Facebook Pixel

Úlceras dolorosas

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Úlceras dolorosas

De vuelta al Oral Health Center

Las úlceras dolorosas recurrentes afectan al 20 por ciento de la población en general. El término médico para estas úlceras es estomatitis aftosa . Las úlceras dolorosas se encuentran de manera frecuente en las partes de la boca que tienen movimiento como la lengua o el interior del borde de los labios y mejillas. Estas comienzan con una inflamación o mancha pequeña en forma de óvalo o un círculo rojizo, la cual, generalmente, brota en un día. Las úlceras abiertas se cubren con una delgada membrana blanca o amarilla y con un borde rojo. Por lo general, sanan en dos semanas. Las aftas dolorosas varían de un octavo de pulgada en los casos leves hasta más de una pulgada en los casos graves. Los aftas dolorosas severas pueden dejar cicatriz.

La fiebre es rara y las úlceras raramente están asociadas con otras enfermedades. Generalmente una persona tendrá uno o dos úlceras dolorosas a la vez. La mayoría de las personas tienen su primer brote de aftas dolorosas entre los 10 y 20 años. Sin embargo, niños pequeños de dos años pueden desarrollar el padecimiento. La frecuencia de la recurrencia de las aftas dolorosas varia considerablemente. Algunas personas tienen solo uno o dos episodios al año, mientras que otras pueden tener una serie continua de aftas dolorosas.

¿Qué causa las úlceras dolorosas?



La causa de las úlceras dolorosas no se ha entendido bien. Es probable que sea más de una causa, incluso para los pacientes individuales. Las aftas dolorosas no parecen ser provocadas por virus o bacteria, aunque una alergia a un tipo de bacteria que se encuentra comúnmente en la boca podría detonarlas en algunas personas. Las úlceras pueden ser una reacción alérgica a ciertos alimentos. Además, hay una investigación que sugiere que las aftas dolorosas pueden ser causadas por sistema inmunológico defectuoso que utiliza las defensas del cuerpo en contra de la enfermedad para atacar y destruir las células normales de la boca o la lengua. Estudios británicos muestran que en, cerca del 20 de los pacientes, las aftas dolorosas se deben en parte a deficiencias de nutrición, especialmente la falta de la vitamina B12, del ácido fólico y del hierro. Sin embargo, estudios parecidos realizados en los Estados Unidos no han confirmado este descubrimiento.

En un pequeño porcentaje de pacientes, las aftas dolorosas ocurren cuando hay problemas gastrointestinales, tales como la incapacidad para digerir ciertas comidas. En estos pacientes, las aftas dolorosas parecen ser parte de un trastorno generalizado del tracto digestivo. Aparentemente, las hormonas sexuales femeninas juegan un papel importante en provocar aftas dolorosas. Muchas mujeres tienen brotes de las úlceras solo durante ciertas fases de sus ciclos menstruales. La mayoría de las mujeres experimentan una mejoría o una remisión de sus aftas dolorosas durante el embarazo. Los investigadores han utilizado la terapia hormonal de manera exitosa en estudios clínicos para tratar a algunas mujeres. Tanto el estrés emocional y una lesión en la boca pueden detonar un brote de aftas dolorosas, pero probablemente, estos factores no causen el trastorno.

¿Quién es susceptible?



Las mujeres son más susceptibles que los hombres a padecer aftas dolorosas recurrentes. Los estudios genéticos demuestran que la susceptibilidad a los brotes recurrentes de las aftas dolorosas es heredada en algunos pacientes. Esto explica de manera parcial el porque a menudo el trastorno es compartido por los miembros de la familia.

¿Cuáles son los tratamientos para las úlceras dolorosas?



La mayoría de los doctores recomiendan a los pacientes que padecen brotes frecuentes de aftas dolorosas que se sometan a pruebas de sangre y alergia para determinar si sus úlceras son causadas por una deficiencia en la nutrición, una alergia o alguna otra causa que se pueda prevenir. Las vitaminas y otros suplementos alimenticios a menudo previenen la recurrencia o reducen la gravedad de las aftas dolorosas en los pacientes que tienen una deficiencia en la nutrición. Los pacientes con alergia a los alimentos pueden reducir la frecuencia de las úlceras dolorosas evitando estos alimentos.

Existen varios tratamientos para reducir el dolor y la duración de las úlceras dolorosas para los pacientes cuyos brotes no pueden ser prevenidos. Estos incluyen numerosas pomadas como la benzocaina, disponible en las farmacias sin receta médica. Se pueden recetar enjuagues bucales anti-inflamatorios de esteroides o gel para los pacientes con úlceras graves. Los enjuagues bucales contienen tetraciclina, un antibiótico que reduce los molestos síntomas de las úlceras dolorosas y aceleran la curación al prevenir las infecciones bacterianas en las úlceras. Estudios clínicos del National Institiute of Dental Research ha demostrado que al enjuagarse la boca con tetraciclina varias veces al día alivia el dolor en 24 horas y promueve una curación completa en 5 o 7 días. Sin embargo, la U.S. Food and Drug Administration advierte que la tetraciclina que se les administra a las mujeres embarazadas y a los niños pequeños puede manchar de manera permanente los dientes de los jóvenes. Ambos tratamientos, la tetraciclina y los esteroides requieren receta médica y la vigilancia de un dentista o de un médicos. Los pacientes con aftas dolorosas recurrentes graves puede necesitar tomar esteroides o algún otro medicamento inmuno-superesor de forma oral. Estos potentes medicamentos puede provocar muchos efectos secundarios indeseables, y deberían ser utilizados bajo la supervisión cercana de un dentista o de un médico.

¿Qué pueden hacer los pacientes?



Si usted padece de úlceras dolorosas, evite las comidas abrasivas como las papas fritas que se pueden pegar en las mejillas o las encías y agravar las úlceras. Tenga cuidado al cepillar sus dientes de no molestar las encías o las mejillas con un golpe del cepillo de dientes. Evite los alimentos ácidos o condimentados. Las úlceras dolorosas no son contagiosas, así que los pacientes no tienen que preocuparse de propagarlas a otras personas.

¿Que investigaciones se están realizando?



Los investigadores están tratando de identificar el mal funcionamiento en el sistema inmunológico de los pacientes que los hace susceptibles a brotes recurrentes de úlceras dolorosas. Analizando la sangre de las personas con o sin úlceras dolorosas, los científicos han encontrados varias diferencias en la función inmunológica entre los dos grupos. Aunque no se conoce todavía si estas diferencias causan las aftas dolorosas. Los investigadores también están desarrollando y probando nuevos medicamentos diseñados para tratar las aftas dolorosas. La mayoría de estos medicamentos alteran la función inmunológica de los pacientes. Aún que algunos de estos medicamentos parecen ser efectivos en el tratamiento de las aftas dolorosas, los datos no son concluyentes todavía. Hasta que estos medicamentos demuestren ser absolutamente seguros y efectos, no estarán disponibles para uso general.

Fuente:

National Institute of Dental Research

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!