Definición

Un cistocele se presenta cuando una parte de la vejiga sobresale dentro de la vagina. La protuberancia aparece por un defecto en la fascia, el tejido conjuntivo que separa la vagina de la vejiga. Una protuberancia de este tipo se llama prolapso anterior.

Cistocele

si55551974_96472_1
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Un rectocele se presenta cuando una parte de la pared del recto sobresale dentro de la vagina. La protuberancia aparece por un defecto en la fascia entre el recto y la vagina. A esta anomalía se la denomina prolapso posterior.

Rectocele

si55551976_96472_1
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Éstos son dos tipos de hernia. Indican problemas en los tejidos de sostén pélvico (fascia, ligamentos y músculo).

Partes del cuerpo involucradas:

Los cistoceles pueden afectar:

  • Vagina
  • La vejiga
  • Los músculos y los tejidos que separan y sostienen la vejiga y la vagina

Los rectoceles pueden afectar:

  • Vagina
  • El recto
  • Los músculos y los tejidos que separan y sostienen el recto y la vagina

Razones para realizar el procedimiento

En general, este tipo de cirugía no se realiza hasta haber intentado otros tratamientos. Por ejemplo, ejercicios musculares y la inserción de un pesario.

Si ya probó estos tratamientos y no sintió ningún alivio, es posible que el médico le sugiera una reparación quirúrgica:

La reparación de cistocele puede:

  • Mejorar el control de la vejiga.
  • Disminuir el dolor durante la relación sexual.
  • Disminuir la incontinencia de esfuerzo (pérdidas de orina).

La reparación de rectocele puede:

  • Disminuir los problemas de defecación.

Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento

  • Problemas previos de cistoceles o rectoceles: es posible que esta vez la cirugía sea menos eficaz para corregir los problemas.

¿Qué esperar?

Antes del procedimiento

  • No tome aspirina ni otros antiinflamatorios durante una semana antes de la cirugía, a menos que el médico indique lo contrario. Es posible que también tenga que dejar de tomar anticoagulantes. Por ejemplo, clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin) o ticlopidina (Ticlid). Consulte con el médico.
  • Ingiera una comida liviana la noche previa a la cirugía.
  • No coma ni beba nada después de medianoche la noche anterior al procedimiento o esa misma mañana.
  • Ni siquiera beba agua (a menos que el médico lo permita específicamente).
  • Siga todas las indicaciones que del médico.
  • Si será sometido a una reparación del rectocele, el médico puede administrarle un enema o solicitarle que usted se lo administre la noche antes de la cirugía.

Anestesia

A menudo, puede elegir entre recibir anestesia general o regional (epidural o intradural).

Descripción del procedimiento

Se insertará una sonda vesical hasta la uretra para ayudar a aliviar la presión de la vejiga.

El cirujano realizará una incisión para exponer la fascia y el músculo afectados. En algunos casos, el tejido se sutura, o se cose, nuevamente sobre sí mismo para hacerlo más fuerte. En otros casos, se utiliza un material tipo malla para fortalecer el tejido. En este momento, el médico también extraerá cualquier tejido que se haya debilitado en cirugías o embarazos anteriores o por la edad. También se extraerá el revestimiento vaginal excesivo.

En algunos casos, se puede realizar un procedimiento de suspensión o elevación para ayudar a sostener la vejiga.

Se puede realizar una histerectomía si el útero también está sufriendo un prolapso, y cae dentro de la vagina.

Después del procedimiento

  • En general, si solamente fue sometido a una reparación de rectocele, se deja un apósito vaginal con medicamentos dentro de la vagina durante la noche. La sonda vesical se retirará una vez que pueda evacuar la orina.
  • En general, si fue sometido a una reparación de cistocele, también se deja un apósito vaginal con medicamentos durante la noche. A menudo, la sonda vesical debe permanecer más tiempo (a veces, de dos a seis días). Esto le dará tiempo a la vejiga para que vuelva a funcionar de forma normal.
  • Puede notar una secreción de la vagina, posiblemente olorosa, e incluso con sangre durante una a dos semanas.

¿Cuánto durará?

La cirugía en sí puede demorar desde 45 minutos aproximadamente a dos horas o más. La duración depende de las reparaciones que deban realizarse.

¿Dolerá?

Es posible que experimente un malestar vaginal por una o dos semanas después de la cirugía. Por lo general, le administrarán medicamentos para ayudar a aliviarlo.

Posibles complicaciones

Algunos riesgos asociados con la reparación de cistocele y de rectocele incluyen:

  • Reacción adversa a la anestesia
  • Infección
  • Sangrado excesivo
  • Daño accidental a la vagina, el recto y la vejiga
  • Daño accidental a los órganos cercanos

Las lesiones accidentales son muy poco frecuentes. En caso de que ocurriera una lesión, el médico generalmente solucionará el problema durante la cirugía.

Hospitalización promedio

La hospitalización puede variar de dos a seis días o más. La hospitalización depende de la situación de cada paciente.

Cuidado posoperatorio

  • Evite levantar cualquier elemento que pese más de 10 libras durante un mes aproximadamente.
  • Evite el contacto sexual durante un mes aproximadamente.
  • Evite insertar cualquier elemento en la vagina (p. ej., tampones) durante un mes aproximadamente.
  • Consiga que alguien la ayude en el hogar durante algunos días después de la cirugía.

Resultado

Por lo general, las mujeres que han sido sometidas a una reparación de cistocele o rectocele mejoran considerablemente el control intestinal y de la vejiga.

Llame al médico si ocurre lo siguiente

  • Indicios de infección, como fiebre, escalofríos o secreción fétida proveniente de la vagina.
  • Sangrado vaginal inusualmente excesivo.
  • Dolor más intenso.
  • Cualquier síntoma inusual.