Definición

El síndrome de Reiter es una reacción inflamatoria a una infección en algún sitio del cuerpo. Usualmente se presenta después de una infección urogenital o intestinal. Los síntomas del trastorno principalmente involucran tres sistemas del cuerpo:

  • Las articulaciones
  • Los ojos
  • El tracto urinario o genital

Causas

El síndrome de Reiter se desencadena debido a ciertas infecciones en una persona que presenta susceptibilidad genética. La infección con frecuencia se inicia en el tracto urinario o genital y es usualmente causada por la bacteria Chlamydia trachomatis. es transmitida entre las personas a través de la actividad sexual.

La infección también puede comenzar en el sistema digestivo. En estos casos, la infección se manifiesta después de ingerir alimentos contaminados con la bacteria, usualmente Shigella, , Yersinia o Campylobacter.

Aproximadamente de 1 a 4 semanas posteriores a la infección, una persona susceptible puede manifestar el síndrome de Reiter. Los médicos no saben por qué algunas personas manifiestan la enfermedad y otras no. Pero la mayoría de los pacientes con la enfermedad portan un factor genético específico llamado HLA-B27 (o el gen B27).

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición. Los factores de riesgo en el caso del síndrome de Reiter pueden ser:

  • Miembros de la familia con el síndrome de Reiter
  • Herencia del rasgo genético asociado con el síndrome de Reiter (HLA-B27)
  • Sexo masculino
  • Orientación sexual: hombre homosexual o bisexual
  • Edad: de 20 a 40 años
  • Tener una enfermedad de transmisión sexual
  • Una nueva pareja sexual reciente
  • Ingesta de alimentos manipulados de forma inapropiada

Síntomas

Los síntomas se presentan en tres áreas principales del cuerpo: las articulaciones, los ojos y el tracto urinario y genital. Hombres y mujeres pueden experimentar diferentes síntomas. La enfermedad puede ser más leve en mujeres. Éstos pueden aparecer y desaparecer. En casos infrecuentes, pueden manifestarse problemas cardíacos en las etapas posteriores de la enfermedad.

Los síntomas específicos incluyen lo siguiente:

En las articulaciones:

  • Inflamación, dolor y enrojecimiento, en especial en las rodillas, tobillos y pies
  • Dolor en el talón
  • Acortamiento y endurecimiento de dedos de manos y pies
  • Dolor y rigidez de espalda

En los ojos:

  • Enrojecimiento
  • Dolor
  • Irritación
  • Visión borrosa
  • Lagrimeo
  • Secreción
  • A veces, sensibilidad al sol o inflamación de párpados

En el tracto urinario y el sistema reproductor

En hombres:

  • Micción frecuente
  • Sensación de ardor cuando pasa la orina
  • Secreción peneana
  • Úlceras en el extremo del pene
  • Fiebre
  • Escalofríos

Sistema urinario masculino

Genitales y sistema urinario masculino
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

En mujeres:

  • Sensación de ardor cuando pasa la orina
  • Inflamación en la vagina y el cuello del útero

Otros síntomas incluyen:

  • Sarpullido, en especial en las palmas de las manos o en las plantas de los pies
  • Úlceras en la boca o en la lengua
  • Pérdida de peso
  • Falta de apetito
  • Fatiga
  • Fiebre

Las complicaciones infrecuentes pueden incluir:

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Utilizará estos resultados como ayuda para la realización del diagnóstico. No existe un examen específico para verificar la existencia del síndrome de Reiter.

Las pruebas pueden incluir:

  • Exámenes de sangre para verificar:
    • Signos de inflamación (índice de sedimentación)
    • Signos de infección (conteo sanguíneo completo)
    • El factor genético asociado con el síndrome de Reiter (HLA-B27)
  • El cultivo, la tinción de Gram u otros exámenes para buscar bacterias que frecuentemente generan infecciones asociadas con el síndrome de Reiter
  • La extracción de líquido sinovial de los alrededores de las articulaciones para verificar la existencia de infección
  • Radiografías: un examen que utiliza radiación para tomar una imagen de las estructuras internas del cuerpo, como por ejemplo las articulaciones
  • Ultrasonido: un examen que utiliza ondas de sonido para examinar el interior del cuerpo
  • Imagen de resonancia magnética: un examen que utiliza ondas magnéticas y de radio para tomar imágenes del interior del cuerpo
  • Tomografía computarizada (TC): un tipo de radiografía que usa una computadora para tomar imágenes del interior del cuerpo

Tratamiento

No existe cura para el síndrome de Reiter. Sin embargo, el tratamiento temprano de la infección puede retrasar o detener el curso de la enfermedad. La mayoría de los pacientes se recupera desde el episodio inicial, dentro de los seis meses. Pero algunos manifiestan una artritis leve y crónica. Ciertos pacientes padecen brotes adicionales del trastorno.

El tratamiento tiene como objetivo el alivio de los síntomas y puede incluir:

Descanso en Cama

Descanso en cama a corto plazo para aliviar el esfuerzo de las articulaciones

Hacer ejercicio

Eso implica:

  • Rango de movimiento moderado para mejorar la flexibilidad
  • Fortalecimiento para tonificar los músculos que pueden ayudar a las articulaciones
  • Fisioterapia con ejercicios específicos para mantener los músculos fuertes y las articulaciones movibles

Protección de las articulaciones

Eso implica:

  • Dispositivos de asistencia según lo recomienda su médico
  • Terapia ocupacional para aprender cómo aliviar el esfuerzo de las articulaciones durante las actividades diarias

Medicamentos

Su médico puede recetarle algunos de los siguientes:

  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como:
    • Aspirina
    • Ibuprofeno (Motrin, Advil)
  • Sulfasalazina (Azulfidina)
  • Inyecciones de esteroides en las articulaciones inflamadas
  • Esteroides tópicos en crema aplicados en las lesiones cutáneas
  • En ciertos casos, antibióticos para tratar la infección desencadenante
  • Medicamentos inmunodepresores (medicamentos que disminuyen la habilidad del sistema inmune para funcionar):
    • Azatioprina (Imuran)
    • Metotrexato
  • Gotas para ojos

Prevención

La clave de la prevención del síndrome de Reiter es evitar la infección desencadenante. Para hacerlo, siga los siguientes pasos:

  • Evite enfermedades de transmisión sexual (ETS), al abstenerse de mantener relaciones sexuales o al practicar una actividad sexual segura, que incluye:
    • Siempre utilizar un condón de látex durante la actividad sexual
    • Preguntar a la pareja sexual acerca de antecedentes de enfermedades sexuales
    • Tenga relaciones sexuales sólo con una persona, que tenga relaciones sexuales sólo con usted
    • No intercambie parejas sexuales
    • Sométase a revisiones regulares para detectar ETS
  • Tome medidas para prevenir infecciones urogenitales por clamidia:
    • Si tiene 25 años o menos, sométase a exámenes para detectar clamidia de forma anual
    • Si está embarazada, sométase a exámenes de clamidia
  • Evite infecciones intestinales:
    • Lávese las manos antes de comer o de manipular alimentos
    • Sólo coma alimentos que se almacenaron y prepararon apropiadamente