El propósito de la revisión es el diagnóstico y tratamiento oportunos. Las pruebas de revisión generalmente se administran a personas sin síntomas presentes, pero que pudieran estar en riesgo elevado para ciertas enfermedades o condiciones.

Pruebas de Revisión

Muchas de las mismas pruebas que se utilizan para diagnosticar COPD en personas con síntomas de la enfermedad también se usan para la revisión de personas sin síntomas significativos pero con importantes factores de riesgo, como el fumar por mucho tiempo o la exposición a irritantes pulmonares. Algunos grupos defienden el uso de espirometria simple en consultorio como un examen de revisión inicial para las personas en mayor riesgo de COPD. La espirometría involucra el respirar profundamente y después exhalar rápida y completamente dentro de un aparato para medir (espirómetro) que mide la información del volumen pulmonar. Para conocer detalles sobre otras pruebas, vea Diagnóstico de COPD .

Indicaciones de Revisión

La revisión a veces se recomienda para adultos que están en riesgo incrementado de desarrollar COPD. Estas personas incluyen:

  • Fumadores
  • Personas con asma
  • Personas con un fuerte historial familiar de COPD
  • Personas con exposiciones laborales considerables a irritantes pulmonares