Si usted nació con uno o ambos testículos no descendidos (criptorquidismo), someterse a cirugía para descenderlos dentro del escroto no afectará su riesgo de contraer cáncer testicular, pero hará más fácil la detección temprana.

Recuerde que los hombres con criptorquidismo tienen un riesgo más alto de lo normal de desarrollar cáncer testicular también en sus testículos normales. La auto-examinación regular y un programa de revisiones regulares por parte de su médico ayudarán a asegurar que, si se desarrolla un tumor, sea detectado lo más temprano posible y en sus etapas más curables.

Si su hijo tiene un testículo no descendido, sométalo a revisión inmediatamente y pregunte a su médico sobre una orquiopexia (colocarlo dentro del escroto) o una orquiectomía (extirpación del testículo). Mientras más pronto se someta a esta cirugía, será mejor.