignos, un niño con sangrados severos o recurrentes o sangrado de ambas fosas nasales, debe ser evaluado por un pediatra y si es necesario, un otorrinolaringólogo.

Una vez que el sangrado se ha detenido, mantenga elevada la cabeza de su hijo y evite el esfuerzo pesado y sonarse la nariz durante al menos una hora.

Prevención

Hay varios pasos que puede seguir para evitar que su hijo (o usted mismo) tenga sangrados anteriores de la nariz, incluyendo:

  • No mantenga su casa demasiado cálida (lo cual reseca el aire) durante el invierno.
  • Use un humidificador o vaporizador (o simplemente coloque cacerolas con agua encima de los radiadores u hornos de leña) durante el invierno para mantener el aire húmedo.
  • Evite rascarse la nariz o sonarse con demasiada fuerza.
  • Mantenga lubricado el interior de su nariz (o la de su hijo) con cremas lubricantes o ungüentos (como vaselina mentolato y Vick Vaporub), especialmente durante el invierno y aún más, durante la noche y mientras duerme.

Fuentes Adicionales de Información

Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics)
http://www.aap.org/

American Academy of Otolaryngology
http://www.entnet.org/



Último revisado Abril 2003 por Lawrence Frisch, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!