Facebook Pixel

Recuperarse Despues de Un Ataque Cardiaco: No Siempre Es Facil

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Recuperarse Después de Un Ataque Cardíaco: No Siempre Es Fácil

image for cardiovascular disease article Usted tuvo un ataque cardíaco y lo peor ya pasó. Si es usted como la mayoría de las personas, será capaz de regresar a trabajar y a las actividades que disfruta en sólo unos cuantos meses. Sin embargo, si su músculo cardíaco está muy débil, sus actividades pueden estar más limitadas. En cualquier caso, regresar a la vida normal después de un ataque al corazón no siempre es fácil. ¿Qué puede esperar y cómo puede lidiar con los retos?

Fase Uno: Lidiando con el Shock Inicial

El tener un ataque cardíaco, para muchas personas, es una experiencia traumática. Los primeros días con frecuencia están marcados por el shock y el sentirse agobiado. De acuerdo a la American Psychological Association, el 60 por ciento de las personas hospitalizadas por una experiencia de enfermedad cardíaca tienen elevados los niveles de estrés, ansiedad y depresión porque han sido hospitalizados por un ataque.

La estancia promedio en el hospital puede ser de cuatro o cinco días, durante los cuales está sujeto a una avalancha de análisis, medicamentos e información. Usted puede necesitar descanso y dejar que su corazón sane, pero su medio ambiente puede ser cualquier cosa ¡menos tranquilo!. Su familia puede estar revoloteando alrededor, merodeando sobre su cama y quizá exigiendo información a su médico. Puede sentir como si su familia y su doctor le estuvieran jaloneando de un lado a otro y que las cosas están pasando de una manera muy rápida. Tenga en cuenta que la conmoción de su situación es perfectamente normal, y que pronto se irá a casa. Trate de descansar.

Fase Dos: Regresando del Hospital a la Casa

La próxima fase de ajuste se lleva a cabo cuando deja el hospital. Mientras que muchas personas están ansiosas de regresar a la comodidad de sus casas, ellas (y sus familias) también pueden estar asustadas de abandonar la seguridad física de la unidad coronaria del hospital. Durante este tiempo, no es poco común sentirse perdido y preocupado acerca de la ausencia de un doctor o una enfermera. Su familia también puede compartir estos sentimientos, y pueden ser protectores en exceso.

Bajo la supervisión de su médico, gradualmente, usted se volverá más activo. Dependiendo de su condición, inicialmente puede necesitar algo de ayuda con las labores diarias como mantener la casa, hacer las compras, cocinar, bañarse y acordarse de tomar sus medicamentos. Como resultado, también los papeles pueden cambiar. Su esposo(a) e hijos pueden hacer algunos ajustes en sus vidas para que puedan ayudar a cuidarlo. Aunque estos gestos tienen la intención de ayudar, usted puede sentir que estos a veces provocan sentimientos incómodos.

Después de un ataque cardíaco, es normal que las personas experimenten sentimientos negativos como:

  • Temor:
    • De morir
    • De tener dolores en el pecho y otro ataque cardíaco
    • De no ser capaz de tener relaciones sexuales
    • De no ser capaz de trabajar
  • Enojo:
    • De que esto le sucediera a usted
    • Con las reacciones de su familia y amigos
  • Depresión:
    • Por sentimientos de desesperanza e inutilidad
    • Porque puede que usted no sea el mismo otra vez
    • Porque otros podrían pensar que usted es débil
  • Culpa:
    • De que esto sea un inconveniente para su familia
    • De que no será capaz de cumplir con ciertas responsabilidades

Es saludable hablar acerca de estos sentimientos con su familia, amigos compasivos o con un terapeuta. Con el tiempo, estos sentimientos deberán irse.

Su familia y amigos se pueden sentir:

  • Asustados de que le dio un ataque cardíaco
  • Enojados de que ocurriera en una época inconveniente
  • Culpables porque piensan que de alguna forma ellos le "provocaron" el ataque cardíaco

Hablar abiertamente acerca de estos sentimientos malos puede ayudarle a usted y a su familia a lidiar de manera más efectiva con la situación.

Fase Tres: Rehabilitación

La rehabilitación es la fase más larga y a menudo más difícil del proceso de recuperación. Requiere no sólo que su cuerpo se cure a sí mismo, sino que también usted desempeñe un papel activo para ayudarle a que se fortalezca

Cambios en su Estilo de Vida

Durante este tiempo probablemente usted continuará aumentando su nivel de actividad, haciendo algunos cambios en su dieta, reduciendo su nivel de estrés y renunciando a cualquier hábito que podría afectar negativamente su salud, como el fumar y el beber demasiado alcohol. Algunas personas encuentran que están muy motivadas para hacer y mantener estos cambios. Otros empiezan los cambios pero gradualmente regresan a sus viejos hábitos, volviéndose condescendientes una vez que se sienten mejor. Usted será más apto de hacer y mantener los cambios en su estilo de vida con información apropiada, recursos y apoyo.

