Es verano y eso sólo puede significar una cosa: ¡es la temporada para cocinar a la parrilla! Nada sabe más delicioso que preparar a la parrilla una mazorca de maíz fresco o una hamburguesa jugosa o un pollo para chuparse los dedos o...podría seguir sin terminar; pero usted entiende a lo que me refiero. Las comidas asadas a la parrilla son buenos alimentos. Y aunque estos alimentos saben tan bien, también pueden ser saludables. Pero recuerde, la seguridad siempre debe ser primero cuando se trata de cocinar a la parrilla.

Cocinar a la Parrilla y las Opciones Saludables

Cuando usted piensa en las costillas asadas a la parrilla, la salud podría no ser lo primero que surja en su mente. Pero es posible hacer que cocinar a la parrilla sea bueno para usted tomando decisiones saludables. Sólo lleva un poco de esfuerzo. Y, no tendrá que sacrificar ningún sabor. A continuación se presentan algunos consejos para ayudarlo a hacer esto posible:

  • Elija carnes más magras para asar: ase a la parrilla el pollo, pero quítele el pellejo antes de marinarlo y cocinarlo u opte por los cortes más magros de carne; busque la palabra "magra" en la etiqueta. Evite las carnes altas en grasa como los bisteces, costillas o salsas.
  • Ase a la parrilla una ensalada de verduras - se puede asar cualquier verdura: cebollas, pimientos, champiñones, papas, tomates, berenjena, calabacín, calabaza - y la lista puede continuar. Sólo unte una capa ligera de aceite de oliva, vinagre balsámico o cualquier tipo de marinada. Rocíe algo de sal y pimienta al gusto. Después revuélvalos en el asado o rebane las verduras para introducirlas en una brocheta o para envolverlas en papel aluminio.
  • Quite la grasa de la carne antes de asarla: retire el exceso de grasa de los costados y del interior de la carne antes de cocinarlos, separe la grasa antes de comerla.
  • Mantenga pequeñas las porciones de carne: corte la carne en trozos y mézclela con verduras en una brocheta. Utilice la carne para resaltar la comida, más que como platillo principal.
  • Ase algo de fruta para el postre (piña, mangos, manzanas, duraznos o plátanos) casi se puede asar cualquier fruta. Rebane la fruta en trozos grandes o píquela en cubitos y colóquela en la brocheta. Generalmente, cocinarla tarda aproximadamente 6 a 8 minutos; asegúrese de voltear la fruta ocasionalmente.
Para encontrar algunas recetas grandiosas para cocinar a la parrilla, pulse aquí .

Cocinar a la Parrilla y la Seguridad de los Alimentos

Definitivamente asar a la parrilla en el exterior es lo más relajante y lo menos formal. Pero todavía necesita ser cuidadoso sobre la seguridad en los alimentos. Lo que sigue a continuación son algunos consejos para alejar a las bacterias de los alimentos y para seguir con la diversión.

  • Limpie su parrilla cada vez que ase en ella: las bacterias pueden desarrollarse en las partículas de los alimentos que se quedan en la parrilla. Aunque la parrilla esté caliente, utilice un cepillo de alambre grueso para retirar cualquier partícula de alimento que haya quedado en la parrilla.
  • Nunca use el mismo plato que utilizó para la carne cruda cuando haya terminado de cocerla: lleve la comida a un plato limpio una vez que se haya cocido, usando un utensilio limpio.
  • Los alimentos para el asado no deben reposar, especialmente las carnes: mantenga la comida fría en el refrigerador o en un congelador hasta que usted esté listo para asarlos en la parrilla.
  • Use una tabla de corte y cuchillo por separado para las carnes y verduras: durante años, expertos no se han puesto de acuerdo sobre lo que es mejor, las tablas de corte de plástico o de madera. De acuerdo con la Food and Drug Administration estadounidense, el plástico es más fácil de limpiar y puede llevarse al lavavajillas. Sin embargo, cualquier tipo que usted elija, es buena idea tener dos: uno para la carne cruda y otro para las verduras.
  • Lave sus manos antes y después de manipular los alimentos: esto puede ayudar a prevenir la contaminación cruzada.
  • Deseche o hierva las marinadas: cuando prepare una marinada, reserve algo para utilizarla después de que se haya cocido la carne. Si marinó carne cruda, hierva la marinada durante al menos un minuto antes de usarla para verterla en la carne sobre la parrilla.
  • Ase la carne hasta que se cueza, pero no hasta que se carbonice: algunos estudios han sugerido que se forman posibles compuestos que causan cáncer (llamados aminas aromáticas heterocíclicas) cuando la carne se carboniza. Quite cualquier área carbonizada antes de que coma la carne asada.
  • Cueza la carne completamente: para asegurar que se eliminen las bacterias en toda la carne, cueza la carne a la correcta temperatura interna. Utilice un termómetro de carne o "de lectura instantánea" para medir la temperatura con exactitud. A continuación se presentan algunas temperaturas meta provenientes de la American Dietetic Association:
    • Productos de carne molida: 160 o hasta su interior deje de tener un color rosa y que el jugo salga con un color claro
    • Bistec: a casi medio cocer: 145
    • Bistec: cocido a un nivel medio: 160
    • Bistec: bien cocido: 170
    • Pescado: 145
    • Los muslos, las pechugas o las alas de la carne de ave: 170 o hasta que su jugo salga con un color claro

Cocinar y la Seguridad del Fuego

Aunque cocinar a la parrilla en el exterior sea muy divertido, puede ser peligroso. No pensar en la seguridad cuando usted asa puede llevar a sufrir serias quemaduras o crear un fuego peligroso. El Departamento de Bomberos de Branford ofrece estos importantes consejos de seguridad para ayudarlo a asar a la parrilla sin peligro:

  • Antes de usar su asador por primera vez en cada temporada, revíselo completamente para asegurarse de que todas las mangueras estén conectados firmemente y que no existan fugas u obstrucciones.
  • Nunca utilice agua para controlar el fuego repentino que contenga grasa en las parrillas de gas.
  • Si usted tiene un cilindro de gas propano:
    • Antes de llenar un cilindro de gas propano, revíselo para detectar abolladuras, agujeros u otros signos de mal estado.
    • No se exceda en el llenado de su cilindro de gas propano.
    • Siempre revise la fecha de caducidad. Nunca use un cilindro de gas propano que tenga más de 10 años de uso.
    • Nunca almacene los cilindros de gas propano en el interior de su hogar o cerca de la parrilla, fuentes de calefacción o flamas encendidas.
  • Revise y asegúrese de que las conexiones estén ajustadas antes de encender el gas.
  • Siempre establezca la parrilla en un área abierta al menos 10 pies de distancia de cualquier casa, cabaña, cerca, árbol u otro material combustible, tales como hojas o cepillos. Tenga cuidado con el viento, ya que puede hacer volar las brasas calientes.
  • Es buena idea tener un extintor de fuego a su alcance.
  • Para prevenir quemaduras, utilice herramientas que controlan la parrilla y/o guantes resistentes al fuego.
  • No utilice ropa holgada y tenga cuidado con los cordones que cuelgan del mandil y los faldones.