Facebook Pixel

Radiacion y cuidado oral

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Radiación y cuidado oral

De Vuelta al Oral Health Center

Aunque la radiación ayuda a tratar el cáncer, también puede provocar efectos secundarios en su boca. Algunos de estos problemas podrían provocar que retrase o detenga su tratamiento. Para ayudar a prevenir problemas serios, vea a un dentista al menos dos semanas antes de empezar la radiación. Un dentista puede ayudar a prevenir los problemas bucales.

¿Cómo afecta la radiación a la boca?

Los médicos utilizan la radiación para tratar el cáncer debido a que elimina a las células cancerosas. Pero la radiación en la cabeza y en el cuello puede dañar a las células normales, incluyendo a las células en la boca. Los efectos secundarios incluyen problemas con sus dientes y encías; con el suave y húmedo recubrimiento de su boca; con las glándulas que producen saliva (baba); y con los huesos de la quijada. Es importante saber que los efectos secundarios en la boca pueden ser serios. Los efectos secundarios pueden doler y hacer difícil el acto de comer, hablar y tragar. Usted está más propenso a padecer infecciones, las cuales pueden ser peligrosas cuando se está recibiendo tratamiento para el cáncer. Si los efectos secundarios son graves, usted podría no ser capaz de mantenerse al ritmo de su tratamiento de cáncer. Su médico podría reducir su tratamiento para el cáncer o podría incluso detenerlo.

¿Qué problemas bucales provoca la radiación?

Usted podría padecer diferentes efectos secundarios en su boca por la radiación que cualquier otra persona que también esté recibiendo radiación. Algunos problemas desaparecen después del tratamiento. Otros duran mucho tiempo, mientras que algunos nunca desaparecen. Estos problemas incluyen:

  • Boca seca
  • Muchas caries
  • Pérdida del sentido del gusto
  • Dolores bucales y en las encías
  • Infecciones
  • Rigidez en la quijada
  • Cambios en el hueso de la quijada

Usted puede ver o sentir la mayoría de estos problemas. Revise su boca todos los días.

¿Por qué debería ver a un dentista?

Se podría sorprender de que su dentista sea de importancia en el tratamiento de su cáncer. Si va al dentista antes de que comience la radiación, usted puede ayudar a prevenir graves problemas bucales. Los efectos secundarios por lo general son producidos por que la boca de la persona no está saludable antes de que comience la radiación. No todos los problemas bucales pueden ser evitados pero entre menos efectos secundarios tenga, mayor será la probabilidad de permanecer en su programa de tratamiento para el cáncer. Es importante para su dentista y para su oncólogo hablar entre ellos antes de que el tratamiento con radiación comience. Asegúrese de proporcionarle el número telefónico de su oncólogo a su dentista.

¿Cuándo debería ver a un dentista?

Necesita ver al dentista al menos dos semanas antes de comenzar con su tratamiento de radiación. Si ya ha iniciado la radiación y no asistió al dentista, vea a uno lo más rápido posible.

¿Qué harán el dentista y el higienista dental?

Revisar sus dientes. Tomar rayos X. Cuidar los problemas bucales. Enseñarle a cuidar su boca para prevenir los efectos secundarios. El dentista realizará un examen completo.

¿Qué puedo hacer para mantener mi boca saludabe?

Usted puede hacer mucho para mantener su boca saludable durante la radiación. El primer paso es ver a un dentista antes de que comience con el tratamiento de cáncer. Una vez que comience su tratamiento, es importante observar su boca todos los días en busca de úlceras u otros cambios. Estos consejos pueden ayudarle a prevenir y tratar las úlceras bucales:

  • Mantenga su boca húmeda.
  • Tome mucha agua.
  • Sorba hielos.
  • Consuma goma de mascar sin azúcar o caramelo macizo sin azúcar.
  • Utilice un sustituto de saliva para ayudar a humedecer su boca.
  • Limpie su boca, lengua y encías.
  • Cepille sus dientes, encías y lengua con un cepillo dental extra-suave después de cada comida y antes de acostarse. Si le duele, suavice las cerdas en agua tibia.
  • Utilice una pasta dental con fluoruro. Utilice el gel especial con fluoruro que su dentista le prescriba.
  • No utilice enjuagues bucales que contengan alcohol.
  • Utilice hilo dental con suavidad todos los días. Si sus encías sangran y le duelen, evite las áreas que están sangrando o que están adoloridas, pero siga utilizando el hilo dental con sus otros dientes.
  • Enjuague su boca varias veces al día con una solución de 1/4 de cucharada cafetera de bicarbonato de sodio y 1/8 de cucharada cafetera de sal en una taza de agua tibia. Seguida por un enjuague de agua pura.
  • Las dentaduras postizas que no ajustan bien pueden causar problemas. Hable con su oncólogo o dentista con respecto a las dentaduras postizas.

Qué hacer si hay dolor bucal:

  • Escoja alimentos que sean buenos para usted, fáciles de masticar y de tragar.
  • Tome pequeños pedazos de comida, mastíquelos lentamente y beba líquidos con sus comidas.
  • Coma alimentos suaves y húmedos como cereales cocidos, puré de papas y huevos revueltos.
  • Si tiene problemas para tragar, suavice sus alimentos con guisados, salsas, caldo, yogur u otros líquidos.
  • Beber líquidos con su alimentos hará que comer sea más fácil.

Evite lo siguiente:

  • Alimentos puntiagudos y crujientes, como totopos que podrían raspar o cortar su boca.
  • Alimentos que sean picantes, condimentados o altos en ácidos, como las frutas cítricas y los jugos, los cuales pueden irritar su boca.
  • Alimentos azucarados, como los dulces o los refrescos, que podrían causar caries.
  • Palillos, ya que pueden cortar su boca.
  • Todos los productos de tabaco.
  • Bebidas alcohólicas

Llame a su médico o enfermera cuando le duela la boca. Colabore con ellos para encontrar medicamentos que le ayuden a controlar el dolor. Si el dolor continúa, hable con su oncólogo acerca de medicamentos más fuertes.

Cuando los niños son tratados con radiación

La radiación provoca otros efectos secundarios en los niños, dependiendo de la edad de estos. Los problemas con los dientes son los más comunes. Los dientes permanentes podrían tardar en salir y podrían tener un aspecto diferente del de los dientes normales. Los dientes podrían caerse. El dentista revisará la quijada de su hijo en busca del desarrollo de algún problema. Antes que comience la radiación, lleve a su hijo al dentista. Éste revisará la boca de su hijo cuidadosamente y jalará los dientes flojos o aquellos que pudieran aflojarse durante el tratamiento. Pregunte a su dentista o higienista qué es lo que puede hacer para ayudar a su hijo con el cuidado bucal. Su hijo tiene necesidades dentales especiales.

Recuerde: Visite a su dentista antes que su tratamiento con radiación comience. Cuide bien su boca durante el tratamiento. Hable con su dentista sobre el uso de gel con fluoruro para ayudar a prevenir todas las caries que provoca la radiación. Hable regularmente con su oncólogo y dentista sobre cualquier problema bucal que tenga durante y después del tratamiento de radiación. Llame a su oncólogo o dentista si tiene cualquier problema bucal.

Fuente:

National Institute of Dental and Craniofacial Research

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!