Si usted ya ha tenido varicela, ha desarrollado inmunidad a ella y es muy poco probable que la contraiga por segunda vez. Sin embargo, debido a que el virus de la varicela permanece en el cuerpo, escondido en células nerviosas espinales, algunos adultos desarrollarán una reaparición localizada de varicela conocida como herpes zóster o " culebrilla ".

Para evitar contraer varicela por completo, usted debería:

  1. Evitar el contacto con personas que la tengan
  2. Evitar compartir objetos personales con gente infectada con la enfermedad
  3. Recibir una vacuna contra la varicela

Vacuna contra la Varicela

Desde 1995, ha estado disponible una vacuna segura y altamente efectiva contra la varicela. The Centers for Disease Control and Prevention y the American Academy of Family Physicians recomiendan que todas las personas saludables (especialmente adultos y bebés mayores de 1 año de edad) que no han tenido varicela reciban la vacuna. Si usted no está seguro si ha tenido varicela, se puede realizar un examen sanguíneo para determinar si usted es inmune o no a la enfermedad.

Usted no debería recibir la vacuna contra la varicela si:

  • Es severamente alérgico a la neomicina o la gelatina.
  • Usted ha estado bastante enfermo recientemente y no se ha recuperado por completo.
  • Usted ha recibido ciertos tipos de transfusiones de sangre o plasma en los cinco meses previos.
  • Su sistema inmune está comprometido por VIH , inmunosupresión intencional (después de un trasplante de riñón ), o una condición congénita.
  • Alguien que vive con usted tiene un sistema inmune comprometido y no puede evitar la exposición a usted durante tres semanas después de su vacunación en caso que desarrolle un sarpullido.
  • Usted tiene ciertos trastornos que afecten su sangre, médula ósea, o sistema linfático.
  • Usted está embarazada o podría quedar embarazada dentro del siguiente mes. (De acuerdo con el CDC y otros expertos, las mujeres deberían evitar quedar embarazadas durante un mes después de recibir la vacuna contra varicela.)
  • Usted está tomando dosis relativamente grandes de corticosteroides o está tomando otros medicamentos inmunosupresores.
  • Usted está tomando aspirina actualmente. Debido a la asociación entre la aspirina y el síndrome de Reye en niños y adolescentes con varicela, la reanudación de la aspirina de preferencia se debería retrasar durante seis semanas después de la vacuna de varicela. En caso de que esto no sea factible, usted debería discutir con su médico cuidadosamente los riesgos y beneficios.

Inmunoglobulina

Si usted no puede recibir la vacuna contra varicela debido a que está en alto riesgo, si se expone a la varicela, podría ser capaz de recibir inmunoglobulina. La inmunoglobulina es un producto sanguíneo que contiene anticuerpos al virus de la varicela.

Para prevención, la inmunoglobulina se administra mediante inyección inmediatamente después de la exposición al virus de VZV (dentro de un lapso de 96 horas). Por lo general, sólo se administra a personas que tienen un riesgo inusualmente alto de complicaciones severas por la enfermedad. Éstas podrían incluir:

  • Adultos incluyendo a mujeres embarazadas
  • Recién nacidos cuyas madres tengan varicela
  • Personas que estén inmunosuprimidas o muy enfermas

Previniendo la Propagación de la Varicela

Si alguien en su casa contrae varicela, usted puede prevenir su propagación al:

  • Mantener a la persona aislada hasta que la enfermedad corra su curso y todas las ampollas se hayan hecho costra
  • Informar a otras personas (incluyendo a padres de otros niños) que hayan estado en contacto reciente con su hijo, que podrían estar expuestos a la varicela