Los síntomas de infección en el embarazo varían dependiendo de la infección. Infecciones como citomegalovirus (CMV) , enfermedad estreptocócica de grupo B (GBS) , toxoplasmosis , y algunas enfermedades de transmisión sexual (STD) podrían no tener síntomas en absoluto. O una infección podría causar síntomas leves similares al resfriado. Si usted cree que tiene una infección durante su embarazo, es importante que hable con su médico lo más pronto posible.

  • Síntomas de parvovirus B19 (quinta enfermedad) podrían incluir:
    • Dolor articular
    • Cansancio
    • Sarpullido en el rostro, tronco, brazos, y piernas
  • Síntomas de enfermedades de transmisión sexual (STD) pueden incluir:
    • Comezón alrededor de la vagina
    • Secreción de la vagina
    • Dolor durante el coito
    • Dolor en el área pélvica
    • Úlceras o ampollas en el área pélvica
  • Síntomas de corioamnionitis pueden incluir:
    • Temperatura elevada y fiebre
    • Latidos cardiacos rápidos (el bebé también podría tener latidos cardiacos rápidos)
    • Sudoración
    • Un útero que sea sensible al tacto
    • Una secreción de la vagina que tenga un olor inusual
  • Síntomas de listeriosis pueden incluir:
    • Síntomas leves similares a la gripe
    • Dolores de cabeza
    • Dolores musculares
    • Fiebre
    • Si la listeriosis se propaga al sistema nervioso puede causar rigidez en el cuello, desorientación, o convulsiones
  • Síntomas de una infección en el tracto urinario (UTI) pueden incluir:
    • Náusea y vómito
    • Sensación de incomodidad o ardor al orinar
    • Sensación de vaciado incompleto de la vejiga
    • Dolor molesto sobre la vejiga
    • Sangre en la orina
    • Necesidad muy frecuente de orinar
    • Si la UTI se traslada a los riñones y al torrente sanguíneo, puede causar dolor pélvico, dolor en la espalda, vómito, fiebre, e incluso puede comenzar la labor temprana de parto.