Apoyo Social

El apoyo de la familia, amigos, un terapeuta o un grupo de apoyo puede ayudar a reducir algunos de sus temores, estrés y sentimientos de aislamiento.

Un estudio presentado en la junta anual de la American Psychological Association en agosto del 2002, encontró que las pacientes cardíacas mujeres eran más propensas a tener un rendimiento físico y psicológico más bajo que los hombres inmediatamente después del tratamiento hospitalario y durante el año posterior, si no tenían suficiente apoyo de la familia y amigos. Los investigadores especulan que las diferencias entre hombres y mujeres están relacionadas con el hecho de que las mujeres están educadas para depender más de la familia y los amigos para su bienestar mientras que los hombres pueden encontrar su apoyo en el lugar de trabajo. No obstante, tanto hombres como mujeres pueden beneficiarse del apoyo social durante y después del proceso de recuperación.

Intervención Psicológica

Algunas personas experimentan ansiedad, depresión y otros trastornos psicológicos después de tener un ataque cardíaco. De acuerdo a la American Psychological Association, el nivel de depresión de una persona, el aislamiento social y la hostilidad pueden predecir la muerte por una enfermedad cardíaca así como la recurrencia de problemas cardíacos. Estas condiciones también pueden bajar la motivación de una persona a seguir las recomendaciones médicas.

De acuerdo a la American Psychological Association, muchos estudios has demostrado que la psicoterapia puede ayudar a las personas a recuperarse de los ataques cardíacos y evitar futuros problemas de salud. Uno de estos estudios, publicado en un artículo de marzo-abril de 2001 en la revista Psychosomatic Medicine, sugirió que las intervenciones psicológicas tienen el potencial de mejorar el pronóstico a largo plazo y el estado psicológico para ambos; hombres y mujeres.

Escogiendo Opciones

Para hacer la elección correcta durante el proceso de recuperación, usted tiene una buena posibilidad de retornar a una vida plena y activa. He aquí algunos consejos que pueden ayudarle:

  • Consiga toda la información que pueda de su doctor. Prepárese para las citas y no tema hacer preguntas.
  • Siga las recomendaciones de su doctor. Platique de cualquier dificultad que tenga en hacer cambios en su estilo de vida, para que entre los dos puedan desarrollar un plan que funcione mejor para usted.
  • Aprenda todo lo que pueda sobre su corazón y cómo puede fortalecerlo con las opciones de su estilo de vida tales como dieta y ejercicio.
  • Busque ayuda para la depresión u otras dificultades emocionales.

Reanudando Sus Actividades Normales

Su doctor le proporcionará orientación acerca de cómo reanudar sus actividades normales después de su recuperación. La mayoría de las personas son capaces de regresar a trabajar de uno a tres meses. Dependiendo de la condición de su corazón y del esfuerzo requerido en su trabajo, usted podría tener que realizar algunos cambios en la forma cómo desempeña su trabajo.

La mayoría de las personas son capaces de tener relaciones sexuales de tres a cuatro semanas después de un ataque cardíaco. Como con otras actividades, podría tener la necesidad de empezar poco a poco y estimular sus patrones normales. Si usted o su pareja tienen alguna preocupación, hablen con su doctor.

Recuperarse de un ataque cardíaco puede ser difícil. Pero las secuelas de un ataque cardíaco pueden presentar una oportunidad de re-examinar su vida y poner en claro los valores importantes. Para muchas personas, la experiencia es un trampolín a un estilo de vida más saludable y pleno.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Heart Association
http://www.americanheart.org

Heart and Vascular Diseases
National, Heart, Lung, and Blood Institute
http://www.nhlbi.nih.gov/

Referencias:

American Academy of Family Physicians, American Family Physician website. Heart Attack: Getting Back Into Your Life After a Heart Attack. Disponible en: Http://familydoctor.org/handouts/002.html. Accedido el 28 de febrero del 2003.

American Heart Association website. How Will I Recover From My Heart Attack? Disponible en: Http://www.americanheart.org. Accedido el 28 de febrero del 2003.

American Psychological Association website. Psychology Helps After a Heart Attack. Disponible en: Http://helping.apa.org/mind_body/heart.html. Accedido el 28 de febrero del 2003.

National Institute of Mental Health website. Depression and Heart Disease. Disponible en: Http://www.nimh.nih.gov/publicat/depheart.cfm. Accedido el 28 de febrero del 2003.

Cossette S, Frasure-Smith N, Lespérance F. Clinical implications of a reduction in psychological distress on cardiac prognosis in patients participating in a psychosocial intervention program. Psychosomatic Medicine, 2001; 63:257-266.



Último revisado Abril 2005 por Judith Logan, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!