Definición

El raquitismo (en niños) y la osteomalacia (en adultos) son dos enfermedades metabólicas de los huesos resultado de una deficiencia de vitamina D . Ambas ablandan y debilitan los huesos debido a la defectuosa o inadecuada mineralización ósea.

Raquitismo

Imagen informativa de Nucleus
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

El raquitismo y la osteomalacia aparecen cuando hay una deficiencia de vitamina D en el cuerpo. Esto podría ocurrir cuando:

  • A que el suministro de vitamina D en la dieta y la exposición al sol son inadecuadas
  • Al metabolismo anormal de la vitamina D
  • Los tejidos son resistentes a la acción de la vitamina D.

La vitamina D regula la absorción de calcio en el cuerpo. También controla los niveles de calcio y fosfato en los huesos. El intestino absorbe la vitamina D que proviene de la comida. La vitamina D también es producida por la piel durante la exposición a la luz solar.

Con más frecuencia, el raquitismo y la osteomalacia son causados por una deficiencia en la vitamina D. Esto puede resultar de:

  • Insuficiente vitamina D en la dieta. En niños, esto puede estar relacionado a:
    • El consumo insuficiente de leche fortificada con vitamina D
    • Ingesta insuficiente de suplementos de vitamina D en los niños que toman leche materna o en los niños con intolerancia a la lactosa
  • A la falta de exposición a la luz solar.

Con menor frecuencia, el raquitismo y la osteomalacia pueden ser causados por otros desórdenes que afectan la absorción de la vitamina D, el metabolismo o acciones en el cuerpo como:

  • Problemas renales:
    • Una enfermedad de riñón hereditaria llamada raquitismo resistente a la vitamina D
    • Acidosis tubular renal: enfermedad renal no hereditaria que disuelve el calcio de los huesos
    • Crónica insuficiencia renal
    • Diálisis renal a largo plazo
  • Enfermedades en el intestino delgado con mala absorción
  • Alteraciones en el hígado o enfermedades del páncreas
  • Cáncer
  • Algunos medicamentos, por ejemplo:
    • Ciertos medicamentos anticonvulsivos, como fenitoína o fenobarbital
    • Acetazolamida
    • Cloruro de amonio
    • Disodium etidronate
    • Tratamiento con fluoruro
  • Intoxicación o envenenamiento por:
    • Cadmio
    • Plomo
    • Aluminio
    • Tetraciclina caducada

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición. Los factores de riesgo en el caso del raquitismo y la osteomalacia incluyen:

  • Edad (niños): 6 a 24 meses
    • Tanto en los que consumen leche materna (cuando la madre tiene una deficiencia de vitamina D) como en lo que consumen leche que no fortificada con esta vitamina.
  • Edad (adultos): 50 a 80 años
  • Intolerancia a la lactosa acompañada del consumo inadecuado de leche fortificada con vitamina D
  • Antecedente familiar de raquitismo
  • Raza: afroamericanos, especialmente quienes amamantan

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor de hueso y sensibilidad
  • Deformidades del esqueleto y/o del cráneo
  • Piernas arqueadas o rodillas malformadas
  • Deformidad o curvatura en la columna
  • Pecho de paloma (protuberancia del hueso del pecho)
  • Crecimiento deficiente, ocasionando baja estatura
  • Susceptibilidad a la fractura de huesos
  • Deformidades dentales
  • Formación dental retrasada
  • Defectos dentales
  • Aumento de caries
  • Pérdida de apetito o de peso
  • Dificultad para dormir
  • Desarrollo empobrecido del tono muscular
  • Debilidad muscular
  • Lento aprendizaje para caminar, en el caso de los niños

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Los estudios que pueden confirmar el diagnóstico pueden incluir:

  • Análisis de sangre y orina
  • Radiografías óseas
  • Una biopsia ósea, cuando otros exámenes no son concluyentes

Tratamiento

El tratamiento intenta:

  • Corregir las causas subyacentes
  • Aliviar o revertir los síntomas

Tratar las Causas Subyacentes

El tratamiento de las causas subyacentes podría incluir:

  • Agregar lo siguiente en su dieta:
    • Productos lácteos fortificados con vitamina D
    • Alimentos con una alta concentración de vitamina D (como pescado grasoso, yema de huevo y verduras verdes)
    • Suplementos de vitamina D, calcio y otros minerales
    • Vitamina D biológicamente activa
  • Una exposición adecuada a la luz del sol, sin excesos

Tratamiento de los Síntomas

El tratamiento para aliviar o corregir los síntomas puede incluir:

  • Usar aparatos que reduzcan o prevengan las deformidades de los huesos
  • Cirugía, en casos severos, para corregir la deformidad ósea

Prevención

Para ayudar a prevenir el raquitismo o la osteomalacia:

  • Tome leche fortificada con vitamina D.
  • Consuma suficiente vitamina D, calcio y otros minerales. Si cree que su dieta puede ser deficiente, hable con su médico al respecto para alternar otras fuentes de vitaminas y minerales.
  • Expóngase al sol lo suficiente, sin excesos. En general se considera suficiente 15 minutos por día. Cualquier exposición más extensa a la recomendada requiere de protección solar ya sea de ropa o bloqueadores, especialmente en infantes o niños de piel clara. El riesgo de raquitismo es cada vez mayor en niños y madres con la piel oscura por lo que podrían exponerse más tiempo al sol y complementar su dieta con suplementos de la vitamina D.
  • Los bebés de piel oscura que están siendo amamantados deben recibir 400 unidades internacionales por día (UI/d) de un suplemento de vitamina D y comenzar con dicho suplemente antes de los 2 meses de edad.