Facebook Pixel

Sobrecarga de Emociones: Definiendo Las Emociones de sus Preescolares

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Sobrecarga de Emociones: Definiendo Las Emociones de sus Preescolares

Esta es parte dos de dos artículos. Parte uno publicado en el HealthGate Healthy Parenting en marzo 14 .

En un minuto la está mordiendo. Al siguiente le está dando de besos. ¿Qué es lo que realmente está sintiendo? ¿Qué es lo que pasa por su pequeña cabeza? Ahí está el potencial de una gama de emociones, ¿Cómo afecta cada una de ellas a su hijo?

Ira

La ira es universal. Es una parte de la experiencia en la vida emocional de cada niño. La ira a menudo se presenta cuando se le imponen límites a un niño. Los límites pueden ser externos, como cuando un padre no permitirá un cierto tipo de conducta, o internos, como cuando el niño trata sin éxito de amarrarse los zapatos.

Otros detonantes de la ira incluyen la llegada de un nuevo hermano; el divorcio; angustia o enfermedad en casa; un disgusto en la escuela, e incluso pequeños trastornos, como un dolor de oído.

La ira se muestra de muchas formas. Cuando es fundamental, el niño muerde, empuja, pega y muestra otras conductas agresivas. La ira puede ser verbal. También se puede manifestar como un reto, testarudez, y desobediencia. La mentira es a veces un indicativo de la ira, a menudo se empieza a manifestar en los años de preescolar. En la edad de preescolar, los niños iracundos se pueden volverse propensos a los accidentes. Si un niño se cae a menudo y tiene muchas lesiones menores, es posible que él o ella tengan problemas con algo.

Los niños necesitan la ira para entrar al mudo con energía. Los expertos creen que la agresión llevada hacia la dirección correcta nos hace personas vivas y capaces. Alentar a los niños a que expresen sus sentimientos de manera verbal es saludable. Suprimir los sentimientos puede llevar a la frustración y a más ira.

Miedo

Es muy común y normal para un preescolar acumular una colección de miedos. Los miedos pueden ser específicos y obvios, como tenerle miedo a un perro, pero también pueden ser ambiguos, haciéndoles difícil a los padres relacionarlos con una conducta específica.

El miedo a tomar un baño (o irse por el caño) es una ansiedad común en los preescolares. Al principio de esta parte de la gama de la ira, un niño no sabe cuanto espacio ocupa su cuerpo. Desde este punto de vista, el puede deslizarse fácilmente al caño. Detrás de esta preocupación está el miedo de perderse a sí mismo. La sensación de que emerja su propia identidad está muy unida al concepto del cuerpo, así que una idea de una desaparición física parece muy real.

Los miedos son un signo de la habilidad del niño para usar sus ideas; para imaginar su propios significados de eventos, sonidos, y sombras. Las pesadillas son resultado de experimentar con ideas atemorizantes y quizá la expresión de deseos secretos, Los miedos y los sueños agresivos, dicen los expertos, son vitales para un sano desarrollo del preescolar y se deben respetar.

Tristeza

Las lágrimas se derraman abundantemente en la niñez, pero eso no significa que su hijo está triste. Hay una distinción importante entre llorar y estar triste. El llorar es activo y una manera de obtener atención; la tristeza es pasiva y callada. La mayor parte del tiempo, el llorar es saludable, la tristeza, a veces, no lo es.

En la mayoría de los casos, la tristeza es un signo de crecimiento emocional. Un niño no se puede sentir perdido si primero no le importa o valora a alguien o a algo. Los sentimientos de tristeza pueden ser evocados por acontecimientos que van desde la pérdida de un juguete a la pérdida de un abuelo. También es posible que haya una reacción retardada a un evento traumático, que puede surgir más tarde como pesadillas, tiempo después de que los padres pensaban que el niño se había recuperado.

Celos

Un nuevo bebé provoca estrés en los hermanos mayores. Cuando el nuevo bebé se mueve y se vale por sí mismo, la rivalidad entre hermanos se expresa de una forma más directa. Esto puede ir desde un coscorrón ocasional en la cabeza del hermano menor; hasta miedos y pesadillas; o cambios de conducta como la regresión (hablar como bebé, mojar la cama, chuparse el dedo), comportamiento repugnante, y rabietas.

Amor y Empatía

Los preescolares personifican la exuberancia de la niñez llevando el mismo entusiasmo del juego a las relaciones personales. El pequeño preescolar es una persona cálida, afectiva que ama a los otros profunda, tierna y de manera extravagante. En esta edad, el conflicto entre querer a otros, querer complacerlos, y quererse a sí mismo puede llevar a problemas de conducta. Sin embargo, el niño llegará a un punto en donde él o ella quiera cambiar la satisfacción personal por la gran recompensa de la aprobación de los adultos.

El importarle los sentimientos de otras persona (empatía) es una cualidad deseada para que se le inculque a un niño. La edad en la cual la aparece la verdadera empatía aún está en cuestionamiento. Los experimentos han demostrado que los bebés menores de un año llorarán cuando se les muestre imágenes de bebés llorando.

Incluso a la edad preescolar, los niños pueden no tener todavía un fino sentido de la empatía, porque la empatía requiere también un desarrollo cognoscitivo. A pesar de que los expertos aún no señalan el momento cuando florece la empatía, podemos alentarla en nuestros preescolares. Es importante ayudar a los niños a entender que otras personas tienen sentimientos, incluso cuando se lleve algún tiempo mientras se desarrolla a sentir realmente el dolor de otras personas.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACION:

The American Academy of Child and Adolescent Psychiatry
http://www.aacap.org

Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics)
http://www.aap.org/



Último revisado Febrero del 2003 por Lawrence Frisch, MD, MPH

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!