Facebook Pixel

Un Estudio Preliminar Sugiere que la Terapia Genica Hace Mas Lenta la Progresion del Alzheimer

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Un Estudio Preliminar Sugiere que la Terapia Génica Hace Más Lenta la Progresión del Alzheimer

El Alzheimer es un trastorno progresivo del cerebro en el cual las células nerviosas en el cerebro resultan dañadas, afectando la memoria, los procesos de razonamiento y el comportamiento. La muerte de las células nerviosas colinérgicas, un tipo específico de célula nerviosa en el cerebro, parece contribuir a la mayor parte del deterioro cognoscitivo. De esta manera, los esfuerzos de la investigación actual se han enfocado en métodos para prevenir la degeneración de las células nerviosas colinérgicas.

Los investigadores han identificado una sustancia llamada factor de crecimiento nervioso (NGF, por sus siglas en inglés), la cual es conocida por prevenir la muerte celular y estimular la función celular. Aunque el NGF no es una sustancia identificada recientemente, los investigadores han luchado durante algún tiempo con la forma de incrementar sus niveles en el cerebro como un medio de prevenir la pérdida celular colinérgica.

Un nuevo estudio publicado en el número en línea del 24 de abril del 2005 de Nature Medicine describe cómo los investigadores buscaron modificar genéticamente las células de personas con Alzheimer de tal forma que éstas pudieran producir NGF dentro del cerebro. Las personas quienes tuvieron las células modificadas genéticamente inyectadas quirúrgicamente en sus cerebros mostraron un incremento en la actividad cerebral y hasta un 51% de reducción en su índice de deterioro cognoscitivo.

Acerca del Estudio

Investigadores de la University of California, en la San Diego School of Medicine tomaron células de la piel de ocho personas diagnosticadas con Alzheimer en fase temprana y las modificaron genéticamente en el laboratorio de tal forma que éstas produjeran el factor de crecimiento nervioso (NGF). Después, los investigadores realizaron cirugía cerebral en cada persona con Alzheimer para implantar cuidadosamente las células productoras del NGF dentro de las áreas dañadas del cerebro. Debido a que las células eran de la propia piel del sujeto, no hubo riesgo del tipo de rechazo observado cuando se trasplantan tejidos y órganos de otros donantes.

Los investigadores evaluaron los cambios en la función cognoscitiva con dos herramientas, la Mini Mental State Examination (MMSE), y el Alzheimer Disease Assessment Scale-Cognitive Subcomponent (ADAS-Cog). A los participantes también se les tomaron ecografías de su cerebro para evaluar los cambios en la actividad cerebral.

Los Resultados

Seis de los ocho participantes terminaron el estudio. En promedio, a los participantes se les dio seguimiento durante 22 meses, durante ese tiempo quienes fueron tratados con células productoras de NGF redujeron de un 36% a un 51% su tasa de deterioro cognoscitivo, dependiendo de la herramienta usada para valorar la función cognoscitiva. Además, las ecografías del cerebro mostraron qué éste hizo un uso mayor de glucosa una vez que se inyectaron las células productoras de NGF, indicando una mayor función cerebral.

Los investigadores también realizaron una autopsia en el tejido cerebral de uno de los participantes que había muerto y encontraron un nuevo crecimiento celular colinérgico cerca del sitio de la inyección del NGF. Este resultado sugiere que la pérdida de las células nerviosas colinérgicas - el sello de la enfermedad de Alzheimer - podría haber sido atenuado con la terapia génica.

Aunque estos resultados son promisorios, existen muchas limitaciones a este estudio. Primero que todo, éste es el primer estudio sobre terapia génica llevado a cabo en seres humanos con Alzheimer y, como tal, éste involucró muy pocos participantes - sólo seis que terminaron el estudio. Tampoco hubo un grupo de control de personas con tratamientos convencionales para el Alzheimer que pudiera ser comparado con los pacientes tratados con la terapia génica. De esta manera, por ambas de estas razones, es difícil determinar si las conclusiones prometedoras de los autores podrían deberse a la casualidad o a otras razones, y no deberse a la terapia génica efectiva.

Otra limitación es que muchas prácticas de recopilación de datos fueron modificadas a medio camino a través del estudio. Por ejemplo, en las cirugías de los primeros dos participantes, las células modificadas fueron inyectadas sólo sobre un lado del cerebro, mientras que a los otros seis participantes se les inyectaron células en ambos lados.

¿En Qué Manera Le Afecta Esto?

Este estudio Fase I es el primer, aunque en pequeña escala, intento de usar la terapia génica en personas con Alzheimer. Aunque los resultados fueron promisorios, se necesita mucha más investigación para probar que esta terapia es segura y efectiva, y los investigadores advierten que es poco probable que esta terapia sola sea una cura para el Alzheimer. Pueden pasar varios años antes de que pueda ser hecha una determinación sobre si la terapia génica será una opción viable de tratamiento para hacer más lenta la progresión del Alzheimer.

No obstante, el estudio es significativo por dos razones. Primera, no existen tratamientos efectivos para esta devastadora enfermedad. Debido a que la terapia con medicamentos ha probado ser sólo mínimamente efectiva, cualquier estrategia terapéutica nueva es bienvenida. Los resultados positivos de este estudio sugieren que la progresión del Alzheimer puede retrasarse.

Segunda, la terapia génica puede ofrecer esperanza para muchas enfermedades crónicas para la cuales no existe una cura efectiva. Este estudio y otros como éste sólo son el principio de un nuevo campo en la medicina que probablemente empezará a rendir frutos en las próximas décadas.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

Alzheimer’s Association
http://www.alz.org

Alzheimer’s Foundation of America
http://www.alzfdn.org

Fuentes:

Tuszynski, MH, Thal L, Pay M, et al. A phase I clinical trial of nerve growth factor gene therapy for Alzheimer disease. Nature Medicine . April 24, 2005.



Último revisado 29 de abril de 2005 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!